martes, 6 de junio de 2017

Dueles (haikus de la pena larga)

Dueles ahora
en que pasan las horas
como cuchillas
escandalosas,
deshojando las rosas
más amarillas.

Y dueles tanto,
arenal hecho llanto
de pena dura.
Sin Dios ni cielo,
empapado pañuelo
de la amargura.

Y dueles, dueles,
con tesón de Luzbeles
arrepentidos
de toda culpa
que destilan la pulpa
de dos latidos.

Larga tristeza
que tizna la corteza
del negro luto
de no tenerte.
Cabe toda la muerte
en un minuto. ©

Del libro Oceanario.
Fotografía: Lilya Cornelli

39 comentarios:

Evan dijo...

Duele la ausencia... pero duele mucho más la presencia y la certeza de nunca serás amada!

...ya ví la respuesta de su gato, cuando tomemos más confianza lo trataré de cheeee.

Saluditos dominicales

Carlos dijo...

Coincido contigo en que ambas cosas duelen, no sé si una más que otra.

En lo que no coincido es en eso de "tener la certeza de que alguien nunca será amado", el amor es un imponderable, un milagro imprevisto, que nos roza el alma cuando menos lo esperamos. El secreto, tal vez, consista en mantenerse alerta.

(ahh, ayer no se lo dije, pero admiro el buen gusto de su mejor amiga)

Evan dijo...

jajajajaja mmmmmm le parece que mi mejor amiga tiene buen gusto?

no se agrande ehhh!!

gotinnha dijo...

Yo diría, Carlos, que eres un maestro en el soneto....éso es sabido. Pero con los Haikúes me emocionas hasta la médula. "...el último era corto como un relámpago,y me dejó en la razón su quemadura..." (Neruda)

besos quemantes.

Carlos dijo...

Srta Evan, no me culpe a mí del elevado juicio estético de su mejor amiga. Lo mío fue un simple argumento de sentido común y yo lo decía porque ella la ha elegido a Ud. como mejor amiga. Esto es incontrastable

Ud. que se pensó???

Carlos dijo...

Tere, que decirte, sabes cuanto valoro tus juicios literarios (y los otros también) por eso tus palabras tienen para mí, doble importancia.

Me alegra y me emociona poder emocionarte.

(no puedo dejarte un beso porque me quedaron los labios chamuscados. Jaja)

Se te quiere "catalana"

Evan dijo...

no puedo parar de reirmeeeeeeee ajajja... sinceramente no pensé nada que usted me haya hecho pensar.

Seguimos con el juego de palabras?

Carlos dijo...

Bueno, aclarada que fue la situación, insisto en la refinada concepción de la belleza, que su mejor amiga, ostenta como una cualidad indubitable.

(con su permiso y el permiso de terceros, les dejo un beso a ambas)

Evan dijo...

Llamé a mi amiga por teléfono especialmente para darle su beso...

No me queda más que aceptar su insistencia a cerca del gusto de mi amiga...

Paso saludando, que tenga un lindo día!

Carlos dijo...

Gracias por pasar y por el saludo. Hoy Buenso Aires nos mata, humedad al cien por cien.

Le agradezco también que haya intermediado mi beso y espero que se haya quedado con el que dejé para Ud.

Un beso nuevo.

Carolina dijo...

El amor siempre duele tanto... si no, no sería amor. SALUDOS!

Carlos dijo...

Hola Caro, (visita desde México, qué alegría)

Bienvenida, y si, el amor duele, pero también nos compensa con alegrías maravillosas.

Ya iré a verte, gracias por pasar

Un beso.

RAFAEL dijo...

Y en una décima de segundo también caben todas las muertes. La muerte cabe en cualquier lado cuando duele tanto.
Sos un poeta magnífico, sin ninguna duda, sin la más mínima, sin la ínfima duda en la que cabe cualquier muerte.
Abrazos, Carlos.

Eduardo Goñi dijo...

Hay mujeres que duelen, prefiero eso a no haberlas conocido.
Flaco, es genial tu forma de decir.
Saludos.

Carlos dijo...

Querido Rafa, que tu, con tu sensibilidad y tu vuelo literario, me cuelgues esa medalla en el pecho, tiene para mí, un inmenso valor.

(en este momento, en que la muerte ha rozado las alas de Máximo, las palabras suelen ser un deshaogo)

Te mando el más grande de los abrazos.

Carlos dijo...

Eduardo, (tanto nos conocemos a pesar de no habernos conocido)

Agradezco tu paso y tus palabras.

El poema por cierto habla de dolores y no de arrepentimientos. También coincidimos en eso. Por allí abajo hay un verso, "Compensaciones" que habla de eso.

Abrazos.

Evan dijo...

sí, me quedé con el que me correspondía...

Ya sé que no tiene ojos grises.

Aquí le dejo un saludito en la ventana, mucho trabajo por aquí, por eos no he venido a saludar.

Un beso

Carlos dijo...

Srta. Evan, me quedo tranquilo, suele ocurrir que a veces los besos se traspapelan.

(se venden lentes de contacto grises???) :)

Besos miopes.

Evan dijo...

jajaja mmmmm no creo que le queden bien... no se ofenda!!

Ahhh le cuento que lo pusimos en nuestros links, quedó muyyy lindo.

saludos sin lentes

viceversa dijo...

caben todas las muertes en un minuto... es absolutamente cierto. terriblemente real.

Carlos dijo...

Niña, igual, en tren de sincerarme con UD. le confieso que los ojos grises, me dan a frío glacial, a lobo de la estepa, a policía de tránsito. :)

Agradezco el gesto de vincularme a sus afectos. En deuda quedo.

Un beso.

Carlos dijo...

Viceversa, bienvenida a mi casa y viceversa. :)

Siempre es grato recibir visitas nuevas.

Gracias por pasar; besos desde mi patria hasta la suya.

Carlos dijo...

...el dolor es imprescindible para crecer. Sabes? creo que lo que dice Beto Cuevas, es muy cierto:

"Sin dolor no te haces felíz"

Saludos hermano, bello texto.

Carlos dijo...

Supongo que si, tocayo, por aquello de que lo que no mata, te fortalece. (que Beto Cuevas, Pipino??? :)

Gracias por pasar y decir.

Un gran abrazo.

Milonga Fina dijo...

Pero ¿dónde están todos los comentarios que creí haber dejado? Juaría haber escrito algo en Amor sin barreras por lo menos.

Te leo y me encanta, aunque no siempre te escriba.

Un abrazo,
MF

Milonga Fina dijo...

Caben todas las muertes en un minuto.

Eso parece últimamente.

Un beso,
MF


PD1: ¿Dónde está "Hambre"?

PD2: Vi que en algunos lugares aparezco como "Anónimo", no sé por qué ya que siempre ingreso como "Milonga Fina" que es mi verdadero nombre (je).

Carlos dijo...

Mi querida Milonguita, qué alegría verte recorriendo las habitaciones de la casa. Tu presencia llena el blog de compases mistongos.

Basta con que me leas.

(en amor sin barreras no vi nada, seguro que viajabas sin boleto. :)

Besos arrabaleros.

Carlos dijo...

MF, no había visto tu segundo mensaje. Si, por cierto han sido días muy dolorosos para uno de los nuestros y como tal nos ha dolido a todos.

"Hambre" lo tengo en carpeta de edición, a pedido suyo, en cualquier momento lo subo.

Aunque vengas de anónima, te delata tu perfume a madreselvas. :)

Un beso inmenso.

Carlos dijo...

Poema por cierto extraño en la hilera carnal de mis sonetos.

Y es extraño fundamentalmente por su estructura, porque combina cierto andamiaje del haiku con la irrupción de un verso decasílabo central. Tenemos así versos de 5-7-10-7-5. (la verdad es que no sé si en la literatura poética esto existe como tal y si tiene definición) Salió así y me gusta. (per que me piacce, como diría aquel chiste del Papa) :)

También, en mi obsesión por la simetría (defecto libriano tal vez?) hay una rima interna constante y deliberada en la mitad del verso decasílabo con el quinto verso que cierra cada estrofa.

Tal vez esto no le importa a nadie, pero el blog es mío y quería decirlo, jeje, no en plan de maestro ciruela por cierto, sino en tren de lograr una mejor comprensión del poema.

Además pasa muy poquita gente por aquí.

Carlos dijo...

Este es un poema del año 2007, y ha corrido agua por cierto desde el puente, parece mentira como se van la vida y los amores y uno sigue viviendo.

Carlos dijo...

Aprovecho y dejo algunos otros comentario:

Sandra

Hola, Carlos.
Apa con este poema: tremendo en su construcción metafórica.
La soledad está poblada de cuchillos. Sí.
Me parecen brillantes "rubio tajo del desconsuelo", "entibiando la pulpa / de dos latidos" y "diluvial aspereza / del hondo luto de no tenerte".
Y esa hpérbole de cierre, chapeau.
En el nivel fónico, los encabalgamientos le dan una gran cadencia al recitado. Muy bueno.

Igual,nada como entibiar la pulpa de dos latidos, creo que es la mejor figura de todo el poema y entra en el top ten de metáforas casellianas (atenti con el gentilicio).

Me parece, a mi modesto entender, que esa metáfora sinestésica (mixtura de tactil con auditiva) es casi una marca registrada tuya. Y no es por dorar la píldora. Siempre pienso que el estilo de escritura construye su identidad en marcas muy propias que hacen identificar un texto del cual aún sin firma sabríamos quién es su autor. Me pasa eso sólo con tres escritores que conocí a través de blogs: con Patricia Nasello a quien el maestro Yanes le publicó siete cuentos esta semana en su blog , con Agustín Martinez Valderrama y sus cuentos surrealistas y en tu obra. Y seguro que habrá muchas metáforas muy buenas. pero esta es un claro ejemplo de estilo propio.

Carlos dijo...

Humberto Dib

Podrá ser una rareza, pero querría yo que hubieras más rarezas de estas en este universo bloguero.
Un abrazo.

ANUSKA dijo...

Bellos tus haikus y duele ,duele la vida a veces nos duele.

Dueles ahora
en que pasan las horas...

Pasa buen domingo,besos

Carlos dijo...

Gracias Ani, en realidad son unos haikus medio raros, por hay por ahí un decasílabo haciendo de las suyas.

Son poemas de otros tiempos, viejos, que trato de corregir y luego los reedito. A veces tengo fiaca de poner material nuevo porque la poesía le importa a muy poca gente, y está bien que sea así, porque para valorarla se requiere de una sensibilidad que la mayoría de las personas ha perdido o en realidad no ha tenido nunca.

Besote.

Rembrandt dijo...

“….Caben todas las muertes
en un minuto”

Así es, a veces duele tanto que desgarra el alma.
Bellos haikus Carlos.

REM

Carlos dijo...

Nadie nos dijo que la cosa iba a ser fácil, la vida es como el boxeo, tres minutos de pelea y uno de descanso.

Me alegra que los haikus te hayan parecido bellos.

Carlos dijo...

Sin duda, el rasgo más distintivo de un haiku es su forma: los haikus se escriben en tres versos sin rima, de 5, 7 y 5 sílabas, respectivamente. Esta métrica es flexible: nada nos impide escribir haikus que tengan un número de sílabas ligeramente distinto, que no por ello dejarán de ser haikus.

De hecho, en japonés, los haikus no se escriben en 17 sílabas, sino en 17 moras. La mora es una unidad ligeramente más breve que la sílaba (17 moras equivaldrían a unas 14 o 15 sílabas). Esto nos da plena licencia para escribir haikus con alguna sílaba menos de las 17 habituales.

Según la tradición, todo haiku ha de incluir un kigo. El kigo es una palabra o expresión que indica la época del año a la que se refiere un poema. Pero esto no es tan estricto en la actualidad.

Por lo general, los haikus muestran escenas de la naturaleza (animales, plantas, paisajes, fenómenos meteorológicos) o de la vida cotidiana, en los pueblos, en las ciudades y en los caminos. En un haiku, el "yo" queda al margen: el poeta no nos habla tanto de lo que le sucede a él como de lo que sucede enfrente de él. Se convierte así en un mero observador de la realidad que le rodea. En un haiku, el poeta puede referirse a sí mismo o expresar una inquietud, pero, si lo hace, lo supeditará a la escena mostrada.

Como en todos los géneros literarios, la frontera que delimita el haiku no es una línea nítida: siempre habrá una tierra de nadie habitada por textos que para algunos todavía serán haikus mientras que para otros ya habrán dejado de serlo.

Taller de escritores.

Carlos dijo...

“Un haiku es un dedo que apunta a la luna, pero si el dedo está ensortijado, el lector se fijará en el dedo, y no en la luna”.


Carlos dijo...

Los míos por cierto (y pido disculpas por ello), son muy Casellas.

Casellas dice
que lleva en la mirada
pura poesía.