martes, 27 de febrero de 2007

Jorgito W



El caw boy más cobarde del oeste,
anegado en alcohol de baja estofa,
en medio de los muertos, filosofa:
—El que quiera celeste que le cueste.
Más malo que la peste de la peste,
con destino de sal y de alcachofa,
se burla de los otros y apostrofa.
Ojalá que el poder se le indigeste.
Le van grandes las pilchas de vaquero,
las botas, el sombrero
y el cargo de alguacil de la ciudad;
cuando cese por fin el aguacero,
nuevos aires de un viento justiciero
soplará por las calles de Bagdad.

sábado, 17 de febrero de 2007

Tributo



Joaquín de gota de llanto,
de la pena redimida,
flor y cieno;
Del amor y el desencanto,
de la sal en las heridas
del veneno.

Del orgásmico alarido
en el nudo de dos brazos
y dos miedos;
Bacanal de los sentidos,
que maquilla el arañazo
de los dedos.

De la lluvia en la ventana,
como puntas de alfileres
en la herida;
De la lucha cotidiana
en un cerco de mujeres
homicidas.

Del olvido que te nombra
con el nombre del olvido,
sin rodeos;
De la llaga y de la sombra
que amenaza los latidos
del deseo.

De la boca pesarosa,
del amor sin entusiasmo,
que conspira;
De la muerte de la rosa,
del gemido de un orgasmo
de mentira.

De la mueca del destino,
de las manos traicioneras
en la espalda;
De los dedos clandestinos
sobre un mar de cremalleras
y de faldas.

De la pena interminable,
del amor en viejas fotos
desteñidas;
De los besos como sables,
en los labios de los rotos
por la vida.

viernes, 9 de febrero de 2007

Cerrado por vacaciones


jueves, 8 de febrero de 2007

Tango español


En la esquina del amor y los claveles,
donde espera el compadrito por la mina,
en la voz aguardentosa de Sabina
se oye un tango de carlitos y gardeles.
Con la pinta de un león de la Cibeles,
traje a rayas, con el pelo a la gomina,  
el garabo más tanguero de Argentina                    por la piba sevillana se conduele.
Con el nudo de sus manos la encarcela
y la dama de los ojos españoles
en sus brazos se deshace como nieve;
melodía de un amor que desconsuela
con sus penas y bemoles,
en un tango de hacha y tiza que conmueve.

Chan Chan.

Del libro Llevarás en la piel.

lunes, 5 de febrero de 2007

Rosa morena



“Médicos sin Fronteras anunció haber localizado
a más de 500 inmigrantes subsaharianos, abandonados
a su suerte en el desierto de Marruecos, después de
haber sido expulsados de Ceuta y Melilla".
(Tal vez haya una niña...)

Una rosa de pétalos morenos
bajo el sol del desierto se calcina,
rota espina
en un negro crepúsculo de cieno;
Herida sin cerrar, carnal veneno
de pus y sal marina,
tristeza de cristal en la retina,
dios obsceno.
Agonía de luz, callada pena,
sin un trozo de pan para la cena,
violada mariposa;
Locura sin final, vergüenza ajena,
sed morena,
condenada a la muerte de la rosa.