jueves, 20 de mayo de 2010

Noir

Encendió un cigarrillo
y apagó la cerilla con el dedo,
pensó en ella otra vez y tuvo miedo
de morir a traición en un pasillo.
Palpó el arma en el hueco del bolsillo
(su razón y su credo),
y la muerte con ánimo de enredo
lo siguió como un perro lazarillo.
—Demasiado dolor, pensó un momento,
y un reguero de balas en el viento
quebró la incertidumbre de aquel día.
Tal vez fuera la lluvia o la tristeza,
acaso la certeza
de saber que esa noche moriría.


Del libro Llevarás en la piel.
Dibujo: Raúl Allen.

viernes, 7 de mayo de 2010

Literatura al paso





Los dibujos son del pintor y arquitecto uruguayo
César Rodríguez Musmanno, para la ilustración del libro
“Bares en lluvia”.

En un bar de agitado movimiento,
la pena inapetente del poeta,
escribe del dolor, hora completa,
con tinta de su aliento;
detrás de la ventana, la silueta
de una niña ligera como el viento
se cruza ante sus ojos y al momento,
"pasó el amor", anota en su libreta.
Con el alma en unción de desvarío
apunta sobre el margen de la hoja:
"la lluvia nos aleja y hace frío
y un otoño de besos se deshoja,
la lágrima de llanto que nos moja,
parece un escarmiento de rocío"


Este soneto integra el libro Llevarás en la piel.