sábado, 7 de abril de 2012

Mi gato con guantes



Mi gato con guantes no caza ratones,
pero caza estrellas en la lejanía,
comparte su casa con cuatro gorriones
de melancolía;
se sube al saliente de antiguos balcones
con una elegancia de cancillería,
dice que desciende de insignes dragones
del sur de Etiopía;
por eso me gusta mi gato con guantes
con su deslumbrante presencia gatuna,
su fino bigote, sus ojos brillantes,
su dicha constante de buena fortuna.
Frente al malevaje de gatos ramplones,
que importa si entonces no caza ratones.

Incluido en el libro Llevarás en la piel.