lunes, 25 de junio de 2012

Sino

















Lettizia a la siesta / Fabián Pérez.

Me exilias al olvido
con empeño de rabia fatigosa
y te muerdes los labios con encono
por acallar el eco de mi nombre;
oscura de silencios y nostalgias,
te vuelcas en un llanto de cenizas
y te quitas la piel como un vestido
que lleva cada marca de mis dedos.
Perjuras que soy nadie,
mientras fugas en medio de la lluvia,
lo más lejos posible de mi boca,
como quien huye en vano del recuerdo,
porque sabes que estoy adentro tuyo,
lo mismo que un latido de tu sangre.

Del libro Oceanario.

20 comentarios:

Carlos dijo...

"Porque sabes que estoy adentro tuyo"

tita dijo...

Buenos dias,maravilloso poema,mas tarde estoy por aqui.
Un beso

Carlos dijo...

Buenos días Ana, espérote. :)

Kisses.

tita dijo...

Este poema,me parece maravilloso,es de esos que te llegan realmente cuando los lees,sientes que eres protagonista de ese olvido.
De cualquier manera éstas cuestiones del olvido son muy subjetivas cada uno las vive a su manera y a veces es muy dificil,como dice tu poema
no puedes huir del destino.
Yo ahora amigo estoy en mi epoca pasota,solo desearia ver campos de amapolas azules.
Que me encanto el poema y esa bella imagen,que me lo quedo.
TQM un beso.

Carlos dijo...

Ana, a mí también me gusta mucho este soneto, ya tiene su tiempito de haber sido escrito y ha sufrido (como no podía ser de otra manera) varias modificaciones. :)

Arrancó como un boceto de verso libre y luego lo fui transformando en un soneto de rima blanca.

Y si, el olvido es difícil y personal, y lo que el soneto expresa es que hay amores de los que no puedes escapar. Son tu sino.

Para poder ver un campo de amapolas azules, sólo tiene que cerrar los ojos. :)

La imagen es bellísima, te recomiendo entrar a la Página de Fabián Pérez.

(envíame por correo toda la data posible acerca de tu dirección para que me ponga en campaña de enviarte los libros)

Un besote.

Darío dijo...

Imposible borrar ciertas marcas, seguro. Una hermosura.

Carlos dijo...

Así es Darío, algunos amores dejan cicatrices que se llevan tatuadas en el alma.

Gracias por tu elogio.

Mayte dijo...

De nada vale la distancia física, cuando la huella traspasa el Alma.

Bellísimo!

Besos.

Carlos dijo...

Así es Mayte, hay fugas que te llevan a ninguna parte, como quien huye en vano de su sombra.

(bellísima)

Un beso.

Darío dijo...

Vengo a agradecerte sinceramente tu comentario en mi blog. ES tema largo, un tema para una discusión sensata y distendida.
Pero en este caso acepto que quizá lo que decís pueda aplicarse en muchos casos. Es más, he probado con alguna palabra que me tiraste y es probable que si, que suene mejor.
A mi me gusta la poesía libre, pero no dejo de admitir que el ritmo es imprescindible y ciertas rimas (sobre todo internas) hacen honor al poema.
Pero no es tan simple, lo que escribo en el blog suele ser algo visceral, que pasa por filtros mínimos. Simplemente compruebo si suena bien a mi oído y ya.
Pero nada, agradezco tu comentario, porque no dudo de que tenga buenas intenciones. Un abrazo.

van dijo...

Mederritioestesoneto! Mi tic tac galopa fuerte.

Hay amores que no nos dejan, por más esfuerzo que hagamos en olvidar, siguen habitando dentro nuestro.

Te mando un besito inmenso!

Carlos dijo...

Por nada, Darío, en realidad lo que hice contigo lo hago muy pocas veces, porque te suelen tomar por "maestro ciruela", y generalmente la gente hace oídos sordos a lo que uno plantea. Yo tuve la suerte de participar en dos foros literarios y he aprendido muchísimo gracias a dos personas, especialmente, que no me perdonaban siquiera ni una coma de más, y hoy, gracias a ellas, se puede decir que escribo infinitamente mejor que antes. (dicho esto con toda humildad, porque yo ni siquiera me reconozco poeta, soy un simple hilvanador de palabras.

Como vos decís, esto da para mucho y excede el marco de un blog. :)

Un abrazo.

Carlos dijo...

Así es Evangelina, sono como una segunda piel, que cuando te la quitás, el alma se queda desnuda.

Un besote a tu reloj-corazón. :)

violeta dijo...

Imposible e inútil el intento de borrar ciertos amores. Los que se clavan. Los que llevamos por dentro todavía.
Precioso poema. Llega hondo. lástima.
ç
Un beso poeta

Carlos dijo...

Violeta, hay amores que se incrustan en el alma. Que viven en uno, que son parte de nuestro bagaje de vida.

Como el de mi poema.

Un besote.

María Bote dijo...

Excelente, precioso poema, amigo. Es un gozo auténtico venir aquí y leerte. Nuca salgo defraudada, todo lo contrario.

Felicidades y besos. María

Carlos dijo...

Hola María, muchas gracias, me gusta que pases por casa y que mis poemas no te defrauden.

Un beso grande.

Francisca Quintana Vega dijo...

Veo que mis amigas Antonia y María disfrutan, al igual que yo, con la estupenda poesía que puede leerse aquí.Me alegra haberlas avisado en su día de la existencia del blog. Son dos buenas poetisas que saben valorar la poesía de calidad.
En esta ocasión, el poema plasma muy bien la lucha interior de una mujer enamorada, por olvidar...vista desde la perspectiva del amado, de un hombre que la conoce "demasiado bien" los sentimientos de la mujer.
Me quedo con "y te quitas la piel como un vestido, que lleva cada marca de mis dedos...".
Mi cordial saludo

Carlos dijo...

Francisca, debo decir que ha hecho una lectura casi quirúrgica de mi soneto, expresando con claridad meridiana,todo lo que el poeta (ese amado) ha querido decir acerca de la mujer a "la que conoce muy bien".

Sus amigas pasan de tanto en tanto, leen, comentan y por cierto a mí también me alegra que usted les haya hablado de mí. :)

Un afectuoso saludo.

Carlos dijo...

Qué desilusión las que pasan al alba a poner una queja. :(