viernes, 27 de julio de 2012

Taitantos

Se descubre feliz en el espejo
con un guiño festivo de ternura,
la carne sigue dura  
y vive dando clases de manejo.
Mejor el vino añejo
y los años vividos con hondura,
se palpa con vanidosa la cintura
y frunce divertida el entrecejo.
La guerra del amor pasa factura,
pero sigue de pie frente al Consejo 
de la Magistratura;
ni armisticio, ni paso de cangrejo,  
ni retiro de monja de clausura.
¡Es tiempo todavía de festejo!

Del libro De diluvios y andenes.
Pintura: Fernando Botero.

jueves, 19 de julio de 2012

Negro

















El Mendieta / Daniel Paz

Inodoro, la Eulogia y el Mendieta:
Que lo parió” –con el dolor más triste
se preguntan los tres–,“¿por qué te fuiste?”
cerrando el ventanal de la historieta.
Mientras Boggie desarma la escopeta
y apaga el cigarrillo que le diste,
la luna de crayón en que partiste
enluta los rincones del planeta.
A punta de grafito
fugaste sin querer al infinito,
en busca de un confín domiciliario;
bucanero de tinta al abordaje,
que el cielo que te guarde en hospedaje
tenga acaso la forma de Rosario.

Del libro De diluvios y andenes.
Incluido en la Revista El Tangauta.

martes, 17 de julio de 2012

Shakespeare (el vate lunfa)

Shakespeare recita por dos mangos
sonetos de papusas engañadas
y en lungas madrugadas
evoca el historial de algunos tangos;
con los pibes del rioba más guarangos
persigue damiselas descarriadas,
Julietas trasnochadas
le lustran el charol de los tamangos.
A falta de Malenas y de musas
(excusas
de poeta mal habido),
recuerda cierta mina de hace mucho,
manga un pucho
y escribe el tango reo del olvido.

Del libro De Lunfa somos.

lunes, 9 de julio de 2012

Somalía

















Me duele Somalía como un tajo
de sal en el cenit de las heridas,
sin ángeles ni estrellas bendecidas,
jirón de piel y andrajo; 
me duele ver la vida boca abajo,  
al filo de rencores homicidas,  
el hambre de las bocas consumidas,
los sueños arrancados a descuajo.
Y la muerte de un niño, cien, quinientos,
harapos a los vientos
en cruenta procesión de letanía...
Mientras sigan los viles en la rueda
jugando con la suerte a la moneda,
yo también soy un muerto en Somalía.

Del libro Oceanario.

jueves, 5 de julio de 2012

Galiparlantes

















          Baudelaire y Rimbaud eran dos gatos   
al filo de las noches parisinas, 
confundiendo luceros con espinas  
y espejismos de amor con arrebatos;   
con esmalte de tinta en los zapatos
y aroma de glicinas,
rondaban el umbral de las vecinas
con ardides de versos literatos.
Baudelaire y Rimbaud, galiparlantes,
de escarpines y guantes,
en un ruedo de rimas insensatas, 
bajo un cielo carmín de luna llena,
parientes consanguíneos de la pena,   
con destino de amor, pero sin gatas.

Del libro De diluvios y andenes.

domingo, 1 de julio de 2012

Como lobos






















Amantes en rojo / Nicoletta Tomas Caravia

Amar con el aliento estremecido
hasta quedar exánimes de besos,
sujetos a la boca autoritaria
y al voraz estallido,
con un pulso de sangre sostenido
al borde de los huesos,
enfrentando la muerte temporaria
del último latido,
agónicos los dos, pero tan vivos
y tan adolescentes,
desde el hambre, piadosos y abusivos,
y vándalos y altivos y oponentes,
librados al antojo de los dientes,
como lobos cautivos.

Del libro De diluvios y andenes.