viernes, 31 de agosto de 2012

Ardimientos






















Pintura: Nicoletta

Arder ante el asombro de unos ojos
que nos miran arder, hoguera y lumbre,
evangelio de terca certidumbre
y de estiletes rojos;
arder, arder como rastrojos
de encantada delicia y de deslumbre,
en pos de las alturas y la cumbre,
igual que dos manojos  
de fuego bautismal frente al abismo 
y ser el fuego mismo  
que en sabia florecida se derrama;
urgencia varonil de sed extrema,
delirio que nos quema,
hasta volvernos parte de la llama.

Del libro Oceanario.

lunes, 27 de agosto de 2012

Taura















Pintura / Sigfrido.

Gardel se despereza de aburrido
y de tanto soñar a la bartola
pone un disco de jazz en la vitrola,
de ritmo sostenido;
cuatro tauras con nombre y apellido,
devotos de Ferrer y de Piazzola,
le baten la canción canyengue y sola
del tango del olvido.
Ordena la catrera del cotorro,
de fiaca frunce el morro
y saca el impermeable del ropero;
afuera llueve mucho y en la pena
de no verse en los ojos de Malena,
decide atravesar el aguacero.

Del libro De diluvios y andenes.

martes, 21 de agosto de 2012

Artistas con Haití -Antología solidaria-










Portada del libro

Niño de la luna

“No debe andar el mundo con el amor descalzo” (A. Tejada Gómez)

Con énfasis de ovillo
se tiende en el portal de alguna esquina
y vano de esperanzas se amotina
con la marca del hambre en el orillo,
en el hueco raído del bolsillo
le sangra el universo de una espina
y el miedo que lo inclina
lo sigue como un perro lazarillo;
sin canciones de cuna,
la noche es un escándalo de frío
y el alba una tristeza inoportuna;
ese niño también es algo mío
y no hay lumbre de luna
que vele su abandono de rocío.