domingo, 27 de enero de 2013

Ella suele dormir

Ella suela dormir acurrucada
sobre el costado izquierdo, previamente
retira las heridas de su frente
y se quita el dolor de la mirada;
él le muerde los labios como nada,
con un gesto de amor adolescente,
la ciñe entre sus brazos, firmemente,
a fuerza de porfía delicada;
le cuenta de pasadas maravillas,
la roza con los pies y las rodillas
y le miente promesas al oído;
ella cierra su boca con un beso,
se pone por debajo de su peso
y piensa, sin querer, en su marido. 

Del libro De diluvios y andenes.
Dibujo: m

20 comentarios:

Carlos dijo...

Dejo un soneto que ya he posteado otras veces (como siempre que reitero la publicación de alguno de ellos, contiene alguna modificación respecto al anterior, gajes de mi obsesión libriana por obtener el poema perfecto) :)

Además quería repetir este dibujo que me gusta mucho (y a Nota también) y que tuve que retirar antes debido a que acompañaba al fallido soneto "Una mujer se duerme lejos mío", teniendo en cuenta el error gramatical de aquel verso. (lejos mío / lejos de mí)

Dicho esto me despido hasta más ver y sigo mirando la final de tenis de Australia.

Besos y abrazos según correspnda.

Carlos (despierto desde las 5 y media de la matina)

Carlos dijo...

Con tu permiso, Tania, transcribo un viejo comentario tuyo acerca de este soneto.

Tania dijo:

"Es un poema maravilloso. La narración de un episodio, una escena entre dos personas, en que logras en catorce versos lo que muchos necesitan un libro entero para relatar. Es como una fotografía y sin embargo sabemos como es el resto del paisaje, el que no aparece en la foto. Sensacional. Ni tengo palabras. El cierre sorpresivo me deslumbró. Tú me deslumbras, mi Poeta. Dime dónde se puede adquirir tu libro pues quiero tenerlo en mi biblioteca y sentirme vanidosa al mirarlo, y pensar que su autor es mi compañero.

Te abrazo con admiración y afecto. Y te beso y te despeino en un gesto de ternura".

unanotadiscordante dijo...

Buen día dominguero, Carliños:
El poema es precioso, no menos que otros, y estoy completamente de acuerdo con Tania, que resumen una historia entera, con la delicadeza que te define. Gracias, por haberte acordado de mí y poner de nuevo el dibujo. puedo compartirlo y ponerlo en mi jardin? solo lo llevo si me das tu permiso.

1 12 bikiño...

Carlos dijo...

Buenos días Nota, me alegra mucho ver que sigues allí, leyéndome.

Este soneto es una de las "primeras historias" que me animé a contar con envoltorio de poesía por eso la aprecio mucho. :)

El dibujo puedes ponerlo en tu jardín, aunque por cierto no debiera ser yo quien lo autorice, sino su autor / autora, pero supongo que no se opondrá, igualmente no lo sabremos nunca, no sabremos si sigue pintando o no, si la ha rozado el amor o no, si es feliz o no. Pon eso sí, las iniciales de sus apellidos.

Un beso grande.

tita dijo...

Siempre me parecio fantastico este soneto y desde luego Tania lo describe mejor que nadie yo tampoco tengo palabras y siempre me deslunbras como a ella ,que tambien la admiro como a ti.
Me encanta que dejes ese dibujo otra vez es bellisimo.
Un beso muy grande de domingo,te veo mas tarde.

Sandra Montelpare dijo...

Buenos mediodías, Carlos.
Una polaroid de un momento. Muy táctil en sus imágenes: el roce de los pies, el dormir acurrucado, el ponerse debajo de su peso, muy lograda la descripción. La puntuación (no hay un punto y eso se nota en la lectura en voz alta que, confieso se mezcló un poco con el gruyere untable de la previa al almuerzo, no es muy lírico eso, lo admito, es una profanación innecesaria y te lo cuento de puro caradura) le da un ritmo particular.
Me llevo el "retira las heridas de su frente".
Saludos van.

Carlos dijo...

Hola Ana, este soneto lo dejé en una página literaria que compartíamos entre otras personas con Tania y Rafaela, dos excelentes poetas, de ellas y con ellas aprendí muchísimo y el comentario que dejé fue el que Tania realizó en aquella oportunidad. Es una historia triste por cierto, lo que a mi me gusta es que no parece serlo, por el contrario, parece ser una historia de amor muy especial, hasta que sobreviene ese final, que de alguna manera subvierte el contenido del poema.

Si Dios quiere nos vemos a la tarde.

El dibujo, si, es bellísimo.

Beso para tí.

Carlos dijo...

Sandra, el que come y no convida tiene un sapo en la barriga (eso y además es un egoista de la gran siete) :)

Debe ser muy difícil recitar en voz alta con la boca llena de queso gruyere. jejeje.

Gracias profe por la atenta lectura, como siempre, te cuento que el único punto en esta historia es el dorima.

Besos en la frente (retiradores de heridas)

Carlos dijo...

Vuelvo a dejar la canción que Nick (Nicolás Parente) hizo sobre estas letras, vale la pena escucharla.

Allí podrán ver la pequeñas correcciones a las que me refería en mi comentario inicial.

María Bote dijo...

Comparto contigo la obsesión pòr obtener el poema perfecto, amigo Carlos. Yo también pulo y repulo constantemente poemas antiguos. Siempre recuerdo lo que decía F. G. Lorca: yo soy poeta por la gracia de Dios y, porque trabajo, trabajo y trabajo.

Tu soneto, como siempre, maravilloso.

Besos. María

guillermo elt dijo...

Qué bonito, Carlos. Delicado como todos tus poemas.

Sensación de soledad y falta de cariño que se busca bajo pesos ajenos.

Un Abrazo.

tita dijo...

Carlos amigo,que,fantastico tu recitado de hoy,se ve que venias con ganas,el colofon fue una maravilla,ese EMPEÑO que sono como los angeles,te felicito.
Y gracias por dejar esa canción tan preciosa de ELLA,siempre es bonito volver a escucharla.
Buenas noches,que mañana te sea leve el dia.
Un beso.

Carlos dijo...

Hola María, si, yo soy bastante obsesivo con el asunto de la redacción de mis poemas, en cierto modo la literatura para mí es una suerte de rompecabezas donde sólo cabe una sola palabra y siempre ando en busca de ella. :)

Me alegra que mi soneto te haya parecido maravilloso.

Un beso.

Carlos dijo...

Gracias Guille, que alegría verte pasar por casa, todo un tema este del "engaño", donde siempre la culpa anda rondando al engañador.

Me gusta el adjetivo de delicadeza que le atribuyes a mis poemas.

Un abrazón.

Carlos dijo...

Hola Ana, qué bueno que pudiste escucharlo, se me notaba la voz relajada, pasa que todavía ando con el alma veraniega. :)

No sé si lo hago bien o mal (una cosa es escribir y otra muy distinta recitar) pero a mi me gusta mucho poder decir mis sonetos desde mi propia voz. Así que valoro tu opinión.

La música que Nick le puso a mi poema es hermosa y suena muy bien cantada por él.

Ahora si puedo intentaré bajar el recitado de mis sonetos.

Y mañana de vuelta al yugo. :)

Un beso muy grande.

Carlos dijo...

Ahí dejo también el audio del recitado de hoy en el programa de Ana, Calidoscopio.

Besos para quien lo escuche y para quien no lo escuche, también. :)

Sandra Montelpare dijo...

Qué bueno escuchar el audio con la versión anterior. Y sí, ahora está pulidísimo.
Es que ahora me acabo de dar cuenta del enlace de la columna derecha. En general, suelo concentrarme en la entrada y no presto atención a todo lo accesorio de los blogs. Perdónnn.
Y claro que siempre hay tiempo para corregir, pulir, perfeccionar la forma. Me pasa con algunos cuentos viejos (algunos terminan en la papelera) y con los haikus (que son pura y exclusivamente míos).
En el 8vo mandale una s que lo vi ahora mientras escuchaba. Y no tenía la boca llena, gustito a queso y miguitas, sí.
Que tengas una buena semana.

Carlos dijo...

Hola Sandra, te cuento que hubo una época en que Nick le gustaba mucho ponerle música a los sonetos que leía en mi blog, hubieron varios, después, un dia, como muchos otros en este mundo virtual, Nick reportó paradero incierto. Una pena. Cosas que pasan reiteradamente pero uno no se acostumbra.

Durante mucho tiempo, en la redacción de mis poemas, yo, sin saber que era un error, solía rimar palabras en singular con palabras en plural, por ejemplo, en el caso de la versión anterior, previamente con dientes. Cuando me lo hicieron ver, tuve que modificar mucho de mis poemas y ahora me cuida mucho de no incurrir en ello. De allí esta nueva versión.

En el caso que mencionas y si te sigo correctamente en lo que me decís la porfía es una sola, por eso es delicada. (suponiendo que te refieres al octavo verso)

Fijate inclusive que en la versión vieja, "ternuras delicadas" tien un mayor peso poético, pero las reglas son siempre tiranas. (como las mujeres) jajaja.

Beso grande y buena semana también para tí.

Sandra Montelpare dijo...

7mo. su brazos perdón: no me gusta andar corrigiendo en público pero no te voy a mandar un mail por una s.

Carlos dijo...

Profe, viniendo de ud. todas las correcciones son bienvenidas. :)