jueves, 13 de junio de 2013

Dueles





























Lilya Corneli

Dueles ahora, en que pasan la horas
como cuchillas escandalosas,
cercenando las rosas
más amarillas;
y dueles tanto, tormentoso quebranto
del rubio tajo del desconsuelo,
desabrido pomelo,
gajo por gajo;
y dueles, dueles, con rencor de luzbeles
arrepentidos de toda culpa,
entibiando la pulpa
de dos latidos;
verde tristeza, diluvial aspereza
del hondo luto de no tenerte,
caben todas la muertes
en un minuto.

Del libro Llevarás en la piel.

13 comentarios:

Carlos dijo...

Dejo un poema viejo, muy viejo, que no es un soneto, casi casi, una rareza literaria para mi blog. :)

tita dijo...

Que bonito es recordar estos poemas o sonetos de hace tiempo,siempre encuentras en ellos algo que se te escapo la primera vez,pero tampoco es tanto tiempo,por que lo dejaste en marzo del 2012,claro que desde esa fecha tu tienes muchisimos sonetos escritos por eso te parecerá tan viejo.

Duelen,y claro que duelen a veces las horas,triste realidad.

Te escribí un amail hace unos minutos.

Besos


Carlos dijo...

Gracias Ana, decí que me da pereza, pero creo que debe haber por allí una tercera publicación de este verso, con una fecha muy anterior. Antes inclusive, la disposición interna de los versos era muy distinta a esta versión que dejé ahora.

Y si, hay recuerdo que duelen.

Un beso grande. (respondí tu correo)

cipselas dijo...

Hola, Carlos.
Apa con este poema: tremendo en su construcción metafórica.
La soledad está poblada de cuchillos. Sí.
Me parecen brillantes "rubio tajo del desconsuelo", "entibiando la pulpa / de dos latidos" y "diluvial aspereza / del hondo luto de no tenerte".
Y esa hpérbole de cierre, chapeau.
En el nivel fónico, los encabalgamientos le dan una gran cadencia al recitado. Muy bueno.

Igual,nada como entibiar la pulpa de dos latidos, creo que es la mejor figura de todo el poema y entra en el top ten de metáforas casellianas (atenti con el gentilicio).

Como siempre llego tarde a la hora de la verdad, no lo conocía así que gracias por subirlo nuevamente.
(La s en el penúltimo)

Beso
San Montelpare



Carlos dijo...

Hola San, como te decía, es un poema viejo, que tenía antes una estructura diferente en cuanto a la extensión y disposición de los versos.

Dueles ahora
en que pasan las horas
como cuchillas
escandalosas
cercenando las rosas
más amarillas.

A mí lo que me gusta es la fusión de rimas internas, lo que lo hace muy sonoro.

Top ten, no será mucho?? :)

Nunca llegas tarde.

Besos sin demora.

cipselas dijo...

Se me pasó saludarte en el día del escritor. Por eso volví.
Y bueno, para gustos los colores, dice el dicho. Me parece, a mi modesto entender, que esa metáfora sinestésica (mixtura de tactil con auditiva) es casi una marca registrada tuya. Y no es por dorar la píldora. Siempre pienso que el estilo de escritura construye su identidad en marcas muy propias que hacen identificar un texto del cual aún sin firma sabríamos quién es su autor. Me pasa eso sólo con tres escritores que conocí a través de blogs: con Patricia Nasello a quien el maestro Yanes le publicó siete cuentos esta semana en su blog , con Agustín Martinez Valderrama y sus cuentos surrealistas y en tu obra. Y seguro que habrá muchas metáforas muy buenas. pero esta es un claro ejemplo de estilo propio. Si es muy problemático se la bajoo del top ten. Diga usted , Casellas.

Carlos dijo...

No tenía ni idea de que era el día del escritor, me enteré esta mañana por un mensajes que me dejaron en FB, y que era el día del nacimiento de Lugones. (un día escribí respecto del suicidio de Lugones, allá en una isla del Tigre, "Lugones va en barco hacia la muerte...")

Por supuesto que respeto tu postura y bien sabemos que la escritura es un espacio altamente subjetivo, además me halaga tu elección. Lo que creo que es cierto es eso que dices que lo táctil-auditivo, es un rasgo predominante en mi poesía, yo trato de escribir desde mis "sensaciones" más íntimas. Puede que eso defina el estilo al que haces referencia. Varias personas me han dicho que mis sonetos son muy identificables.

Bueno, dejemos entonces mi metáfora en el lugar que le asignó, MontelMare.

Saludos también para vos en tu día, porque en definitiva todos somos escritores.

Beso,

San dijo...

Una rareza deliciosa.
Un abrazo Carlos.

Carlos dijo...

Muchas gracias.

Un abrazo, San.

Francisca Quintana Vega dijo...

"Caben todas las muertes en un minuto"....es magistral la expresión en la que consigues expresar el dolor casi insoportable de la ausencia del ser amado. Aunque no sea un soneto, es bueno, dice cosas y de forma bella. Mi cordial saludo.

Humberto Dib dijo...

Podrá ser una rareza, pero querría yo que hubieras más rarezas de estas en este universo bloguero.
Un abrazo.
HD

Carlos dijo...

Hola Francisca, hay distintas formas de morirse, la ausencia y la nostalgia son algunas de ellas.

A falta de sonetos... :)

Un beso grande.

Carlos dijo...

Hola Humberto, siempre es un gusto verte pasar por casa, me alegra que el poema te haya gustado.

Me refería a que era una rareza, porque el 99 % de los poemas que compongo lo hago bajo la forma de sonetos.

Un gran abrazo.