miércoles, 29 de enero de 2014

Nada






















Antoine Josse

Nada retuve de ti, ni la rosa ni el viento,
nada, ni el mar salitral acunando gaviotas,
vano espejismo de luz que te quiso en silencio
desde la piel visceral y el añil de las sombras;
nada que pinte de azul el rosal del invierno,
nada que pueda probar que te tuve en la boca,
gesto de rabia infantil con los ojos abiertos, 
terco responso de sed y de noches lluviosas;
nada, ni estela de sal ni de lágrimas rotas,
nada, ni llanto de miel escarchando pañuelos
ni la vigilia ritual de quitarnos la ropa,
nada, ni guerra civil, ni arenal de recuerdos,
luna nupcial de papel que en tu voz se deshoja...
Nada, ni verte partir, ni esperarte despierto.

Del libro Oceanario.

lunes, 13 de enero de 2014

El quía se toma el buque