miércoles, 27 de agosto de 2014

Puntualidad































Tarzán compró un reloj de marca Omega,
bañado en oro y plata,
que le trajo de Francia una azafata
que vive en un suburbio de Noruega.
Desconoce la hora en la que llega,
y de eso se trata,
de calcular la diurna caminata
y el tiempo de la siesta veraniega.
Así, de liana en liana, rutinario,
ajusta mes a mes el calendario
con preciso rigor de carcelero;
Jane, ritual y obediente,
lo espera cada noche, puntualmente,
vestida nada más con un sombrero.

Del libro Oceanario.

viernes, 15 de agosto de 2014

Gomías

 Casellas x Fernando Komel

Ya sea en el lunfardo del porteño
o en su chamuyo de hispanoparlante,
el quía en desafío frunce el ceño
y va para adelante.
Juna el mundo con lente de ser dueño
de alguna antología exuberante
y es que el tipo a pesar de ser pequeño
mira en torno con ojos de gigante.
Con troesmas de todas las alturas
y sus muchas lecturas,
farolea el cache que lo acredita,
arma una conjunción bien compadrita,
y como si tal cosa fuera poco,
nos copa cuore y coco.

Soneto compuesto por la Presi de la Academia Porteña del Lunfardo, Otilia da Veiga.