sábado, 27 de junio de 2015

Hambrientos

Impacientes, voraces y desnudos,
en horda tumultuaria de latidos,
salvajes, inocentes, bendecidos,
inermes, ciegos, mudos;
afiebrados de besos, testarudos,
en andas de temblores y gemidos,
mordiscos, alaridos,
hoguera de las manos, lazos, nudos;
obedientes de amor en carne viva,
pulsión a la deriva,
igual que un remolino de torrentes;
dos lobos al acecho,
con rigores de un hambre insatisfecho,
librados al instinto de sus dientes.

Del libro Llevarás en la piel.
Dibujo: Jo Rivadulla.

13 comentarios:

Carlos dijo...

dos lobos al acecho...

Carlos dijo...

Jó Rivadulla es un ilustrador y diseñador gráfico de 28 años que vive en la ciudad de Córdoba, Argentina.

La técnica que emplea en sus trabajos es una mezcla de dibujo tradicional e ilustración digital, ya que los bocetos se dibujan a mano con papel y lápiz, y luego son escaneados para añadir color, textura y demás detalles en la computadora, con la ayuda de una tableta de dibujo.

Se puede ver una muestra de sus trabajos en su portfolio:

http://jrivadulla.daportfolio.com/

Carlos dijo...

“Casi todo lo que hago es digital. Trabajo con una tableta digitalizadora para colorear. Dependiendo del trabajo, a veces hago el boceto en papel, y otras veces empiezo a dibujar directamente en la computadora. Uso principalmente Photoshop, aunque para algunos trabajos hago ilustraciones vectoriales en Illustrator”.

¿Donde han acabado tus ilustraciones? “Algunas han ido a parar a libros infantiles, cuentos clásicos, novelas de aventuras, pero también a libros de historia y alguno que otro de autoayuda. También hay mazos de naipes con mis ilustraciones, tarjetas postales, videojuegos, almanaques, cuadernos y algunas publicidades”.

Vivian dijo...

Ay, cuántas cosas! Ya me dio hambre jiji.
Me gusta como fluyen los versos, así, taca-taca, llenos de pasión! (Y musicalidad)
La ilustración es excelente, si a los 28 años dibuja así no quiero ver a los 50. Un genio.
A mí no me gustan los superhéroes, pero es cuestión de gustos, hasta podría decirte que prefiero a esos muñequitos de palitos (los que son un redondel con cuatro paticas)
…y me gustan las vacas!

Te mando un beso, dos…(bueno, ya, yaaa)
Me voy al super.

Carlos dijo...

Ante todo, una aclaración, nunca hay que quedarse con hambre.

Bien sabes que busco que mis versos tengan cierta cadencia musical, tal vez no lo logre pero para mí hallar el ritmo interno del poema es casi tan importante como la rima o el vuelo poético del contenido. (casi, casi, como si fuera un rezo laico)

La ilustración es muy bella y lo que me gustó de ella es que en algún punto expresa la pasión de la que habla el poema.

Quien sabe, tal vez haya en una galaxia paralela una súper vaca, que dispara desde sus ubres con leche radiactiva, y vuele, bajito, pero vuele.

Retruco con tres besos.

Traeme del súper medio kilo de pasión almibarada, dos cientos gramos de ardor en escabeche, un frasquito de besos surtidos, café para tomar juntos y cena con velitas para dos.

(dejé los besos en la mesa de luz, fíjate)

Carlos dijo...

librados al instinto de los dientes...

Tita dijo...

Cuanto bueno me perdi por aqui,ya acomodada,vuelvo por tu casita que siempre es grato releér viejos sonetos que tú con tu maestria los vuelves a hacer nuevos.

La imagen es muy bella,este joven tiene un futuro importante y tú eres un maestro en encotrar imagenes que se integran perfectamente en el soneto,aunque la que pusiste anteriormente en este soneto era tambien bellisima.

Te mando un sonido y un olor a mar con un beso grande.

Carlos dijo...

Ana, el laboro del poeta no descansa nunca. :)

Una sola palabra nueva puede modificar un viejo soneto.

La imagen transmite esa carga pasional que yo he volcado en el poema, por ella, inclusive, lo volví a subir.

Retengo sonido del mar y retransmito el beso.

Carlos dijo...

igual que un remolino de torrentes...

Carlos dijo...

hola al son de un gramola, congo, me alegra ver que siguen leyendo.

Anónimo dijo...

cierro los ojos
atravieso los siglos
respiro el olor
de su cercanía

los perfumes dilatan
el aire.

Danzo desnuda
alrededor del fuego
hasta que crepite,
se encripte,

qué pasará , no sé,
rebalsan las ganas
de beberlo como al vino.

De acuerdo,
soy celosa,
arrebatada
llena de lujuria.

Rembrandt dijo...

“….dos lobos al acecho,
con rigores de un hambre insatisfecho,
librados al instinto de sus dientes.”

Esto ocurre cuando se está a dieta obligada , una vez concluida los instintos al fin quedan liberados. Nada mejor que comerse una fruta … Con ganas de comer.

Que lindo soneto , satisface cualquier necesidad poética de sus lectores. Excelente estimado Carlos.

REM

Carlos dijo...

Gracias Rembrandt, nada mejor que juntar ganas y apetito mientras se ayuna, después, atajate Catalina.

Huid de las mujeres a dieta.

Besos de tomar la sopa.