martes, 31 de marzo de 2015

Potestad


















Irrumpir en el piélago profundo,
escandalosamente,
con ansia de volcarme en el abismo
del íntimo secreto que preservas.
Inhóspito talud de tierra santa
que celas y proteges
del vándalo placer con que te ocupo,
portando el poderío de la flecha.
Con ímpetu de antiguas majestades
carcomo la raíz y la semilla
que late dentro tuyo;
inútil defender de mi arrebato
el canon imperioso con que aceptas
ceder la potestad del universo.

Del libro Oceanario.

jueves, 19 de marzo de 2015

Tú - Yo (yo - tú)


Tú, tan de mi,
pedigrí de sirena perdida,
tú, dios sin fe,
Salomé de sangrar por la herida,
yo, Sandokán,
Rey de Siam que te quita el vestido,
yo, multitud,
Robin Hood de romper tu latido,
tú, Betsabé
tentempié del amor de mi vida,
tú, flor del mal,
estival habanera encendida,
yo, do re mí,
bisturí de rasgar el olvido,
yo, Belcebú,
deja vu de algún sueño prohibido,
tú, rien de rien,
terraplén de lluviosos andenes,
yo, Peter Pan,
ademán de subirme a los trenes,

tú, la mitad,
soledad de morir a mi lado,
yo, como tú,
rendibú de querer demasiado,
tú, porque sí,
frenesí de un temblor que sofoca,
yo, vis a vis,
cicatriz de morderte la boca.

Del libro Llevarás en la piel.

Dibujo: Francois Dubeou.

jueves, 5 de marzo de 2015

Katmandú

¿Recuerdas Katmandú y abril y el cielo
de los años sesenta,
el valle de Nepal tras la tormenta,
guarecidos los dos bajo tu pelo?
¿Recuerdas recordar con cuánto celo
juntábamos los granos de pimienta,
de sal, de anís, de menta,
de pulpa de limón y de pomelo?
Y en presencia de Buda,
te quitabas la túnica y desnuda,
con modales de cópula templaria,
bebías del estuario de mis besos,
de lágrimas, espesos,
como quien reza a Dios una plegaria.

Del libro Oceanario.
Pintura: Yannick Corboz.