lunes, 13 de junio de 2016

De diluvios y andenes

"Mírame siempre,
que en la lluvia me vuelvo
transparente"

De diluvios y andenes
emerge nuestro amor en la distancia,
procaz en el delirio de las pieles
y espeso de palabras.
Lo mismo que un conjuro que se yergue
en pétalos de savia,
expuesto al espiral de la corriente
y a líquidas andancias.
Premura de la sed sobre la boca
y el beso que resiste
ardido en una cópula de verdes;
con modales de tarde tormentosa
la lluvia nos elige
y somos como el agua, transparentes.

Del libro De diluvios y andenes.

11 comentarios:

Carlos dijo...

Soneto que da título a mi segundo libro de poemas y con el cual el mismo concluye.

Carlos dijo...

y somos en el agua, transparentes...

Carlos dijo...

Porque todo pasó en la lluvia.

Sandra Montelpare dijo...

Equilibrado y pulidísimo. Hace mucho que no pasaba,cada vez más perdida pero este vale por todos los que me perdí de leer. Chapeau, poeta.
Me lo llevo, permiso.
Saludos van.

tita dijo...

Un titulo que me gusto siempre,asi como la fotografia de la portada y el soneto hace honor a todo eso,este libro es completito.

Ya estoy nerviosa Carlos ,sin sabes que pasa.

y espeso en el cristal de las palabras...

Un besote

Carlos dijo...

Hola Sandra, tanto tiempo, espero que estés bien.

Se extrañan tus lecturas y se extrañan tus minirelatos.

(entiendo que suponga que el soneto valga por los otros, pero se ha negado la posibilidad de leerlos y nunca lo sabrá con certeza) :)

Un beso grande.

Carlos dijo...

Hola Ana, a mí también me gusta mucho el título de mi segundo libro, creo que es muy gráfico y sintetiza gran parte del contenido volcado en el libro. (lluvias y partidas)

Hoy hablé con estos impresentables y me dicen que la demora se debe a la sanción de una nueva Ley de Aduanas, que rige sobre la actividad del correo y que el libro todavía está en proceso de clasificación.

Ayy, pobre Argentina.

Seguiremos esperando. Un besote.

Carlos dijo...

con modales de tarde tormentosa...

Carlos dijo...

Hablando de la lluvia en el cuento precedente.

Rembrandt dijo...

“….con modales de tarde tormentosa
la lluvia nos elige
y somos como el agua, transparentes.”

Ha visto que hermoso es el rostro de una mujer empapado por la lluvia?
No hay distancia, ni tormenta que le impida ir al encuentro de su amado.

Bello soneto estimadísimo Poeta un excelente cierre para su libro.

Lo beso especialmente deseándole un muy felíz Día de Escritor.

REM

Carlos dijo...

Gracias Rem, yo no soy un escritor, apenas un hilvanador de palabras y emociones desordenadas.

El rostro de una mujer es siempre bello, con prescindencia de las circunstancias que lo enmarquen.

Te beso.