martes, 28 de junio de 2016

Húmeda

Impenitente, húmeda, mojada,
resbalas por el borde de mi mano,
tormenta de verano
desatada,
diluvio universal de agua sagrada,
espuma de torrente veneciano,
como un rumor lejano 
de antigua providencia derramada;
presagio pasajero de llovizna
que tizna
el universo de la rosa,
turbión confidencial de mar espeso
que rompe contra el beso
con ímpetu de lava silenciosa.

Del libro Oceanario.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Bellísimo Charlie.

Besos poeta.

Goti.

Carlos dijo...

Gota de breve tristeza,
lagrimita derramada,
pena de sal, llamarada,
escándalo de belleza;
Boca de firme promesa,
besos de miel y de hoguera,
mosquetero, mosquetera,
mujer con aires de niña,
para tus sueños, Gotinha,
dejo una flor en tu mesa.

Tere, el beso más grande.

Anónimo dijo...

Siempre me ha gustado ese poema...lo tengo en sitio de honor, y, te dedico un contrapunto que quizá ya conoces:

Que permitan los santos y el cielo
que se fundan las almas de arena,
que mis alas emprendan el vuelo
y las lágrimas no sean de pena;

que permitan los dioses tiranos
respirar sin dolerme por dentro,
que la vida me ofrezca su mano,
y que acuda la suerte a mi encuentro;

que las sombras no ocupen las luces
cuando quiera seguirte, sin cruces
que arrastrar por la senda del viento,

atilanos trajines me hechizan
y en la bolsa del verso cotizan
como estrellas en el firmamento.

Para Carlos, de Tere.

Carlos dijo...

Si, Tere, recuerdo y guardo con mucho cariño este soneto. Creo que respondía a aquel mío que empezaba:
"No permita la Virgen, Teresa" (remedando al gran Joaquín) y que dejé completo en Amores de Guardia.

Un beso cauterizador.

Qettah dijo...

... robaste mi sonrisa de este día

besos "de puntillas"...Qettah

Carlos dijo...

Avísole que no soy de devolver las sonrisas que robo. :)

Beso (bajito, muy bajito)

Victoria dijo...

Riquísimo soneto!

Me lo llevo y sigo mi viaje, éste es para empaparse!!!

Carlos dijo...

Llévalo y ponlo a secar y luego plánchale un poco las esquinas.

Un beso almidonado.

Victoria dijo...

Justo! Ayer sábado por la mañana tocó limpieza y lavado, hoy domingo a la tarde toca planchado!

Beso al vapor :)

Carlos dijo...

Humm, me pongo en la cola entonces con dos remeritas y una camisa de vestir con punos dobles. :)

Cómo sigue tu mami??

Besos impecables.

Victoria dijo...

Qué lindo una camisa de puños dobles para quebrar un poco la rutina del planchado en piloto automático! :)
Mami sigue bastante bien, muy sensible (lo cual es muy lógico) y con perspectivas de continuar su "malcrianza". Este próximo fin de semana largo nos vamos a mudar por 20 días a su casa.
Mi papá y hermano menor ganaron unos pasajes a España el año pasado en unos almuerzos de la comunidad de Cambados en Buenos Aires a la que pertenecemos y estaban programados con mucha anticipación para esta época.
Como vivimos muy cerquita decidí que lo mejor era hacer un traslado total, así todos nos quedamos más tranquilos y ella conserva su "territorio".
Voy a volver a mi casa de la adolescencia, quién lo hubiera dicho...

Y hablando de padres, me emociona y maravilla el soneto que le escribiste a tu padre. Y está visto que tienes a quien a quien salir tan guapo!

Besos en blanco y negro :)

Carlos dijo...

Humm, mirá que las camisas de puño doble tienen sus bemoles. :)

Qué bueno que tu madre sigue mejorando un poquito cada día, en esta etapa la contención afectiva es muy importante.

Lo de volver a tu casa de la niña que fuiste tiene su cuota de encanto. Otra vez a recordar tus sueños adolescentes, tus etapas de rebeldía :) eso sí no se te ocurra engancharte dos horas con el teléfono. :)

El soneto que le escribí a mi padre a mí también me gusta mucho, creo que dice lo que hubiera querido decirle. Y lo de guapo corre por los bellos ojos con que nos miras.

Un besote.

Tita dijo...

Este soneto es muy especial, me encanta,muy bello,un placer pasar a leerte, poeta.
Besotes

Carlos dijo...

Muchas gracias Ana, por pasar a leer.

Un beso.

Rembrandt dijo...

“…presagio pasajero de llovizna
que tizna
el universo de la rosa…”

Que precioso soneto ideal para acompañar los humedales del día de hoy, con cierto dejo de melancolía para mi gusto.

REM

Carlos dijo...

El otoño de por sí es melancólico y lloviznoso, me recuerda a Rem.

Beso de lluvia.