jueves, 16 de febrero de 2017

Fuego, fuego

"Hay gente de fuego loco que llena el aire de chispas" (E. Galeano)

Con su casco de fibras y resina,
las botas y los guantes “antibrasa”,
sentado en el rellano de su casa
custodia el porvenir de cada esquina
y se muere de amor por la vecina
que pasa, pasa y pasa,
con un rojo vestido de entrecasa
y esa risa de amante clandestina.
Enciende la autobomba de rescate,
activa la sirena
y la pasa a buscar, lunes por medio.
Tal vez se nos antoje un disparate
tanta puesta en escena,
pero hay fuegos que fluyen sin remedio.  ©

Del libro De diluvios y andenes.

En recuerdo de Eduardo Galeano.