domingo, 14 de octubre de 2018

La gata (y la gata)

La gata del barrio se compró un sombrero,
azul marinero de viento a favor,
por ver si la asedian con paso guerrero
los gatos que cruzan por el corredor.
Compró cierta muda de encaje ligero,
de satén de seda y oscuro candor,
enaguas de espuma, breteles de cuero.
(En casa de herrero, cuchillos de amor).
Amante de un gato lector y poeta,
felina y secreta
por los andurriales del naranjo en flor.
Se diluvia en llanto, callada y discreta,
hace tanto tiempo que vive incompleta
como una veleta que apunta al dolor. ©

Del Libro Oceanario.
Recitado en el Montserrat.

6 comentarios:

Carlos dijo...

Enrique Urquijo / Ojos de gata (coautoría Joquín Sabina)

https://www.youtube.com/watch?v=rUYf7cGv-6g

"comentó por ahí que yo era un chaval ordinario,
pero como explicar que me vuelvo vulgar
al bajarme de cada escenario"

Carlos dijo...

"Mas todo eso no vale el veneno que fluye
de tus ojos, de tus verdes ojos,
lagos donde mi alma tiembla y se ve invertida..."

C. Baudelaire 'las flores del mal'

Carlos dijo...

Enrique (donde quiera que estés)

Tita dijo...

Que entrañable este soneto, me despierta ternura esa gatita con su sombrero.

El primer terceto me encanta.

Amante de un gato lector y poeta...

Un beso

Tita dijo...

Te digo aqui, que alla no puedo que PALOMA es una musica deliciosa, se leé y se escucha.

Besos

Carlos dijo...

Hola Ani, el poema de la gata y (la gata), en realidad esconde en su contenido poético una sub trama bastante sugestiva. Muy clara para lectores porteños.

En cuanto a Paloma es un verso más líneal y directo que habla de la precariedad de las segundas partes. Mejor no intentarlas y allá cada uno con su soledad a cuestas.

Un beso grande.