sábado, 30 de junio de 2018

Acuérdate de mi

"Siniestro delirio amar a una sombra. La sombra no muere (A. Lanús)

Recuérdame sin buscarlo,
no importa cuándo ni dónde
y di por bajo mi nombre
cual si estuvieras rezando.
Mi nombre, como un extraño
confuso coro de voces,
que rompe el gris de la noche
con intención de naufragio.
Hoy ya ni quedan recuerdos,
algunas palabras viejas
de un tiempo casi feliz;
la eternidad de algún beso
y este puñal de gangrena
si alguno cuenta de ti. ©

Del libro Llevarás en la piel.
Foto: Fabrizia Milla.
Recitado en el Café Montserrat.

viernes, 29 de junio de 2018

Soneto bobo de amor


Flamenquita

Para Vero

Ya quisiera para sí la Cenicienta
el salero de la planta de tu pie,
remolino desbocado en la tormenta
que desata Camarón para tu sed.
Nadie baila como tú ni se ensarmienta,
dama negra de un tablero de ajedrez,
con el garbo de la sangre turbulenta
y el incendio ingobernable de tu piel.
Ya quisieran para sí, talle y figura,
las gitanas del amor en frenesí,
el cimbreo de pasión de tu cintura,
tu afilado corazón de bisturí.
Arrebato. Devaneo. Quemadura.
Fatalismo. Llamarada. Cicatriz. ©

Del libro Llevarás en la piel.
Ilustración: Fabian Perez.
Recitado en el Café Montserrat y en la Biblioteca Nacional.

jueves, 28 de junio de 2018

Si digo Diego

"Mi Diego, espejo de la noche, el hueco de tus axilas es mi refugio" 

Si digo Diego, digo de la herida
que quema como el fuego, 
enjambre de tus besos, tuya (Frida),           

deleite sin reparo ni sosiego.
Si digo Diego, digo de la vida
en el instante último del ruego,
mecida en tus pinceles, siempre (Frida)
y en la dicha mayúscula del juego.
Si digo Diego, digo la medida
del alma desvalida 

en lenta procesión de espanto ciego.
Esquirla de metal, paloma ardida, 

amor y digo Frida, 
infierno y redención y digo Diego. ©

Del libro De diluvios y andenes.

Recitado en el Café Montserrat y en el Homero Manzi.

miércoles, 27 de junio de 2018

La vida antes de ti

Adán limpia los muebles de la casa,
el umbral del balcón y la cocina,
los herrajes traídos de la China,
las cortinas de gasa.
Se asoma al ventanal a ver que pasa
fantaseando que tiene una vecina,
una novia tal vez de boca fina
que lo besa y lo abraza.
Encera con empeño las baldosas
y guarda cada una de las cosas
en su sitio debido.
Discute con su dios autoritario
y guarda nuevamente en el armario
su traje no estrenado de marido.

La vida antes de ti, música vana
de un Edén aburrido,
sin riesgos, sin Luzbel, sin la manzana. ©

Del libro Oceanario
Dibujo: Janey Journey.
Recitado en el Café Tortoni y en el Montserrat.

sábado, 23 de junio de 2018

Casi feliz

Despertarás sin mí otra mañana,
feliz (casi feliz), agradecida,
precintarás el corte de la herida,
abrirás la ventana.
Con asombro de dicha cotidiana
elegirás la ropa, distraída,
la falda de colores, encendida,
la blusa más liviana.
En medio del tumulto de la gente,
te vestirás sin prisa, lentamente,
y nadie notará la cicatriz.
Aunque corra tu sangre por la mía,
me negarás tres veces, cada día. 
Feliz. (Casi feliz). ©

Del libro llevarás en la piel.
Recitado en Radio UAI y en la Biblioteca Nacional.

viernes, 22 de junio de 2018

Soledad

Soledad de estar solo contigo
en ritual procesión de la gente,
de besarte en la boca y la frente
sin un solo testigo.
Soledad de cercarte el ombligo
y beber de la miel de tu fuente,
de ser parte de ti, simplemente,
tu conjuro de abrigo.
Soledad de saberte tan lejos,
de romper los espejos
que reflejan tu sola mitad.
Con un peso de lluvia cobarde
en el último adiós de la tarde.
Soledad sin tu amor. Soledad. ©

Del libro Llevarás en la piel
Recitado en el Café Montserrat y en la UNA.

Doña Luna (cuento médico astral)

Doña Luna porta parche en la mirada,
una lágrima sutil de punta fina
por el verde de sus ojos peregrina
con el filo de una espada.
Terca lluvia de cristal desangelada
que sucede cuando menos lo imagina,
aguacero universal de tinta china
por el mar de sus mejillas, derramada.
Con la yema de los dedos, blandamente,
voy buscando, levemente,
retirar el importuno cargamento.
Tibio intento de bucear el infinito.
Despacito, despacito,
por la boca de mis labios soplo viento. ©

Del libro Oceanario.
Recitado en el Tortoni y el café Montserrat.

jueves, 21 de junio de 2018

Herrumbre

Como dos gatos en vena
desovillando los besos,
fuimos amor, piel y huesos
por un desierto de arena.
Al son de la luna llena,
de soledad, inconfesos,
apasionados y obsesos
nos vio llorar la azucena.
Herrumbre de la cornisa,
luto de llanto y ceniza
sobre la estela del mar.
Cárcel de amor y cerrojos,
la pena tiene tus ojos
y no me quiere mirar. ©

Del libro Oceanario.
Imagen: Alexander Gunín.
Recitado en el Café Tortoni.

miércoles, 20 de junio de 2018

Azul será

"Cuando te quiero como te quiero ahora, necesito decirte las cosas del alma"

Una mujer azul, de azul sombrío,
con las manos volcánicas y ardidas,
en imperio de lluvias contenidas
se amordaza de lágrimas de frío.
Con un seco discurso de rocío
y noches desvalidas,
en diluvio caudal de sus heridas
escala llanto arriba, como un río.
¿Cuánto puede doler morir de pena?
Exilio de gangrena
que anubla la nostalgia de la tarde.
Esa mujer azul, azul y leve,
a cántaros se llueve,
minúscula de besos y cobarde. ©

Del libro Oceanario.
Recitado en el Tortoni y en el café Montserrat.

martes, 19 de junio de 2018

Las horas contigo (Cuento de la selva)

Tarzán compró un reloj de marca Omega,
bañado en oro y plata,
que le trajo de Francia una azafata
que vive en un suburbio de Noruega.
No encuentra solución y se disgrega
y de eso se trata,
de calcular la diurna caminata
y el tiempo de la siesta veraniega.
Así, de liana en liana, rutinario,
ajusta mes a mes el calendario
con preciso rigor de carcelero.
Jane, ritual y paciente,
lo espera cada noche, puntualmente,
desnuda, sin reloj y sin sombrero. ©

Del libro Oceanario.
Recitado en el Homero Manzi y en Radio UAI.

lunes, 18 de junio de 2018

"No permita la Virgen"

"No permita la Virgen" que pases temor ni afonía,
ni desvelo, ni espanto de pena, ni hiel de amargura,
que Jimena te cuide en las horas de la luna oscura
y el tropel de los gatos que tienes te hagan compañía.
Que no falte un buen libro de versos en ronda gomía,
que Rocío y Carmela se vuelvan, las dos, tu armadura,
que si toca pintar nos regales tu mejor pintura
y si toca escribir nos concedas tu mejor poesía.
Que Panchito y el ángel que tienes por Dios asignado
te protejan el alma que llevas, por cada costado,
con alguna conjura de magia o embrujo secreto.
"No permita la Virgen del canto", ni fin ni tristeza,
si hace falta estaremos de guardia cuidando tu pieza,
con alguna canción en la boca, una flor, un soneto. ©

Poema recitado en el Café Montserrat y en el Centro Cultural Naranjo en flor y hecho llegar a Sabina por un amigo en común.

domingo, 17 de junio de 2018

Herencia

En ti me repetí, la misma arcilla
del timbre de tu voz, el gajo nuevo,
torrente de tu sangre donde abrevo
madero, viento y quilla.
Adán de tu benéfica costilla
soy la huella viril de tu relevo
y en tu herencia dinástica conllevo
un impulso de luz que me acaudilla.
Porque dictas la ley del verbo mío,
afluente de tu río,
de tu orilla.
Entraña desprendida de tu hueso,
en tu nombre regreso,
soy el árbol plural de tu semilla. ©

Del libro De diluvios y andenes.
Recitado en el Tortoni y en el Homero Manzi.
("Viejo, mi querido viejo")

sábado, 16 de junio de 2018

Adiós

"No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió"  JS. (¿Se puede extrañar un domingo a alguien a quien no se conoce?)

Desde el árido abismo de la sombra,
desde la pena tanta,
con un nudo de niebla en la garganta
mi corazón te nombra.
Azaroso dolor que nos escombra
y en llanto se agiganta,
agonía de sed que nos quebranta,
amor que pese a todo nos asombra.
Porque la rosa terca no se inclina
al peso de la espina
y a porfía de pétalos se labra.
A veces la distancia es un estela
que leve nos tutela
y el adiós, nada más, una palabra. ©

Del libro Oceanario.
Fotografía: Indpndt.
Recitado en el Tortoni y el Café Montserrat.

martes, 12 de junio de 2018

Certeza notarial

Sabían de memoria el evangelio
profano de los labios,
la boca hospitalaria de los besos 
y el lúdico milagro
de amarse con urgencia, cuerpo a cuerpo,
los mismo que dos lobos esteparios,
a colmillos y sueños
a la hora del hambre y el cansancio.
Certeza notarial y sentimiento
de verse reflejados
y ser uno los dos al mismo tiempo.
Liturgia del apremio
en el íntimo apuro de los pasos
con que salen voraces al encuentro. ©

Del libro Oceanario.
Pintura: Nicoletta.
Recitado en el Tortoni y en el Homero Manzi.

lunes, 11 de junio de 2018

Fulana

Fulana le cuento que tengo un olvido
de antiguas ausencias y ajado perfil
que lleva su nombre, su voz, su apellido,
su no sostenido, su pena de abril,
sus ojos de lluvia, su frágil latido,
aquella costumbre de guerra civil,
su ayuno de sueños, su negro vestido,
su ronco gemido de lunes fabril,
su larga vigilia de sed inconclusa,

su oficio de musa
volcado en cien versos de tinta y papel,
el llanto de entonces, la estela de frío,
aquel azaroso temblor de rocío,
su beso de hastío, su luna de hiel. ©


Del libro De diluvios y andenes.

Recitado en el Tortoni y en Radio UAI.

sábado, 9 de junio de 2018

Sentimentalismos (una de piratas)

En homenaje a Emilio Salgari que iluminó mi infancia.

Sobre todas las minas te deseo,
palabra de corsario,

con mi pata de roble centenario
y el ojo en singular con que te veo.
Son tuyas las haciendas que poseo
y el vento que encanuto en el armario,
mi espada, mi vestuario
y el fruto laborioso del choreo.
Es tuyo mi bajel de cien cañones,
las olas de la mar y los doblones
de bronce, plata y oro.
Pedid lo que queráis que soy más rico
que el mismo Sandokán, pero suplico,
no me mangues el loro. ©

Un "Clásico"
Del libro De lunfa somos.
Recitado en la APL, en el Tortoni, en el Café Montserrat, en el Homero Manzi, en el Centro Cultural Tinta Roja, en...

jueves, 7 de junio de 2018

Lirios

Como un lirio de verde dictadura,
tomar tu corazón en cautiverio,
amor, vano misterio
que en tus ojos se enciende y me conjura.
Con dulce magisterio
montar sobre tu piel, cabalgadura,
jazmín, fruta madura
para saciar el hambre de un imperio.
Febril boca festiva
que trepa por tu vientre en carne viva
con besos de relámpagos y truenos.
Diluvio torrencial, luna celeste
que sale por el este
de tus senos. ©

Del libro llevarás en la piel.
Del libro Café Montserrat.

lunes, 4 de junio de 2018

Deleite

Piel de tul y acuarela,
tibia luna de viento y porcelana,
liviana
como el blanco de la estela.
Erguida ciudadela
de máxima virtud, leve y lejana,
profana
religión, frágil gacela.
Espiga que sujeto con la mano,
diluvio de verano
a la hora precisa de la siega.
De azúcar y de miel, tu piel ardiente,
urgente
en el deleite en que se entrega. ©

Del libro Llevarás en la Piel.
Recitado en el Tortoni.