sábado, 20 de julio de 2019

Negro

Inodoro, la Eulogia y el Mendieta,
"que lo parió", con el dolor más triste,
se preguntan los tres por qué te fuiste,
cerrando el ventanal de la historieta.
Mientras Boggie desarma la escopeta
y apaga el cigarrillo que le diste,
la nave de crayón en que partiste
orbita el arrabal de algún planeta.
A punta luminosa de grafito
fugaste al infinito
en busca de un confín domiciliario.
Bucanero de tinta al abordaje,
que el cielo que te guarde en hospedaje
tenga al menos la forma de Rosario. ©

Poema escrito el 20 de julio del 2007, tras la partida del Negro. Publicado luego en los libros De diluvios y andenes y De lunfa somos. Editado en el Número 154 de la Revista el Tangauta. Recitado en el café Manzi y café Montserrat.

viernes, 19 de julio de 2019

Desnudamente

Tacón de aguja,
aquelarre de brujas,
noches de hoguera;
encaje y bragas,
que sin mí te deshagas,
tizón de cera.
Rojo deseo,
afiebrado Romeo
por la cornisa,
manos filosas
deshojando la rosa
de tu camisa.
Adán primero,
torrentoso aguacero,
Eva testigo;
edén redondo,
tan procaz y tan hondo
como tu ombligo.
Beso de lluvia,
corazón que diluvia
sobre tu frente;
surco secreto,
vertical amuleto,
desnudamente. ©

Del libro Llevarás en la piel
Recitado en el Café Montserrat

jueves, 18 de julio de 2019

Amantes (Soneto continuo)

En un banco de plaza a cielo abierto comenzaron a amarse sin reparos igual que las estatuas de cemento de mármoles ajados.Voraces de apetitos irresueltos, hicieron el amor como lagartos que se tumban al sol de los inviernos en orgasmos de almíbar y de barro. Ardiendo como pétalos de brasas, desnudos y febriles, se amaron con volcánico delirio. "La Sociedad Moral y Humanitaria", con severo rigor inconmovible, los desterró al exilio. ©

Del libro Llevarás en la piel.
Pintura: Jeanette Jarville.
Recitado en el Café Montserrat y en el Manzi.

De musas y resfríos

Por culpa de un resfrío mal curado
la musa de mis versos guarda cama,
desnuda se recuesta a mi costado
y resuelve conmigo el crucigrama;
con cierto fatalismo de pecado
se pone mi piyama
y a fuerza de quererme demasiado
en besos de agua dulce se derrama.
Con rimas de papel arma un barquito
que se tumba en la arena,
allá donde se pierde el infinito;
mitad mujer fatal, mitad sirena,
me besa con piedad de niña buena
y me miente, sutil: —Te necesito©

Del libro Llevarás en la piel.
Fotografía: Chantal Convertini
Recitado en el Tortoni y en la APL

miércoles, 17 de julio de 2019

Ella suele dormir...

"Así pasaron los momentos pocos,
así pasaba la felicidad" (S. Rodríguez)

Ella suele dormir acurrucada
sobre el costado izquierdo, previamente
se quita las heridas de la frente
y retira el dolor de su mirada.
Él le muerde los labios como nada,
con un gesto de prisa adolescente,
la ciñe entre su brazos, dulcemente,
a fuerza de porfía delicada.
La roza con los pies y las rodillas,

le cuenta de pasadas maravillas
y le miente promesas al oído.
Ella cierra su boca con un beso,
se pone por debajo de su peso,
y piensa, sin querer, en su marido. ©


Del libro De diluvios y andenes.

Imagen: Gilles Vranckx.
Recitado en la APL y en el Manzi.

jueves, 11 de julio de 2019

Rituales

Ella suele morirse de amor los domingos de lluvia, con un peso de culpa febril que le tizna la ropa, fatalismo de un viejo dolor y una lágrima diurna entintando el florido jardín con su sangre más roja. Y se muere puntual a las seis, repetida liturgia de clavarse el puñal del jazmín y el arpón de la rosa, ejercicio de muerte ritual, magisterio de angustia que enmudece el trinar de su voz y la besa en la boca. Yo la he visto dejarse morir sin poder remediarlo, deshacerse en veranos de luz y en orquídeas en armas, con un beso de barro marrón que le nubla los labios. Ceremonia tribal de partir a la hora del alba, cuando el cielo se rompe de azul y un diluvio de marzo, de piadosa tristeza infantil sin querer la desangra. ©

Del libro Oceanario.
Imagen: Audrey Kawasaky.
Recitado en el Tortoni.

miércoles, 3 de julio de 2019

Instrucciones de olvido II

El amor en los tiempos de Twitter

Ordeno el avispero del altillo
cuatro veces por día,
estudio religión y alfarería,
leo cientos de libros de bolsillo.
Enrollo y desenrollo el mismo ovillo
(cada cual con su propia tontería),
y a fuerza de olvidar que te quería
descuelgo tu retrato del pasillo.
Quemo cartas y fotos
y escribo en el envés de espejos rotos
no soy el chico malo de la historia.
Ni te clavo alfileres,
y con ciento cuarenta caracteres
te borro del pen drive de mi memoria. ©
.
Del libro Oceanario
Fotografía:Kataryna Rzeszowska.

Recitado en el Manzi y el Montserrat

lunes, 1 de julio de 2019

Instrucciones de olvido

Hago cursos de buena convivencia,
resuelvo crucigramas,
escribo del olvido, melodramas
y te pongo de amor en penitencia.
Con excusas de agónica inclemencia
arrojo tus recuerdos a las llamas
y fugo de tristeza por las ramas
del río de tu ausencia.
Numero cada lágrima de llanto

te callo en libanés y en esperanto
y en otros seis idiomas.
Cuento erizos de mar si me desvelo
y me bajo del cielo
por no dar de comer a tus palomas. ©

Del libro Llevarás en la piel.
Foto: Katarzyna Rzeszowska.

Recitado en el Café Tortoni y en la APL

viernes, 28 de junio de 2019

Almíbar

Huele a naranja tu pelo,
unción de miel en mis manos,
bruno de noche y espeso
como una luna de barro.
A verdeluz de romero,
a majestades de nardo,
a rosas de tallo nuevo
bajo la lluvia de marzo.
Huele a naranja tu pelo,
oscurecido milagro,

azahares entre los dedos
y almíbar sobre mis labios. ©

Del libro Oceanario.
Recitado en el Tortoni.

jueves, 27 de junio de 2019

La verdulera

Era un jardín de almendros, la verdulera,
con esos ojazos verdes y esa cintura,
ofrenda de beso en llamas, fruta madura
su boca de zumo tibio de primavera.
Octubre de amarla tanto, piel duraznera,
su pelo, tizón de lumbre de noche oscura,
para beberla a sorbos, con desmesura,
almíbar de vino dulce de borrachera.
Delicia la de sus labios de quemadura
con hambre de amaneceres la vida entera,
dan ganas de dar un salto de mordedura
y a trinos poblar el hueco de su cadera.
Domingo de siesta larga, frutilla en rama.
¡Quién fuera su verdulero sobre la cama! ©

Del libro Llevarás en la piel.
Pintura: Sarah Bishop.
Recitado en el Café Monserrat y en radio UAI.

miércoles, 26 de junio de 2019

Astrología

"Si no saben volar, pierden el tiempo conmigo" (OG)

Busco mujer con ascendente en Leo
y Luna en Capricornio o Sagitario,
Urano en Casa 10, Sol en Acuario,
en el cenit astral de su apogeo.
Que a modo de celeste jubileo,
con ánimo orbitario,
en trígono con Venus refractario 
se vuelva religión de mi deseo.
Abstenerse Marcianas y Taurinas,
hechiceras, videntes y adivinas
de confuso misterio;
taumaturgas, bacantes y profetas,
Desdémonas, Julietas,
que no sepan volar, como Oliverio. ©

Del libro Llevarás en la piel
Dibujo: Sarah Bishop
Recitado en el Manzi y Radio UAI

jueves, 20 de junio de 2019

Penumbras

"Al lugar donde fuiste feliz no debieras tratar de volver"  (JS)

Nos dijimos adiós en Varanasi
con la boca poblada de silencios,
en medio del tumulto de las voces
de miles de palabras.
Sin un solo ritual de despedida,
al son de las hogueras,
partiendo a la mitad las soledades
de dividir por dos lo que era nuestro.
Sucedió en Varanasi,
benditos, frente al Ganges, como niños
de penas inconclusas.
A la luz de las velas tumultuosas
que incendiaban el agua, 
lo mismo que carbones navegantes. ©

Del libro Llevarás en la piel
Recitado en el Café Montserrat

sábado, 15 de junio de 2019

Ritual

"Vuela esta canción..."

Edénica mujer de carne y hueso,
en un limbo de sábanas celestes,
tendida al otro lado de mi cuerpo
como un río silvestre.
Temblor horizontal sobre mi pecho
que defiendo con lágrimas y dientes,
tan íntimo, tan nuestro,
en el célibe pulso de las sienes.
Una vez y mil veces,
ritual de las palabras y los gestos
entre cuatro paredes.
Amable corazón de azul intenso,
ofrenda de los Reyes,
tan cerca de mis manos y tan lejos. ©

Del libro Oceanario
Recitado en el Café Montserrat

jueves, 13 de junio de 2019

Humo

Huid de los amores inflamables
que estallan en el centro de tu boca
y luego se consumen como brasas
de lumbre pasajera.
Defiende el corazón del arrebato
de espurios oropeles,
tizones de ficción adolescente
que a cántaros de lluvia se deshacen
Astillas de una hoguera
de estéril desengaño luminoso,
igual que un estampido de bengalas. 
Tropel de incandescencia
que pasada la sed se desvanece
como el humo fugaz de una cerilla.©

Del libro Llevarás en la piel.
Recitado en el Tortoni y en el café Montserrat.

lunes, 3 de junio de 2019

Palabra de boy scout

Voy a volver, lo sé, tarde o temprano,
espera mi regreso,
no tengo más amparo que tu beso
ni norte más real ni más cercano.
Voy a volver, verás, no juro en vano,
llevo tu amor impreso,
te lo dirán las rosas, lo confieso,
hablando floralmente en castellano.
Selecciona el ajuar de bienvenida,
abre vanos y puertas
y sale al mirador de la ventana.
Julieta de Romeos mal querida,
Robinsona de playas tan desiertas,
mi Kingkona, mi Wendy, mi Tarzana. ©

Del libro Llevarás en la piel.
Dibujo: Sarah Bishop.

Recitado en la Universidad del Arte y en el Manzi.

jueves, 30 de mayo de 2019

Huida

Cuando el amor te agobie con su peso
de plomo capital en las entrañas
y sus brazos parezcan ataduras
de nudos invisibles.
Cuando empuñe la voz como estilete
de filo gravemente escandaloso,
feroz en la benévola exigencia
de segarte las alas.
Si ves que autoritario se atribuye 

"la parte de tu vida que le toca"
como un tirano dócil.
Tú dile que regresas enseguida,
que vas a ver si llueve
y corre hasta quedarte sin aliento. ©

Del libro De diluvios y andenes.

Recitado en el Tortoni y el Manzi.

lunes, 27 de mayo de 2019

Rumbita gatuna

De gatas y lunas, de luna y gatas
por calles de plata se va la fortuna,
rumbitas, bachatas, canciones de cuna,
te espero a la una con traje y corbata.
De lunas y gatas, de gatas y lunas
tu boca gatuna de amor me delata,
tigresa bravía, morena mulata,
de rojo escarlata, de verde aceituna.
El próximo viernes habrá serenata
y tú, como siempre, serás la más gata,
allá en la azotea.
Con garras felinas te araño el escote,
de barba y bigote
yo soy tú Quijote y tú Dulcinea. ©

Del Libro Oceanario
Recitado En el Montserrat y en la APL

miércoles, 22 de mayo de 2019

Salvabesos

Por si acaso al naufragar
ya no pueda con mis huesos,
precavido con la mar
llevo siempre un salvabesos
por lo que pueda pasar. (Javier Krahe)


Si me pierdo en el torrente de tu boca,
por la mar, desorientado,
y resulta que naufrago a tu costado
por salvarme del reborde de la roca.

Si acontece, si me toca
y mi barca se da vuelta de tu lado
no te alejes, compañera, demasiado,
que el oleaje inoportuno me sofoca.
No permitas que me vaya mar afuera
sin anuncios ni regresos,
cuando el agua sobrepase vela y quilla.

Capitana de mi estrella marinera,
tírame tu salvabesos
y descorre el pasador de la escotilla. ©

Del libro Oceanario.
Recitado en el Café Montserrat y en el Manzi.

domingo, 19 de mayo de 2019

Como un cielo de plomo

"Echo de menos tus manos, me conocían tan bien" (la chica del puente)

Me duelen estas manos de no usarlas contigo,
esta espina filosa a los besos clavada,
la lluvia interminable que tizna la mirada
de estos ojos que llevo con rencor enemigo.
Me duelen estos labios de enconado castigo
que no llaman ni nombran el amor y la nada,
el pálido espejismo de luna destemplada,
sin aliento ni abrigo.
Me duele cada cosa como un cielo de plomo
de cobarde tristeza que se rompe en pedazos,
la voz deshilvanada con que te nombro, como
si una rosa de espanto germinase en mis brazos.
Y este otoño de nadie y el amor con que digo,
me duelen estas manos de no usarlas contigo. ©


Del libro Oceanario.
Primer premio del Concurso Poético "Junín-Pais" Edición décimo primera. 
Recitado en el Tortoni y en el Café Montserrat.

jueves, 16 de mayo de 2019

Un soneto























"Un soneto me manda hacer Violante"  (Lope de Vega)

Un soneto me manda a hacer Sabina
y al trabajo me apunto con esmero,
verso a verso ya voy por el tercero
con el cuarto a la vuelta de la esquina.
Es preciso operar con disciplina
sin que nada me aparte del sendero,
con reparo sutil de relojero
el segundo cuarteto se termina.
Ya van ocho, la meta está cercana,
me salve del infierno, la campana,
si consigo cerrar este terceto.
Con más temple que gracia lo concluyo,
si la suma es correcta, va de suyo,
doce, trece, catorce, es un soneto. ©

Del libro de poemas De diluvios y andenes.
Caricatura: Joan Vizcarra Carreras.
Recitado en la APL y en el Café Montserrat.

martes, 7 de mayo de 2019

Mariposa


Mujer carnal, paciente y ardorosa,
que a besos te alimentas
e inventas
la conjura de la rosa.
Urgente y belicosa,
de manos combativas y avarientas,
en todo te aposentas,
mariposa.
Al filo de mis labios, ciega y muda,
desnuda
de volcánico apetito.
Tizón de castidad  en carne viva,
altiva
y pasional. (Te necesito). ©

Del libro Oceanario
Recitado en el Café Montserrat y en Radio UAI.