lunes, 16 de septiembre de 2019

Amor de morondanga

Pero tú no, tú no, tú no... (JMS)

Ya no quiero tu amor de morondanga
ni tu besopeluche de estropajo,
ni escarmiento de lágrimas ni andrajo
de labios de fritanga.
Por mí puedes bailar una pachanga
en la punta más alta del carajo
y arder con estertores de badajo
en congas domingueras de bullanga.
Simulacro de llanto compartido
y minga de promesas
en la tarde del último aguacero.
Cada quien con su parte del olvido,
el cloruro de sodio con que besas
ya no sala la carne del puchero. ©

Del libro De lunfa somos y De diluvios y andenes.

Pintura: El Troesma Eduardo Urculo.
Recitado en el Tortoni y en la APL.

domingo, 15 de septiembre de 2019

De musas y resfríos

Por culpa de un resfrío mal curado
la musa de mis versos guarda cama,
desnuda se recuesta a mi costado,
ardida como llama.
Con ansia de pecado
se pone sin permiso mi piyama
y a fuerza de quererme demasiado
en besos de agua dulce se derrama.
Con rimas de papel arma un barquito
que naufraga en la arena,
allá donde se pierde el infinito.
Mitad mujer fatal, mitad sirena,
me besa con piedad de niña buena
y me miente, sutil: —Te necesito©

Del libro Llevarás en la piel
Pintura: Sarah Bishop
Recitado en el Tortoni y en la APL

viernes, 13 de septiembre de 2019

Digamos

Digamos, ni tan mala ni tan buena,
ni selva tropical ni mar de hielo,
ni mancha de carmín en mi pañuelo,
ni antojo de caviar para la cena.
Ni alada ni terrena,
ni Virgen del perdón ni amargo duelo,
ni amantes revolcados por el suelo,
ni púdica vestal ni dama obscena.
Ni casta ni indecente,
igual a tantas más entre la gente,
común, como las cosas cotidianas.
Ni brasa de carbón ni de ceniza,
ni gata en la cornisa,
ni muero por tu amor, ni tengo ganas. ©

Del libro Llevarás en la piel.
Recitado en el Café Montserrat y radio UAI.

lunes, 9 de septiembre de 2019

Azar

Fue sin querer, es caprichoso el azar... (JMS)

Distraído miraba a la gente
caminar con azar distraído,
cada cual con su cruz en la frente,
cada quien deshojando su olvido.
La ciudad despertaba, silente,
en el dulce pulsar de un latido,
escenario de un sol insistente
sobre el muro del alba encendido.
Por el marco de aquella ventana,
abstraída del giro del mundo
emigraba una alondra perdida.
Paradoja de amor cotidiana,
pestañeé una fracción de segundo
y pasó la mujer de mi vida. ©


 Del libro De diluvios y andenes.

Fotografía: Laura Makabrescu.
Recitado en el Tortoni y en la APL.

sábado, 7 de septiembre de 2019

Haikus rantes de un taura despechado


Mina veleta,
de mistonga baqueta,
grela sin brillo.
De pinta escasa,
la pebeta más grasa
del conventillo. 

Rante y grosera,
percantusa orillera
de cualquier choma.
Vivís de atorro
en el viejo cotorro
de la Paloma. 

Siempre de ronga
mientras alguien te ponga
vento en el bulo...
Dicen que fuiste
la trotera más triste
del cabarulo. ©

Del libro De lunfa somos.
Ilustración: Diego Manuel
Recitado en el Homero Manzi y en el Café Montserrat.

miércoles, 4 de septiembre de 2019

"Desconjuros" (casi-cuento)

Era un sapo de oscura procedencia
invocando linajes de alto brillo
y una joven de espíritu sencillo,

de roja incandescencia. 
Dijo el sapo con cierta omnipotencia:   

—Aquí donde me ves, tuve castillo,
fui monarca del Reino de Membrillo 
allá en mi adolescencia.
El escuerzo galán jura y perjura
que una boca gentil y palaciana
romperá con un beso la conjura.
Un domingo de abril, por la mañana,
se besan con ardor de quemadura
y la niña carnal se vuelve rana.

Moraleja:

Nunca creas en cuentos de princesas,
la vida cotidiana
mal incumple finales y promesas. ©

Del Libro Llevarás en la piel.

Pintura: Olivia Beaumont.

Recitado en el Café Montserrat y Radio UAI.

domingo, 1 de septiembre de 2019

Otro jueves cobarde

"Otro jueves de esos que no se dejan besar” (J. Sabina).

La nostalgia le atiza las manos
con modales de hogueras
y la nombra de oscuras maneras
bajo un cielo de azules urbanos.
Sortilegios profanos,
que la acechan con ojos de fieras,
desembargan antiguas quimeras
de recuerdos lejanos.
Ella (toda dolor), se estremece,
como un llanto que crece
desde el rojo final de la tarde.
Fatalismo de sed que la tizna
con un terco temblor de llovizna,
otro jueves cobarde. ©

Del libro De diluvios y andenes.
Imagen: Serge Marshennikov
Recitado en el Café Montserrat.

viernes, 30 de agosto de 2019

Cruella de Vil (Cuento reivindicatorio)


Cruella de Vil no es lo que aparenta,
no colecciona perros ni tapados,
detrás de los reproches infundados 
con dulce de vainilla se alimenta.
A fuerza de querer perdió la cuenta
de los vanos amores contrariados,
sin monarcas ni príncipes dorados 
que calcen su talón de Cenicienta.
Con dálmata ternura,
desmiente en blanco y negro la conjura
del mal que la convoca.
Yo la quise querer, pero no quiso,
acaso al Paraíso
se ingrese por los labios de su boca. ©

Del libro Llevarás en la piel.
Fotograma de la peli 101 dálmatas.
Recitado en el Café Montserrat y Radio UAI.

martes, 27 de agosto de 2019

Ella fuma y espera

"Un cigarrillo se desangra en humo..." (L. Alposta)

Ella fuma y espera
y su boca se vuelve miel de lumbre,
mansedumbre
de lágrima y ojera.
Traza el humo una hilera
de formas que procuran cielo y cumbre,
siguiendo una costumbre
pasajera.
Y la vida se esfuma
con un raro ademán de niebla y bruma,
abismal y profano.
Escenario minúsculo de hoguera,
ella fuma y espera,
tan lejos del alcance de mi mano. ©

Del libro Oceanario.
Recitado en Radio UAI y en el Café Montserrat.

sábado, 24 de agosto de 2019

Ana

Para Ana Belén (que nunca lo sabrá)

Soné que Ana Belén se deshacía
de luz sobre la arena
y el mar, espectador, en son de pena,
al abismo de sal se devolvía.
Espejismo del agua, rebeldía
de indócil cuarentena,
y un sollozo naval de luna llena
entintando de llanto la bahía.
Todos piden por Ana,
el coro submarino de los peces
y el sol ceremonial del mediodía.
Pero pasa de largo la semana,
las horas y los meses,
y no he vuelto a soñarla todavía. ©


(Tal vez mañana)

Del libro Oceanario
Recitado en el Café Montserrat y Radio UAI

miércoles, 21 de agosto de 2019

Motín

Con modales de gata vampiresa,
Anaís se amotina,
erguida vertical sobre la mesa
ensaya un striptis en la cocina.
Se enciende, se afrancesa,
se vierte como el agua, se ilumina,
y canta a media voz la Marsellesa
con descaro de gracia femenina.
Me manda ser su amante literato,
su bardo, su Romeo,
su príncipe valiente de entrecasa,
y presa judicial de su relato
se disfraza de reina del deseo,
de geisha, de odalisca, de payasa. ©

Del libro Oceanario.
Recitado en el Café Montserrat.

lunes, 19 de agosto de 2019

Desgaje

Se deshacía en mis manos
con notarial fatalismo,

rosa cegada del tallo,
ángel de oscuro delirio.
Pulpa de frutos amargos,
gajo de un beso marchito

en la vigilia del llanto
y en el arcón del olvido.
Terca llovizna de marzo,
humo, cristal, espejismo,
como la estela de un barco.
Nada retuve conmigo. ©

Del libro Llevarás en la piel.

Recitado en el 
Café Montserrat y en Radio UAI.

La petit morte

Anaís se convierte,
profesa el catecismo del deseo.
—En todo hombre creo,
es esa la consigna de mi suerte.
Doméstico aguacero que se vierte
en lúdico temblor de jubileo,
revuelta, llamarada, balbuceo
y la pequeña muerte.
Estalla en los umbrales del abismo,
deleite y fatalismo,
tanteando la raíz de lo absoluto.
Febril mujer copiosa,
que muere sin morir, escandalosa,
en la lenta agonía de un minuto. ©

Del libro Llevarás en la piel.
Foto: Valente.
Recitado en el Café Montserrat.

jueves, 8 de agosto de 2019

Clasificados

Se necesitan musas con urgencia 
que alisen el reverso de la espina; 
favor de presentarse en la oficina. 
Horario a conveniencia. 
No hace falta linaje ni experiencia 
ni versos de papel en tinta china 
ni glosarios de amor ni disciplina 
ni ayuno ni abstinencia. 
Dejar en la mesita de la sala 
estruendos de bengala 
y el ansia de volar de cada día. 
Lo que reste del viaje,
a fuerza de heroísmo y de coraje 
habrá de suceder por cuenta mía. ©

Del libro Llevarás en la piel. 
Pintura:Cellar.
Recitado en el Tortoni y en la APL. 

Inscripciones: Desde el lunes que viene, ocho de la mañana.
(Pueden ser impuntuales).

lunes, 5 de agosto de 2019

Fila impar

Quiso Dios congregarlos en un cine
sobre la fila impar de la derecha,
él venía de antiguas cicatrices,
ella andaba de lágrimas y penas.
Bastó la novedad de un gesto simple
para tornar la piel alada y nueva
y en fuego de candiles
se palparon a besos las ojeras.          
Un hombre en fila diez dejó la sala,
dos mujeres chistaron con fastidio,
pero ellos siguieron, insolentes.
(Humprey Bogart detrás de la pantalla
prendía un cigarrillo
y la Bergman se iba para siempre). ©

Del libro Llevarás en la piel
Fotograma de la peli "Casablanca"
Recitado en el Tortoni.

domingo, 4 de agosto de 2019

Fieras

Porque fuimos la sed y el hambre juntos y el insaciable ayuno de las bocas, nos mordimos la carne como fieras a besos enjauladas. Bocado por bocado, pulpa virgen de inocente sabor, canibalismo, con los dientes de roja mordedura, cebados en el pulso de la sangre. Tigres de amor nos devoramos todo, el vientre, la cintura, la garganta, el oceánico surco de las ingles. Y después de comer nos abrazamos como niños de buenas intenciones, esperando la hora de la cena. ©

Del libro Llevarás en la piel.
Pintura: Nicoletta.

sábado, 3 de agosto de 2019

Palabra de boy scout

Voy a volver, lo sé, tarde o temprano,
espera con paciencia mi regreso,
no tengo más amparo que tu beso
ni norte más real ni más cercano.
Voy a volver, verás, no juro en vano,
llevo tu amor impreso,
te lo dirán las rosas, lo confieso,
hablando floralmente en castellano.
Selecciona el ajuar de bienvenida,
abre vanos y puertas
y sale al mirador de la ventana.
Julieta, de Romeos, mal querida,
Robinsona de playas tan desiertas,
mi Kingkona, mi Wendy, mi Tarzana. ©

Del libro Llevarás en la piel.
Dibujo: Sarah Bishop.

Recitado en la Universidad del Arte y en el Manzi.

miércoles, 31 de julio de 2019

Carmen

In Memorian (1980 - 2019)

Carmen Jodra Davó, donde te halles,
insomne y fugitiva,
te tire este poema de la falda,
acaso como el único testigo.
Te buscaré en las calles,
allí donde el amor en carne viva
te libre de la pena por la espalda
y amanse el corazón que va contigo.
Será que ya no duermas en tu pieza,
ni escribas en la cama
del agraz ornamento de la mora.
No supiste fugar de la tristeza
(carbón de negra llama).
La muerte ha sido siempre una impostora. ©

Recitado en Radio Sensitive.
Del Blog Apenas penas.

domingo, 28 de julio de 2019

Cúbico amor


Geómetra y amante, 
con la boca de cúbico apetito
mordí la diagonal de tu cintura
y el íntimo santuario de tu pecho;
la cumbre de tus hombros y tu espalda,
la línea de tus ingles
y el óvalo perfecto de tus ojos
donde tiembla la luna de la noche.
La cósmica galaxia de tu ombligo, 
el vértice del alba, 
tus labios de simétrica belleza. 
Polígono de amor por todos lados,
avizoré tu vientre
y fui donde sucede el sortilegio. ©

Del libro Oceanario.
Pintura: Pablo Picasso.
Recitado en el Café Montserrat y Radio UAI.

jueves, 25 de julio de 2019

San Joaquín

Porque el trazo de tus versos muere o mata
y Jimena no te quiere compartir, 

porque sangran estos ríos de La Plata 
lagrimones de pupilas sin dormir. 
Porque eliges ante todo ser pirata 

y el mañana es un pasado por venir,     
porque el filo de tu lengua nos desata

como el trazo de un mellado bisturí.  
Porque guardas en la boca tempestades 
y en el hueco de mis largas soledades 
 sobran camas, si te quedas a dormir. 
Porque siento que tus musas son las mías 
y en la rueda del pasaje de los días 
hoy señala el Santoral que es San Joaquín. ©


Del libro Oceanario
Carátula autografiada por el Troesma (gracias Iza)
Recitado en el Café Montserrat y en la Academia Porteña del Lunfardo.

domingo, 21 de julio de 2019

Rituales

Ella suele morirse de amor los domingos de lluvia, con un peso de culpa febril que le tizna la ropa, fatalismo de un viejo dolor y una lágrima diurna entintando el florido jardín con su sangre más roja. Y se muere puntual a las seis, repetida liturgia de clavarse el puñal del jazmín y el arpón de la rosa, ejercicio de muerte ritual, magisterio de angustia que enmudece el trinar de su voz y la besa en la boca. Yo la he visto dejarse morir sin poder remediarlo, deshacerse en estelas de luz y en orquídeas en armas, con un beso de tinte marrón que le nubla los labios. Ceremonia tribal de partir a la hora del alba, cuando el cielo se rompe de azul y un diluvio de marzo, de piadosa tristeza infantil sin querer la desangra. ©

Del libro Oceanario.
Imagen: Audrey Kawasaky.
Recitado en el Café Montserrat.

sábado, 20 de julio de 2019

Negro

Inodoro, la Eulogia y el Mendieta,
"que lo parió", con el dolor más triste,
se preguntan los tres por qué te fuiste,
cerrando el ventanal de la historieta.
Mientras Boggie desarma la escopeta
y apaga el cigarrillo que le diste,
la nave de crayón en que partiste
orbita el arrabal de algún planeta.
A punta luminosa de grafito
fugaste al infinito
en busca de un confín domiciliario.
Bucanero de tinta al abordaje,
que el cielo que te guarde en hospedaje
tenga al menos la forma de Rosario. ©

Poema escrito el 20 de julio del 2007, tras la partida del Negro. Publicado luego en los libros De diluvios y andenes y De lunfa somos. Editado en el Número 154 de la Revista el Tangauta. Recitado en el café Manzi y café Montserrat.

viernes, 19 de julio de 2019

Desnudamente

Tacón de aguja,
aquelarre de brujas,
noches de hoguera;
encaje y bragas,
que sin mí te deshagas,
tizón de cera.
Rojo deseo,
afiebrado Romeo
por la cornisa,
manos filosas
deshojando la rosa
de tu camisa.
Adán primero,
torrentoso aguacero,
Eva testigo;
edén redondo,
tan procaz y tan hondo
como tu ombligo.
Beso de lluvia,
corazón que diluvia
sobre tu frente;
surco secreto,
vertical amuleto,
desnudamente. ©

Del libro Llevarás en la piel
Recitado en el Café Montserrat