domingo, 23 de diciembre de 2018

Páramo

Con livianos modales de ternura
y los ojos azules de tan verdes,
me toma de la mano y me pregunta:
¿Volverás a quererme?
Cómo decir que nunca nadie nunca
nos querrá para siempre,
que el amor tiene el tono de la lluvia
entre gris diluvial y gris ausente.
Que sabe a soledad, a rosa mustia,
a páramo de fiebre,
a lágrima de sal en la penumbra.
Mientras ella, de largas timideces,
no cesa en su discurso de liturgia.
—¿Volverás a quererme? ©

Del libro de poemas Oceanario.
Recitado en el Café Montserrat.

viernes, 21 de diciembre de 2018

Eterna fila india del espanto

Se deslumbra con hombres olvidables
que avinagran el júbilo del gozo,
embusteros de citas estridentes
y versos de entrecasa.
Bufones de arrogancia sudorosa
que lucran con metáforas de humo,
oscuros moradores del infierno
con cardos en las manos escribientes.
Eterna fila india del espanto,
poetas de las miajas
que siembran por el mar lodo y ceniza.
En tanto el jardinero de sus sueños,
ajeno al devenir de estas cuestiones
tutela el universo de la rosa. ©

Del libro Oceanario.
Fotografía: Lilya Corneli.

jueves, 20 de diciembre de 2018

Soneto de juguete

"Todavía quedan islas con playas color azafrán"  JS.

Si me pierdo tras las lunas de aserrín
y me buscan los maderos de San Juan
avisadles que me he ido con Joaquín
caminito de las islas de azafrán.
Con agudo vozarrón de capitán,
mocasines de gamuza y el bombín, 

en tu boca de papel de celofán
dejo besos que te quiten el carmín.
Al embate de las olas de alquitrán
boga al viento mi seguro bergantín
con tu rojo corazón por talismán.
Melodrama de tus labios. Folletín.
No me dejes de plantón en el zaguán
traduciendo mis sonetos al latín. ©

Del libro Oceanario.
Recitado en el Homero Manzi..