jueves, 20 de junio de 2019

Penumbras

"Al lugar donde fuiste feliz no debieras tratar de volver"  (JS)

Nos dijimos adiós en Varanasi
con la boca poblada de silencios,
en medio del tumulto de las voces
de miles de palabras.
Sin un solo ritual de despedida,
al son de las hogueras,
partiendo a la mitad las soledades
de dividir por dos lo que era nuestro.
Sucedió en Varanasi,
benditos, frente al Ganges, como niños
de penas inconclusas.
A la luz de las velas tumultuosas
que incendiaban el agua, 
lo mismo que carbones navegantes. ©

Del libro Llevarás en la piel
Recitado en el Café Montserrat

sábado, 15 de junio de 2019

Ritual

"Vuela esta canción..."

Edénica mujer de carne y hueso,
en un limbo de sábanas celestes,
tendida al otro lado de mi cuerpo
como un río silvestre.
Temblor horizontal sobre mi pecho
que defiendo con lágrimas y dientes,
tan íntimo, tan nuestro,
en el célibe pulso de las sienes.
Una vez y mil veces,
ritual de las palabras y los gestos
entre cuatro paredes.
Amable corazón de azul intenso,
ofrenda de los Reyes,
tan cerca de mis manos y tan lejos. ©

Del libro Oceanario
Recitado en el Café Montserrat

jueves, 13 de junio de 2019

Humo

Huid de los amores inflamables
que estallan en el centro de tu boca
y luego se consumen como brasas
de lumbre pasajera.
Defiende el corazón del arrebato
de espurios oropeles,
tizones de ficción adolescente
que a cántaros de lluvia se deshacen
Astillas de una hoguera
de estéril desengaño luminoso,
igual que un estampido de bengalas. 
Tropel de incandescencia
que pasada la sed se desvanece
como el humo fugaz de una cerilla.©

Del libro Llevarás en la piel.
Recitado en el Tortoni y en el café Montserrat.

lunes, 3 de junio de 2019

Palabra de boy scout

Voy a volver, lo sé, tarde o temprano,
espera mi regreso,
no tengo más amparo que tu beso
ni norte más real ni más cercano.
Voy a volver, verás, no juro en vano,
llevo tu amor impreso,
te lo dirán las rosas, lo confieso,
hablando floralmente en castellano.
Selecciona el ajuar de bienvenida,
abre vanos y puertas
y sale al mirador de la ventana.
Julieta de Romeos mal querida,
Robinsona de playas tan desiertas,
mi Kingkona, mi Wendy, mi Tarzana. ©

Del libro Llevarás en la piel.
Dibujo: Sarah Bishop.

Recitado en la Universidad del Arte y en el Manzi.

jueves, 30 de mayo de 2019

Huida

Cuando el amor te agobie con su peso
de plomo capital en las entrañas
y sus brazos parezcan ataduras
de nudos invisibles.
Cuando empuñe la voz como estilete
de filo gravemente escandaloso,
feroz en la benévola exigencia
de segarte las alas.
Si ves que autoritario se atribuye 

"la parte de tu vida que le toca"
como un tirano dócil.
Tú dile que regresas enseguida,
que vas a ver si llueve
y corre hasta quedarte sin aliento. ©

Del libro De diluvios y andenes.

Recitado en el Tortoni y el Manzi.

lunes, 27 de mayo de 2019

Rumbita gatuna

De gatas y lunas, de luna y gatas
por calles de plata se va la fortuna,
rumbitas, bachatas, canciones de cuna,
te espero a la una con traje y corbata.
De lunas y gatas, de gatas y lunas
tu boca gatuna de amor me delata,
tigresa bravía, morena mulata,
de rojo escarlata, de verde aceituna.
El próximo viernes habrá serenata
y tú, como siempre, serás la más gata,
allá en la azotea.
Con garras felinas te araño el escote,
de barba y bigote
yo soy tú Quijote y tú Dulcinea. ©

Del Libro Oceanario
Recitado En el Montserrat y en la APL

miércoles, 22 de mayo de 2019

Salvabesos

Por si acaso al naufragar
ya no pueda con mis huesos,
precavido con la mar
llevo siempre un salvabesos
por lo que pueda pasar. (Javier Krahe)


Si me pierdo en el torrente de tu boca,
por la mar, desorientado,
y resulta que naufrago a tu costado
por salvarme del reborde de la roca.

Si acontece, si me toca
y mi barca se da vuelta de tu lado
no te alejes, compañera, demasiado,
que el oleaje inoportuno me sofoca.
No permitas que me vaya mar afuera
sin anuncios ni regresos,
cuando el agua sobrepase vela y quilla.

Capitana de mi estrella marinera,
tírame tu salvabesos
y descorre el pasador de la escotilla. ©

Del libro Oceanario.
Recitado en el Café Montserrat y en el Manzi.

domingo, 19 de mayo de 2019

Como un cielo de plomo

"Echo de menos tus manos, me conocían tan bien" (la chica del puente)

Me duelen estas manos de no usarlas contigo,
esta espina filosa a los besos clavada,
la lluvia interminable que tizna la mirada
de estos ojos que llevo con rencor enemigo.
Me duelen estos labios de enconado castigo
que no llaman ni nombran el amor y la nada,
el pálido espejismo de luna destemplada,
sin aliento ni abrigo.
Me duele cada cosa como un cielo de plomo
de cobarde tristeza que se rompe en pedazos,
la voz deshilvanada con que te nombro, como
si una rosa de espanto germinase en mis brazos.
Y este otoño de nadie y el amor con que digo,
me duelen estas manos de no usarlas contigo. ©


Del libro Oceanario.
Primer premio del Concurso Poético "Junín-Pais" Edición décimo primera. 
Recitado en el Tortoni y en el Café Montserrat.

jueves, 16 de mayo de 2019

Un soneto























"Un soneto me manda hacer Violante"  (Lope de Vega)

Un soneto me manda a hacer Sabina
y al trabajo me apunto con esmero,
verso a verso ya voy por el tercero
con el cuarto a la vuelta de la esquina.
Es preciso operar con disciplina
sin que nada me aparte del sendero,
con reparo sutil de relojero
el segundo cuarteto se termina.
Ya van ocho, la meta está cercana,
me salve del infierno, la campana,
si consigo cerrar este terceto.
Con más temple que gracia lo concluyo,
si la suma es correcta, va de suyo,
doce, trece, catorce, es un soneto. ©

Del libro de poemas De diluvios y andenes.
Caricatura: Joan Vizcarra Carreras.
Recitado en la APL y en el Café Montserrat.

martes, 7 de mayo de 2019

Mariposa


Mujer carnal, paciente y ardorosa,
que a besos te alimentas
e inventas
la conjura de la rosa.
Urgente y belicosa,
de manos combativas y avarientas,
en todo te aposentas,
mariposa.
Al filo de mis labios, ciega y muda,
desnuda
de volcánico apetito.
Tizón de castidad  en carne viva,
altiva
y pasional. (Te necesito). ©

Del libro Oceanario
Recitado en el Café Montserrat y en Radio UAI.

miércoles, 1 de mayo de 2019

La ausente

"Lo atroz de la pasión es cuando pasa" (JS)

Ya no queda ni un Dios benevolente
y a nada sabe el beso
en la boca de zarzas y en la frente.
Ya no calan el hueso
ni el río de la lágrima ni el peso
de llorar en tus brazos, blandamente,
lo mismo que dos niños al regreso
de un roto continente.
Se ha secado el reguero de la fuente
(ayer ceremonial de mar espeso),
por eso
hay que decir adiós, forzosamente,
y hay que salvar el corazón ileso.
Sólo serás “La ausente”. ©


Del libro De diluvios y andenes.
Recitado en el Tortoni y en Radio UAI.

sábado, 27 de abril de 2019

De seda vana

Flor del almendro
Japón se ha vuelto escombros
de seda vana. ©

Con tristeza de geisha mal querida
destrenzaba las trenzas de su pelo,
su mundo de origami era un pañuelo
partido a la mitad y así partida,
en llanto de desvelo,
vagaba en la penumbra, dolorida,
con el alma recién amanecida
y un gesto de profundo desconsuelo.
Espiga de bambú, flor del ciruelo
de almendros, contenida,
en actitud litúrgica de duelo.
Sangra tanto la herida
que en el pozo de sombras de su vida
ya no vuelan gorriones por el cielo. ©

Del libro Oceanario.
Recitado en el Tortoni / Pintura: B. Lacombe
En homenaje a las víctimas del terremoto de Japón de ocurrido el 11 de marzo de 2011.

jueves, 25 de abril de 2019

Voy a la lluvia

“Mírame pronto
antes que en un descuido
me vuelva otro” (M Benedetti)

Voy a la lluvia (un modo del destierro)
y la lluvia me tizna de tristeza,
como un ángel de espinas al acecho
oculto en el umbral de cada puerta.
La lluvia es una forma del recuerdo,
litúrgica y blasfema,
que pronuncia tu nombre sin quererlo
con diluvial empeño de certeza.

Desde el peso trivial de lo doméstico
toda lluvia me cerca
sitiando las esquinas de mi cuerpo
con oscuros cerrojos de tiniebla.               
Mírame siempre,
que en la lluvia me vuelvo transparente. ©

Del libro De diluvios y andenes

Recitado en el Café Montserrat y en la APL.

miércoles, 24 de abril de 2019

Ella citaba a Almudena

Ella citaba a Almudena
con terca certidumbre de porfía: 
"Cuánto cuesta abandonarte,
lavarme de tu olor,
quitarme las huellas de tu peso..."
Y yo pensaba entonces que el olvido
era sórdidamente una palabra

ajena al diccionario de tu boca.
Acaso un verbo obtuso,
un yerro del azar, una mentira
extraña al parlamento de tus labios.
Igual que la nostalgia pavorosa
de lo que nunca ha sido,
lo mismo que un recuerdo inexistente. ©

Del libro Oeanario

Pintura: Nicoletta

Recitado en el Montserrat y Radio UAI.

martes, 23 de abril de 2019

Roja

Ardías desde el hambre de los labios
hasta la miel caliente de tus ojos,
lo mismo que una flor en carne viva
sembrada en el confín del universo.
Ardor ceremonial que te consume
en estruendo de luces de bengala,
portando en el solsticio de las ingles
un soplo de pasión que te vulnera.
Brasa azul de tu vientre,
fulgías de manera prodigiosa
en un tórrido escándalo de llama.
Igual que el fatalismo perentorio
de un fuego inagotable
ardiendo en el verano de tu boca. ©

Del libro Llevarás en la piel
Recitado en el Café Montserrat y en la APL