jueves, 30 de marzo de 2017

Amor de morondanga

Pero tú no, tú no, tú no... (JMS)

Ya no quiero tu amor de morondanga
ni tu beso-peluche de estropajo,
ni escarmiento de lágrimas ni andrajo
de labios de fritanga.
Por mí puedes bailar una pachanga
en la punta más alta del carajo
y arder con estertores de badajo
en congas domingueras de bullanga.
Simulacro de llanto compartido
y minga de promesas
en la tarde del último aguacero;
cada quien con su parte del olvido,
el cloruro de sodio con que besas
ya no sala la carne del puchero. ©

Del libro De lunfa somos.

Pintura: La exquisita Jeanne Lorioz.

martes, 28 de marzo de 2017

Un hombre

"Guardo en el bolsillo de mi guerrera, el mechón de pelo que me enviaste" (Carta de Miguel Hernández a Josefina Manresa, febrero de 1937). Un 28 de marzo, al alba, se nos iba (nos lo sacaron), Miguel Hernández, acaso el más hondo poeta de todos).

Hay un hombre que escribe en la trinchera,
voluntario del Quinto Regimiento,
y un fusil contra el viento
flameando con furores de bandera.
Madrid es una hoguera
de lágrimas de sal y ensañamiento
y en medio de las balas y el tormento
hay un hombre tenaz que desespera;
que dispara con versos, proyectiles
de fuegos varoniles
y pólvora de acíbar incendiada;
desdentado de hambrunas y de fosas,
que guarda en el bolsillo de sus cosas
un rizo del cabello de su amada. ©

Del libro De diluvios y andenes.

lunes, 27 de marzo de 2017

Niña mala

Busco mujer que sepa seis idiomas
(pero sólo me bese en castellano),
que cobije en la palma de su mano
jazmines y palomas;
que libre de preceptos y de axiomas
de tinte cartesiano
me bese con deleite cotidiano,
que sonría en París y llore en Roma.
Que conjure en el aire maravillas
y atraque en mis orillas
con estruendo de luces de bengala;
que no diga que no, ni si, ni cuando,
que susurre: “Me estoy enamorando”,
con un tierno mohín de niña mala.


Del libro De diluvios y andenes.
Dibujo: Giorgia Kapetanaki.

jueves, 23 de marzo de 2017

Metrorrobot

"Cuando hayas tenido un robot amante, no volverás a desear un hombre de verdad, jamás". (de AI / Steven Spielberg)

Este cuerpo que llevo de hojalata
y aluminio fundido
se insomnia con mujeres que al descuido
me intiman con candencia literata.
Aunque a veces el alma se sulfata
y amodorra el tic tac de mi latido
soy un hombre sensible y divertido
que en sulfuro de azufre se desata.
Aquí donde me ves vacilo y siento
y porto un alocado sentimiento
que tiene la firmeza de la roca;
más allá de electrodos y de penas
se erectan mis antenas
frente al beso de cuarzo de tu boca. ©

Del libro Llevarás en la piel.

martes, 21 de marzo de 2017

Otoño

"Háblame como la lluvia…” (Tennessee Williams)

El otoño frugal se te parece
(hojas más, hojas menos),
en el hilo de voz con que numeras
la rítmica llovizna de la tarde,
en el hondo cobijo de tus labios
de besos y oraciones,
que presagian con gesto de ternura
la boca con que vienes a buscarme.
Tiene tanto de ti que no sorprende
este terco aguacero con que irrumpes
sobre mis ojos secos,
en el último verde de las rosas
que en pétalos de humo se desangran,
como cristales rotos.

Del libro De diluvios y andenes.
Foto: Lilya Cornelli.

lunes, 20 de marzo de 2017

Amante probo


















Tú, Julieta 
(y yo sin escaleras)

Montesco de volcánico deseo
anota en su libreta
la calle del balcón donde Julieta
exhibe un corazón de jubileo.
Ser acaso Romeo
(el hombre más valiente del planeta),
lo envuelve en la secreta
heroica majestad de un dios ateo.
—No podrá con mi fe de amante probo,
ni vértigo ni altura
ni cárcel de cristal sobre la roca;
me muevo en la penumbra, soy un lobo
de roja dentadura,
que cerca el escondite de tu boca.

Del libro de poemas Oceanario.

domingo, 19 de marzo de 2017

Desnuda y con sombrilla

Para Silvio (de pie con expresión de Lord)

Con modales de roja maravilla
la musa de mis versos me corteja,
con pasos de cangreja
reclama como Eva mi costilla.
Desnuda y con sombrilla
en torrente de luz se desmadeja
buscando la precisa palabreja
que rime de la forma más sencilla.
Sentada en una silla
celebra Navidad y Noche Vieja,
en Cádiz, Salamanca o en Sevilla;
no parte ni se aleja,
ni juega a ser Gauguin que se amarilla,
ni se corta la punta de la oreja.  ©

Del libro de Diluvios y andenes
Recitado en radio UAI
Ilustración: Vittorio Polidori

viernes, 17 de marzo de 2017

Nadie

Desde el olvido
un conjuro de letras
hila tu nombre.


Nadie dice tu nombre
con esta santidad con que lo enuncio
frente al altar profano de la noche,
igual que una plegaria de perjurio.
Azul vocabulario de los dioses,
tu nombre es un preludio 

de antigua resonancia de labores
y salmo de homilías y de augurios.
—Amor, digo tu nombre
con porfía de pájaros nocturnos
y estruendo de leones.
Liturgia religiosa de un conjuro
de signos superiores
que busca socorrerte del diluvio.


Del libro Llevarás en la piel.
Fotografía: Elena Baca.

sábado, 11 de marzo de 2017

Lluvia

 Todo dolor sucederá en la lluvia

Llueve desde el pulso final de la tarde
con esa tristeza de antigua nostalgia
que teje la lluvia contra los cristales
con hilos de agua.
Llueve, llueve y llueve, herida de sangre
y rubia de estío la luna de guardia
se pinta los labios de colores suaves
y de harina blanca.
Llueve sin tu boca, desnudo paisaje
donde todo es humo, barro y hojarasca
de oscuras señales.
Nocturno silencio que ronda la casa
y este amor de nadie
en el desaliento de cuatro palabras.

Del libro De diluvios y andenes.

jueves, 9 de marzo de 2017

Niego todo

En la larga vigilia de mañana

¡Niego todo! Según cuenta Sabina,
los besos que no di y el beso dado,
le herida que me sangra en el costado
y el filo de la espina,
los "bares que sirvieron de oficina",
el ictus, la tristeza y el pasado,
la boca del pecado,
el cielo de la vuelta de la esquina,
la marcha de los trenes,
la lluvia que barniza los andenes,
el íntimo temor y el estallido,
la llaga de mi voz, las agonías,
los 19 días
y las quinientas noches del olvido. ©

Publicado en la Revista literaria "Signos" y recitado en Radio UAI a propósito de la aparición del nuevo disco de Joaquín.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Mujeres

Admirativamente

Fuimos musas, militantes, mensajeras,
pecadoras, puritanas, heroínas,
aprendices, penitentes, hechiceras,
libertarias, adivinas,
amazonas, marilines, misioneras,
pitonisas, ifigenias, celestinas,
benazires, inocentes, milagreras,
mataharis, alfonsinas,  
artesanas, odaliscas, mirabales,
isadoras, celestiales,
con exceso de pudores y deberes, 
artemisas, magdalenas, giocondanas,
proletarias, soberanas.  
Simplemente fuimos todas las mujeres. ©

Incluido en los libros Llevarás y Oceanario.
Pintura: Elisabeth Besnier.

domingo, 5 de marzo de 2017

Simulacro

Y nunca más después ardiste tanto,
en brazos de ninguno,
vigilia de los besos en ayuno,
antiguo territorio del quebranto.
A lágrima de llanto
la pena del dolor más importuno
te cercenó la voz y uno por uno
volvieron los fantasmas del espanto.
Como la maldición de un dios impío,
no tendrás otro amor igual al mío
ni donde, como y cuanto.
Simulacro de vanas fantasías,
soledad, cobardía.
Y nunca más después ardiste tanto.

Del libro Oceanario.
Foto: Helmut Newton.