lunes, 30 de septiembre de 2019

La ausente

"Lo atroz de la pasión es cuando pasa" (JS)

Ya no queda ni un dios benevolente
y a nada sabe el beso
en la boca de zarzas y en la frente.
Ya no calan el hueso
el río de la lágrima ni el peso
de llorar en tus brazos, blandamente,
lo mismo que dos niños al regreso
de un roto continente.
Se ha secado el reguero de la fuente,
desabrido arenal de mar espeso,
por eso
hay que decir adiós, forzosamente
y hay que salvar el corazón ileso.
Sólo serás “la ausente”. ©


Del libro De diluvios y andenes.
Recitado en el Café Montserrat y en Radio UAI.

domingo, 29 de septiembre de 2019

Z

"En su corcel, cuando sale la luna..."

Amarte como el Zorro, justiciero,
desnuda de los pies a la cabeza,
en la grave penumbra de la pieza
y en la noche del cálido aguacero.
Ser tu hombre primero
o el último de todos, no interesa,
con arte de sutil delicadeza,
osado, desenvuelto, aventurero.
Sin más armas que el arma de mis manos 
librarte de castigos y villanos
que astillen el cristal de tu hermosura.
Y bravo de pasión y de coraje,
a modo de tatuaje
marcarte con la Z la cintura. ©

Del libro Llevarás en la piel.
Recitado en el Café Montserrat y en radio UAI.

sábado, 28 de septiembre de 2019

Tauromaquia

En memoria de Rafael Alberti

Soy un toro que embiste ciegamente
el espumado mar de tu cintura,
profunda cornadura
con ansia incontenible de torrente.
De cardos y de cuernos, combatiente,
rasgando el vertical de tu hendidura,
añil fruta madura
de simiente.
Arena donde soy tu contendiente,
astilla y bordadura,
igual que un bisturí benevolente.
De sangre las encías y de albura,
taurina dictadura
con que muerdo tus ingles, doblemente. ©

Del libro De diluvios y andenes.

Recitado en el Café Montserrat y en Radio UAI.

viernes, 27 de septiembre de 2019

"Sin mi tu cama es ancha..."

"Ay mi amor, sin ti no entiendo el despertar"

A usted que duerme sola le aconsejo
revise los armarios de la pieza
no vaya a ser que el dios de la tristeza
se oculte en el revés de algún espejo.
Acaso un llanto viejo
le arañe la ilusión con aspereza,
la pena con arpones de certeza
avanza para atrás, como el cangrejo.
Si siente que otra boca la reclama
espíe por debajo de la cama
y cierre el corazón con doble llave.
Desnúdese del miedo.
Si es preciso quererla, yo me quedo,
palabra de escritor. (Usted ya sabe). ©

Del libro Oceanario.
Recitado en el Homero Manzi y en el Montserrat.

miércoles, 25 de septiembre de 2019

Viento


"Tú crees que me matas. Yo creo que te suicidas". Antonio Porchia

Si te sirve negarme, lo consiento,
no soy y nunca he sido
ni sangre ni sentencia ni alarido
ni culpa ni alimento
ni rabia ni porfía ni tormento
ni fruto, ni latido
ni vigilia de besos ni gemido
ni llanto, ni escarmiento
ni lágrima de sal ni juramento
ni fiebre ni estampido
ni cartas de papel amarillento
ni espanto de rencor despavorido
ni lágrima, ni olvido...

Sólo viento. ©

Del libro De diluvios y andenes.

Fotografía: Carter Flinn.
Recitado en el Tortoni y en la APL.

martes, 24 de septiembre de 2019

Cola de león

Un hambriento león de agraz melena,
severa la mirada,
camina por la selva enmarañada
buscando un tentempié para la cena. 
Un ayuno de larga cuarentena

y una dieta forzada 
lo tiene como fiera encarcelada  

mordiendo los yuyales de la arena.
En las mismas exiguas condiciones,
un ratón apetente

a fuerza de coraje se auto inmola.
—No sólo tienen hambre los leones,
exclama a voz batiente
y a la cuenta de tres muerde su cola. ©

Moraleja:

¿Cuántas veces en nombre del valor,
queda viuda la esposa del roedor?


Del libro Llevarás en la piel.
Ilustración: Peter de Séve.
Recitado en radio UAI.

lunes, 23 de septiembre de 2019

Detrás del cuento

"El corazón es un órgano de fuego"

La niña de la roja caperuza
y el lobo de feroz predicamento,
ocultan tras las páginas del cuento
una historia confusa.
El agreste animal de piel difusa
y la ninfa de temple turbulento
cediendo a los apremios del momento
arrojan por el aire cuero y blusa.
Cierto tiempo después la historia cuenta
que un prodigio voraz y femenino
con las hojas de un árbol se alimenta.
Afiebrados los labios como llamas
y el pelo rojo vino,
trepada a lo más alto de sus ramas. ©

Del libro Llevarás en la piel.
Recitado en el Café Montserrat.

viernes, 20 de septiembre de 2019

Infieles (Zooneto)

El tigre de Bután y la pantera
ocultan un amor más que prohibido
con el seco discurso del rugido
y el rojo parlamento de la hoguera.
Se ven, fiera con fiera,
detrás del mismo arbusto convenido,
a espaldas de una novia y un marido
que viven en el limbo de la espera.
Con ánimo salvaje
copulan en el verde del paisaje,
los dos en pie de brasa.
Y después del amor, la despedida,
cada cual con su vida
emprenden el camino de su casa. ©

Del libro De diluvios y andenes.
Recitado en el Montserrat y Radio UAI.

martes, 17 de septiembre de 2019

Penélope

Penélope desteje un desconsuelo
con esquivo temblor de amante sola,
mecida por el canto de una ola
se eriza de tristeza su pañuelo.
La persigue un amor de lobo en celo
y un arpegio coral de caracola,
astillas del olvido, barcarola
sombría del desvelo.
Una rabia naval de viento y frío
con terco desvarío
la ciñe de dolor y la desgaja.
Solitaria de ausencia y de porfía
enviuda cada noche, cada día,
y en ovillos de lana se amortaja.  ©

Del libro De diluvios y andenes.

Ilustración: Diego Vásquez.
Recitado en el Café Montserrat y en la APL

lunes, 16 de septiembre de 2019

Amor de morondanga

Pero tú no, tú no, tú no... (JMS)

Ya no quiero tu amor de morondanga
ni tu besopeluche de estropajo,
ni escarmiento de lágrimas ni andrajo
de labios de fritanga.
Por mí puedes bailar una pachanga
en la punta más alta del carajo
y arder con estertores de badajo
en congas domingueras de bullanga.
Simulacro de llanto compartido
y minga de promesas
en la tarde del último aguacero.
Cada quien con su parte del olvido,
el cloruro de sodio con que besas
ya no sala la carne del puchero. ©

Del libro De lunfa somos y De diluvios y andenes.

Pintura: El Troesma Eduardo Urculo.
Recitado en el Tortoni y en la APL.

domingo, 15 de septiembre de 2019

De musas y resfríos

Por culpa de un resfrío mal curado
la musa de mis versos guarda cama,
desnuda se recuesta a mi costado,
ardida como llama.
Con ansia de pecado
se pone sin permiso mi piyama
y a fuerza de quererme demasiado
en besos de agua dulce se derrama.
Con rimas de papel arma un barquito
que naufraga en la arena,
allá donde se pierde el infinito.
Mitad mujer fatal, mitad sirena,
me besa con piedad de niña buena
y me miente, sutil: —Te necesito©

Del libro Llevarás en la piel
Pintura: Sarah Bishop
Recitado en el Tortoni y en la APL

viernes, 13 de septiembre de 2019

Digamos

Digamos, ni tan mala ni tan buena,
ni selva tropical ni mar de hielo,
ni mancha de carmín en mi pañuelo,
ni antojo de caviar para la cena.
Ni alada ni terrena,
ni Virgen del perdón ni amargo duelo,
ni amantes revolcados por el suelo,
ni púdica vestal ni dama obscena.
Ni casta ni indecente,
igual a tantas más entre la gente,
común, como las cosas cotidianas.
Ni brasa de carbón ni de ceniza,
ni gata en la cornisa,
ni muero por tu amor, ni tengo ganas. ©

Del libro Llevarás en la piel.
Recitado en el Café Montserrat y radio UAI.

lunes, 9 de septiembre de 2019

Azar

Fue sin querer, es caprichoso el azar... (JMS)

Distraído miraba a la gente
caminar con azar distraído,
cada cual con su cruz en la frente,
cada quien deshojando su olvido.
La ciudad despertaba, silente,
en el dulce pulsar de un latido,
escenario de un sol insistente
sobre el muro del alba encendido.
Por el marco de aquella ventana,
abstraída del giro del mundo
emigraba una alondra perdida.
Paradoja de amor cotidiana,
pestañeé una fracción de segundo
y pasó la mujer de mi vida. ©


 Del libro De diluvios y andenes.

Fotografía: Laura Makabrescu.
Recitado en el Tortoni y en la APL.

sábado, 7 de septiembre de 2019

Haikus rantes de un taura despechado


Mina veleta,
de mistonga baqueta,
grela sin brillo.
De pinta escasa,
la pebeta más grasa
del conventillo. 

Rante y grosera,
percantusa orillera
de cualquier choma.
Vivís de atorro
en el viejo cotorro
de la Paloma. 

Siempre de ronga
mientras alguien te ponga
vento en el bulo...
Dicen que fuiste
la trotera más triste
del cabarulo. ©

Del libro De lunfa somos.
Ilustración: Diego Manuel
Recitado en el Homero Manzi y en el Café Montserrat.

miércoles, 4 de septiembre de 2019

"Desconjuros" (casi-cuento)

Era un sapo de oscura procedencia
invocando linajes de alto brillo
y una joven de espíritu sencillo,

de roja incandescencia. 
Dijo el sapo con cierta omnipotencia:   

—Aquí donde me ves, tuve castillo,
fui monarca del Reino de Membrillo 
allá en mi adolescencia.
El escuerzo galán jura y perjura
que una boca gentil y palaciana
romperá con un beso la conjura.
Un domingo de abril, por la mañana,
se besan con ardor de quemadura
y la niña carnal se vuelve rana.

Moraleja:

Nunca creas en cuentos de princesas,
la vida cotidiana
mal incumple finales y promesas. ©

Del Libro Llevarás en la piel.

Pintura: Olivia Beaumont.

Recitado en el Café Montserrat y Radio UAI.

domingo, 1 de septiembre de 2019

Otro jueves cobarde

"Otro jueves de esos que no se dejan besar” (J. Sabina).

La nostalgia le atiza las manos
con modales de hogueras
y la nombra de oscuras maneras
bajo un cielo de azules urbanos.
Sortilegios profanos,
que la acechan con ojos de fieras,
desembargan antiguas quimeras
de recuerdos lejanos.
Ella (toda dolor), se estremece,
como un llanto que crece
desde el rojo final de la tarde.
Fatalismo de sed que la tizna
con un terco temblor de llovizna,
otro jueves cobarde. ©

Del libro De diluvios y andenes.
Imagen: Serge Marshennikov
Recitado en el Café Montserrat.