domingo, 19 de febrero de 2017

De musas y resfríos

Por culpa de un resfrío mal curado
la musa de mis versos guarda cama,
desnuda se recuesta a mi costado
y resuelve conmigo el crucigrama;
con cierto fatalismo de pecado
se pone mi piyama
y a fuerza de quererme demasiado
en besos de agua dulce se derrama.
Con rimas de papel arma un barquito
que se tumba en la arena,
allá donde se pierde el infinito;
mitad mujer fatal, mitad sirena,
me besa con piedad de niña buena
y me miente, sutil: —Te necesito.

Del libro Llevarás en la piel.
Dibujo: Ay, Sara, Sara.

viernes, 17 de febrero de 2017

Docencia

El amor es un tajo atravesado
que corta con el filo de una hoja,
espina vertical de punta roja
sangrando en el costado.
Puñal que nos lacera demasiado
y en lágrimas de mármol se deshoja,
litúrgica congoja
que dicta su sermón más delicado.
Llevo tanto dolor sobre los hombros
que en tránsito de escombros
avivo los carbones de la hoguera.
Retira pena y musgo de la llaga
y antes que en un beso me deshaga
enséñame a querer de otra manera.


Del libro Llevarás en la piel.
Pintura: Pascal Chove.

jueves, 16 de febrero de 2017

Fuego, fuego

"Hay gente de fuego loco que llena el aire de chispas" (E. Galeano)

Con su casco de fibras y resina,
las botas y los guantes “antibrasa”,
sentado en el rellano de su casa
custodia el porvenir de cada esquina
y se muere de amor por la vecina
que pasa, pasa y pasa,
con un rojo vestido de entrecasa
y esa risa de amante clandestina.
Enciende la autobomba de rescate,
activa la sirena
y la pasa a buscar, lunes por medio.
Tal vez se nos antoje un disparate
tanta puesta en escena,
pero hay fuegos que fluyen sin remedio.

Del libro De diluvios y andenes.

En recuerdo de Eduardo Galeano.

martes, 14 de febrero de 2017

Yesterday

Benditas las amantes oportunas
del amor a la hora de la siesta,
las preguntas que quedan sin respuesta,
los "No voy a cambiarte por ninguna";
la vigilia del sueño de la luna,
servicial y dispuesta,
aquello de "París era una fiesta",
tu boca (que en mi boca desayuna).
Benditos los alfiles de la Reina
que surcan las casillas
a lomo de un caballo de carey,
Elvis Presley que nunca se despeina,
Marilyn enseñando las rodillas,
Joaquinito cantando Yesterday.

Del libro Llevarás en la piel.

Tú me pasas, ocurres, me sucedes,
legitimas en ti la maravilla,
surges de la manera más sencilla,
tiemblas, cedes;
desatas la atadura de las redes,
concedes la simiente y la semilla,
te abalanzas de mar sobre la orilla,
derrumbas las paredes;
modificas el curso del latido,
impulso compartido
a salvo de egoísmos y de agravios;
irrumpes, sobrevienes
y te obstinas de amor en los andenes
con un beso de luz entre los labios.


Así comienza De diluvios y andenes.
Pintura: Nicoletta.

lunes, 13 de febrero de 2017

Penélope

Penélope desteje un desconsuelo
con esquivo temblor de amante sola,
mecida por el canto de una ola
se tizna de tristeza su pañuelo.
La persigue un amor de lobo en celo
y un arpegio coral de caracola,
astillas del olvido, barcarola
sombría del desvelo.
Una rabia naval de viento y frío
con negro desvarío
la circunda de sal y la desgaja.
Con los ojos de mansa lejanía
enviuda cada noche, cada día,
y en ovillos de lana se amortaja.

Del libro De diluvios y andenes.

Ilustración: Diego Vasquez.

sábado, 11 de febrero de 2017

La Colo

Yiraba por las calles de Belgrano
cobrando palo y medio la completa,
oscura transeúnte de un planeta
final y suburbano.
El viento que la lleva de la mano
(fatídica y secreta),
escribe cada nombre en su libreta
con tinta de escarmiento cotidiano.
Después de cada cita
el ángel del hastío la visita
y se tumba al costado de su cama. 
Campal su corazón, tizón de hoguera,
en brazos de cualquiera
a cántaros de lluvia se derrama.

Del libro Llevarás en la piel.
Arte callejero anónimo del barrio de Coghlan,
rescatado por mi cámara de fotos.

miércoles, 8 de febrero de 2017

La coleccionista (II)

Colecciona con íntima porfía
postales de países desolados,
insignias de soldados
y heroísmos de osada cobardía,
orgasmos de agonía,
retales de puntillas y bordados
y un registro contable de pecados
de roja auditoría,
ojeras de cristal y vidrios rotos,
dos fotos
de un amor (acaso el mío),
maldiciones de cuentos de princesas
y lágrimas espesas
como semen amargo de rocío. ©

Del libro Oceanario.
Ilustración: Alexander Timofeev.

martes, 7 de febrero de 2017

Plegaria

Así en la tierra como en tus senos,
patria redonda del alma mía,
tibio refugio y alfarería

de cuencos llenos;
dulce alimento, soles morenos,
hora tras hora, día por día,
pezón del sueño de la alegría,
así en la tierra como en tus senos.
Aves de dócil vuelo liviano,
luz de verano,
como corceles que van sin frenos,
terrón de azúcar, alta colmena,
doble milagro de luna llena,
así en la tierra como en tus senos. ©

Del libro Llevarás en la piel.

lunes, 6 de febrero de 2017

Detrás del cuento

"El corazón es un órgano de fuego" 

La niña de la roja caperuza 
y el lobo ceniciento
ocultan tras las páginas del cuento
una historia de amor algo confusa; 
el agreste animal de piel difusa
y la ninfa del viento
urgidos por razones del momento 
arrojan por el aire cuero y blusa. 
Cierto tiempo después la historia cuenta 
que un engendro voraz y femenino 
con las hojas de un árbol se alimenta; 
afiebrados los labios como llamas 
y el pelo rojo vino, 
subida a lo más alto de sus ramas. ©

Del libro De diluvios y andenes. 
Ilustración: Gravekiss.