viernes, 28 de diciembre de 2012

Ya es hora de cerrar el Blog

Por unos días nomás, porque parto de vacaciones. Nos vemos a la vuelta.



Para todos, que el 2013 sea el mejor año de sus vidas.

miércoles, 26 de diciembre de 2012

El lunfa llegó a la Universidad



En algún momento, los que quieran, desde el link de la dirección de la radio y desde la ventana de Descargas, con el botón derecho, van a poder bajar el programa y escucharlo.

domingo, 23 de diciembre de 2012

Natal



Allá van San José con la parienta,
camino de Belén, a tranco lento,
a censarse los dos en cumplimiento
de un edicto que Herodes reglamenta;
la niña, parturienta,
con los pechos redondos de alimento,
avanza trabajosa contra el viento,
pesada su cintura y su osamenta;
es hora de nacer y no hay cobijo,
y la madre y el hijo
habrán de compartir esfuerzo y manto; 
blanca espera de luna,
José en el otro extremo de la cuna
y María pariendo al niño santo.

Del libro De diluvios y andenes.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Espiante






















Piantó del bulo gris y el malevaje 
con las pilchas mistongas que tenía,
cansada de tomar la sopa fría
y exhibir el dolor como un tatuaje; 
apenas las chirolas para el viaje,
la foto del casorio de aquel día 
y un impulso campal de valentía, 
mitad resignación, mitad coraje.
Marchita del gotán del abandono,
sin lágrima ni encono 
dejó un temblor de adiós sobre la cama;
una cosa es ser buena y otro tanto,
paloma del espanto,
trepar sin ilusión la misma rama.

Del libro de poemas De diluvios y andenes.

sábado, 1 de diciembre de 2012

Cuando los ángeles hablan de mí

Los ángeles existen; doy fe de ello y en mi caso he tenido la suerte de que tomaran siempre formas femeninas. Debo confesar que antes que aparecieran sorpresivamente en mi vida no tenía mucho conocimiento acerca de sus gentiles andanzas, salvo lo que refieren ciertas páginas de cuento o el “murmuraje” de algunas charlas de vecinas domingueras. Lo cierto es que los ángeles existen y en su condición de tales poseen una extraña virtud (si virtud es el término adecuado), el día menos pensado, zas, desaparecen, de la misma manera y con la misma imprevisibilidad con la que alguna vez decidieron manifestar su existencia.

Mi primer ángel se llamó (o se llama, porque supongo que seguirá ejerciendo su actividad celeste) Luz (también, con ese nombre) y estuvo junto a mí casi un año, en el cual, de la nada, decidió mágicamente que mis sonetos debían formar parte de su entrañable revista, El Tangauta. Hasta que un día, desapareció.

Mi segundo ángel se llamó Milagros (casi otro nombre paradigmático), y también, sin que yo lo hubiese imaginado nunca, por imperio de su dulce voluntad me puso en contacto con Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat, a quienes les confió mi primer libro de poemas, y así como vino imprevistamente, imprevistamente también se esfumó en el aire.

Mi tercer ángel se llamó Tania, ella, con su don de gente y su ternura vital, me quitó mil vicios literarios y me hizo sin ninguna duda un mejor poeta. Tania también, más luego, ejerció conmigo el oficio de volverse transparente.

Mi cuarto ángel se llama Otilia y espero que nunca desaparezca.

martes, 27 de noviembre de 2012

De su sangre















Antiguo puerto de Barcelona

Para mis abuelos Pedro y Alberto que me legaron su sangre.

Sólo tengo el recuerdo de su testa canosa
y el andar ceniciento de su paso bendito,
acunaba en las manos un jardín infinito
donde ardía la rosa;
una bruma de ausencia descendía lluviosa
por sus ojos celestes, como un terco delito
de extrañar otro tiempo, otra luz y otro rito
de nostalgia forzosa;
sólo supo contarme del arado y el trigo
y del arduo trabajo de llevarme consigo
a otra playa lejana;
era amigo del viento y en las noches volvía
a su patria de entonces, con aquella porfía
de armazón catalana.

Del libro de poemas De diluvios y andenes.

sábado, 29 de septiembre de 2012

Diluvios
















Pintura: Dido, Dido, Dido.

Si en el claro de tus ojos
una tristeza diluvia,
amarillamente rubia,
de lágrimas y de enojos,
yo tengo dos besos rojos,
que siempre llevo conmigo,
por si el dolor enemigo
cerca tu vientre ondulado,
para acampar al costado
meridional de tu ombligo.

Que nada nunca te duela,
ni la nostalgia ni el llanto,
mientras yo te quiera tanto,
con este amor centinela;
traza en la noche una estela
de blanco fulgor de estío
y llama, que el beso mío
será cobijo y amparo,
candil de estrellas y faro,
cumbre de luz y navío.

Del libro de poemas Oceanario.

viernes, 21 de septiembre de 2012

MontelMAReeee






















Photo by Peter Lindbegh

La sirena y el buzo, según cuenta  
un viejo capitán de la marina,  
sostienen una historia clandestina, 
que ha capeado el Monzón y la tormenta;
cada uno del otro se alimenta 
con besos de cereal y pan de harina 
y en el fondo del mar hay una esquina
donde late la boca turbulenta.   
Fatalismo de amor, nada que nada,
la sirena encantada
bendice la ilusión de no estar sola,
y el buzo de los mares navegados,
con los labios salados,
le besa las escamas de la cola.

Del libro Oceanario.

martes, 11 de septiembre de 2012

Parolaje lunfa





















Foto: Silvina Macri

lunes, 27 de agosto de 2012

Taura















Pintura / Sigfrido.

Gardel se despereza de aburrido
y de tanto soñar a la bartola
pone un disco de jazz en la vitrola,
de ritmo sostenido;
cuatro tauras con nombre y apellido,
devotos de Ferrer y de Piazzola,
le baten la canción canyengue y sola
del tango del olvido.
Ordena la catrera del cotorro,
de fiaca frunce el morro
y saca el impermeable del ropero;
afuera llueve mucho y en la pena
de no verse en los ojos de Malena,
decide atravesar el aguacero.

Del libro De diluvios y andenes.

martes, 21 de agosto de 2012

Artistas con Haití -Antología solidaria-










Portada del libro

Niño de la luna

“No debe andar el mundo con el amor descalzo” (A. Tejada Gómez)

Con énfasis de ovillo
se tiende en el portal de alguna esquina
y vano de esperanzas se amotina
con la marca del hambre en el orillo,
en el hueco raído del bolsillo
le sangra el universo de una espina
y el miedo que lo inclina
lo sigue como un perro lazarillo;
sin canciones de cuna,
la noche es un escándalo de frío
y el alba una tristeza inoportuna;
ese niño también es algo mío
y no hay lumbre de luna
que vele su abandono de rocío.

jueves, 19 de julio de 2012

Negro

















El Mendieta / Daniel Paz

Inodoro, la Eulogia y el Mendieta:
Que lo parió” –con el dolor más triste
se preguntan los tres–,“¿por qué te fuiste?”
cerrando el ventanal de la historieta.
Mientras Boggie desarma la escopeta
y apaga el cigarrillo que le diste,
la luna de crayón en que partiste
enluta los rincones del planeta.
A punta de grafito
fugaste sin querer al infinito,
en busca de un confín domiciliario;
bucanero de tinta al abordaje,
que el cielo que te guarde en hospedaje
tenga acaso la forma de Rosario.

Del libro De diluvios y andenes.
Incluido en la Revista El Tangauta.

jueves, 5 de julio de 2012

Galiparlantes

















          Baudelaire y Rimbaud eran dos gatos   
al filo de las noches parisinas, 
confundiendo luceros con espinas  
y espejismos de amor con arrebatos;   
con esmalte de tinta en los zapatos
y aroma de glicinas,
rondaban el umbral de las vecinas
con ardides de versos literatos.
Baudelaire y Rimbaud, galiparlantes,
de escarpines y guantes,
en un ruedo de rimas insensatas, 
bajo un cielo carmín de luna llena,
parientes consanguíneos de la pena,   
con destino de amor, pero sin gatas.

Del libro De diluvios y andenes.

martes, 19 de junio de 2012

Puntual















Llega. Desgobernando el aire, llega,
blandiendo los furores en su mano,
volcánico de lumbres y mundano,
por el río de sed en que navega;
tizón de furia ciega,
lo mismo que un diluvio de verano,
al mando del impulso más tirano
y el íntimo bullicio que despliega;
puntual en el deleite de tu boca,
jirón, cristal de roca,
regente del instinto y estratega,
artífice resuelto de la vida,
a pulso de embestida,
llega. ¡Llega!

Del libro De diluvios y andenes.

viernes, 15 de junio de 2012

JLB






















El camino es fatal como la flecha,
pero en las grietas, está Dios que acecha. (J. L. Borges)

Ginebra o Zúrich (Suiza),               
las ciudades posibles de mi muerte,           
elección insondable de la suerte,                
hollín, polvo, ceniza;                            
la dicha es un temblor que inmoviliza                   
y en nada toda nada se convierte,               
los sueños sueños son, la vida inerte        
por un hueco del alba se desliza.         
Yo elegí para mí muerte extranjera,  
un destino frugal y un cielo viejo,      
más allá de mis ojos la ceguera                  
vislumbra el otro lado del espejo.  
Morir o no morir, es indistinto,                 
nadie puede escapar del laberinto.

Incluido en el libro De diluvios y andenes.

martes, 5 de junio de 2012

Che Cenicienta






















Papusa de percal, che Cenicienta,
sembrada de plantón en la cocina,
con la pilcha toraba de fajina,
haciendo de mucama y de sirvienta;
la madama del cuento te atormenta
jeteando de madrastra jacobina
y te pone a lijar con piedra china
el sopi de la casa polvorienta.
Se parla de un bailongo en el castillo
donde el hijo del Rey con alto brillo
designarárá mujer para su goce.
Aprontes de champán y contentura
y después del amor la mishiadura,
diez minutos pasados de las doce.

Incluido en el libro De diluvios y andenes.

lunes, 7 de mayo de 2012

Julio






















Me moriré en París con aguacero” (Cesar Vallejos)

Morirás en París sin aguacero,
en primera personal del plural,
una tarde propicia de febrero
de enlutada tristeza vertical, 
un agobio de niebla y desespero,
de llanto universal,
dictará su responso de avispero
con esmero de tos gramatical. 
Como un barco dormido que naufraga
(jazmín de negra llaga),
en témpanos de gárgaras de sal,
morirás en París, tal vez la Maga
en besos se deshaga,
nocturna, funeraria, torrencial.

Incluido en el libro De diluvios y andenes.

jueves, 3 de mayo de 2012

Listado de librerías

Librería Galerna: Estamos hablando del libro De diluvios y andenes (Oceanario todavía no tiene distribución comercial). Lo bueno es que Galerna tiene un sistema de envíos al interior y al exterior del país, por intermedio de DHL (en la Página existe una grilla de costos)
 
Av Cabildo 1852 - Capital Federal
(5411) 4788-6201


Uruguay 1049
(5411) 4813-5513
15-3081-6375

 
Hipólito Yrigoyen 1719, Mar del Plata
(0223) 493-1545


 
Librería Hernández

Av. Corrientes 1436.Tel.:4372-7845
 
 
Av. Corrientes 1311.Tel.:4373-6106

 
Librería Norte / Las Heras 2225 Recoleta.


Librería García Cambeiro / Pasaje Gallegos 3570 Boedo.


Librería Crak Up / Costa Rica 4767 Palermo Soho.


Librería La Libre / Bolivar 646 San Telmo.


Librería Del Anticuario Junín 1270 Barrio Norte.
 

martes, 1 de mayo de 2012

Oceanario






















Amé tu desnudez de carne sacra
con hambre de desvelos atrasados,
el llano mapamundi de tu espalda,
la rosa humedecida de tus labios,
el íntimo jardín donde la escarcha
se vuelve un oceanario
de peces lujuriosos y de algas
que crecen como espigas a lo alto;
los muslos de papel y el trigo verde
del rubio paraíso de tus ojos,
de miel y pan silvestre,
la roja cicatriz del gajo rojo,
el ánfora del gozo
y el fruto macerado de tu vientre.

Incluido en el nuevo libro Oceanario.

sábado, 21 de abril de 2012

Pancho Varona


Tuve la suerte de conocer a Pancho Varona, participando ambos del Foro de Joaquín Sabina, en la Página oficial del Flaco. Yo como un participante más y él como “guitarrista insurgente de Sabina”, como le gusta denominarse. Lo increíble del caso es que Pancho, a pesar de ser coautor de más de cien canciones de Joaquín, en calidad de compositor de la música de las mismas, ingresaba al Foro como uno más de nosotros, participando de muchos temas con el mismo entusiasmo. Esto habla de la grandeza y a su vez de la humildad de Pancho, por eso el entrañable afecto y la admiración profunda que le tengo. (en mi columna de la derecha, por allí abajo, hay un soneto que compuse cuando Joaquín volvió a sacar un disco, después de los duros tiempos de la “nube negra” y el cálido mensaje elogioso de Pancho).

Todo esto viene a cuento porque la semana pasada antes de acudir al maravilloso concierto de loa "Pájaros contraatacadores", por medio de un contacto que estableció una amiga en común (mil gracias Paz, en deuda quedo), le acerqué a Pancho un ejemplar de mis dos primeros libros, pidiéndole además que “yugara” de mensajero literario y le acercara a Joaquín y al Nano, un ejemplar de De diluvios y andenes. cosa que por cierto cumplimentó con el afecto y la bonhomía de siempre. Transcribo entonces el correo que me hizo llegar ayer y lo comparto con quienes pasan por aquí. Para Pancho el abrazo apretado del alma.

Buenos Aires 20 de abril de 2012.

Hola Charly! Gracias por tu regalo! Preciosos libros, preciosos poemas con mi nombre en ellos! Mil gracias. Joaquín abrió el paquete delante de mí y quedó encantadísimo! Me echaba piropos todo el rato para ti. Cosas como "este amigo tuyo sí que sabe versificar!". Y le dejé en su camerino leyéndote. Al rato me llamó y me pidió que leyera una sobre Lisboa que le había impresionado. "Es una canción perfecta", decía.
Enhorabuena, no era sólo una impresión mía que escribías muy bien. Me encanta acertar a veces!
Incluso Joaquín me dijo "a ver si me acuerdo y veo un hueco y le nombro durante el concierto".

Un gran abrazo!

Pancho Varona (guitarrista insurgente de Sabina)

Para Pancho Varona un monumento
 con estampa de príncipe consorte,
donde puedan tener cobijo y norte
las palomas que viajan en el viento;
abrazado feliz a su instrumento,
“princeso” hereditario de la corte,
planta y porte
de un jilguero cantor en movimiento;
para Pancho, andamio nazareno,
costilla y corazón de “poli bueno”,
doctor en soledades de guitarra,
espiga germinal de pan de miga
que en vez de ser hormiga
eligió su destino de cigarra.

jueves, 19 de abril de 2012

Contraataque

Nuevamente los pájaros castizos
emigran desde España a la Argentina,
navegando las olas de anilina
y puertos fronterizos.
Desde el alma, gemelos indivisos,
Joan Manuel y Sabina,
con un claro fervor de fe divina
le dan cuerda al reloj del Paraíso.
El vaivén del Titanic los ampara,
al mal tiempo, telón y buena cara
mientras sobren bebida y alimentos.
Si toca naufragar, buscar reparo,
seguir estrella y faro
y confiarse a la rosa de los vientos. ©


Del libro Oceanario.
Recitado en Radio UAI.

lunes, 19 de marzo de 2012

Vuelta a casa



Los "chicos" (Joan Manuel y Joaquín) están de vuelta en Argentina.

Nuevamente los pájaros castizos
han volado de España a la Argentina,
navegando cien olas de anilina,
a galope de velas y de rizos;
desde el alma, gemelos indivisos,
Joan Manuel y Sabina,
con un claro fervor de fe marina,
le dan cuerda al reloj del Paraíso.
La orquesta del Titanic los ampara
y en tiempos de mal tiempo, buena cara,
mientras sobren bebida y alimentos;
sólo queda nadar hasta la orilla,
salvar el corazón y la vajilla
y confiarse a la rosa de los vientos.

domingo, 11 de marzo de 2012

Olivos y cipreses



11 de marzo,
y la muerte que viaja
sobre los trenes.


Sólo queda la marcha de los meses,
como un dolor cautivo
de sangre sin cerrar, imperativo,
y un recuerdo de olivos y cipreses;
no hay milagro de panes ni de peces,
ni exorcismos de duelo curativo,
solamente la ley del explosivo
y un silencio de olivos y cipreses.
En aras del agravio y el espanto
marzo vuelvo a doler como hace tanto,
igual que tantas veces…
Agonía de sal en los andenes,
por cuantos y por quienes,
y un responso de olivos y cipreses.

(22 olivos y 170 cipreses, uno por cada muerte del 11 de marzo del 2004 en Madrid)

Incluído en el libro Llevarás en la piel.


miércoles, 7 de marzo de 2012

Antología Junín 2011



La gente de Junín me ha hecho llegar la Antología Décima Convergencia Internacional de poemas JUNINPAIS 2011. Generosamente me han permitido encabezar la misma, en virtud de haber ganado dicho concurso, con la transcripción de cinco sonetos; a continuación figuran poemas de aquellas personas que obtuvieron el segundo y tercer lugar, como así también material de quienes se adjudicaron menciones especiales y una selección de versos del resto de los concursantes.

Esto me ha permitido revivir las increíbles sensaciones de aquella mágica noche de noviembre.

Asimismo se me ha solicitado el envío del material del poemario que van a editarme, ya que éste era uno de los premios puestos en juego. Será éste entonces mi futuro tercer libro que ocupará un preciado lugar en mi biblioteca junto con Llevarás en la piel y De diluvios y andenes.

domingo, 12 de febrero de 2012

12 de febrero (San Joaquín Sabina)



Benditos los que nacen en febrero,
entre el once y el trece, Dios mediante,
los que suelen llevar la voz “cantante”
debajo del talante del sombrero;
los del Barsa, los ricos sin dinero,
los joaquines de verbo litigante,
la ruta de altamar y el navegante
que sale a recorrer el mundo entero;
benditos los que cumplen tanto y trece,
la flor de la canción cuando florece
sin lágrima ni espina,
los pájaros que viajan sin boleto
y el son de este soneto
que canta el “japiverdi” de Sabina.

Incluído en Llevarás en la piel.


(si Iza lo lee que se lo lea a Jimena,
si Jimena lo lee que se lo lea a Joaquín)

jueves, 9 de febrero de 2012

Para saber como es la soledad...



El universo
de un pájaro perdido
rozó tu canto.


(con ojos de papel)

viernes, 27 de enero de 2012

De diluvios y andenes



De diluvios y andenes
emerge nuestro amor en la distancia,
pluvial en la retina de tus ojos
y espeso de palabras;
lo mismo que un jazmín encolumnado
en pétalos de savia,
expuesto a los dictámenes del aire
y a líquidas andancias.
Conjura de la sed sobre la boca
y el beso que resiste
urdido en un turbión de miel silvestre;
con modales de tarde tormentosa
la lluvia nos elige
y somos como el agua, transparentes.

Incluído en el libro De diluvios y andenes.

domingo, 15 de enero de 2012

He volvido (como siempre)



He volvido otra vez, todo termina,
las olas de la mar, el cielo claro,
la playa, las arenas y aquel faro
que aún en la distancia me ilumina.