martes, 21 de agosto de 2012

Artistas con Haití -Antología solidaria-










Portada del libro

Niño de la luna

“No debe andar el mundo con el amor descalzo” (A. Tejada Gómez)

Con énfasis de ovillo
se tiende en el portal de alguna esquina
y vano de esperanzas se amotina
con la marca del hambre en el orillo,
en el hueco raído del bolsillo
le sangra el universo de una espina
y el miedo que lo inclina
lo sigue como un perro lazarillo;
sin canciones de cuna,
la noche es un escándalo de frío
y el alba una tristeza inoportuna;
ese niño también es algo mío
y no hay lumbre de luna
que vele su abandono de rocío.

18 comentarios:

Carlos dijo...

"Y no hay lumbre de luna
que vele su abandono de rocío..."

Un grupo de poetas extremeños, liderados por la poeta Antonia Cerrato, ha tenido la deferencia de invitarme a participar en este noble proyecto de integrar una Antología, que busca de alguna manera mitigar las condiciones de extrema pobreza en la que viven tantos niños en Haití.

Yo estoy y estaré eternamente agradecido, a Antonia por haberme brindado esta posibilidad de ser parte de este maravilloso gesto de solidaridad.

A todos los amigos que integran el libro, mi agradecimiento también y manifestarles la alegría de poder compartir esto con ustedes.

Desde la distancia, el abrazo más grande para todos.

Mayte dijo...

Tierno y suave, como solo tú sabes bordar una nana.

Mil besos!

Carlos dijo...

Pero esta es una nana triste, Mayte, que más que conciliar el sueño, nos lo quita.

Esforcémonos porque esto no ocurra nunca más.

Un beso grande que te acune el alma.

Aldabra dijo...

¡que bonito gesto!

¡y que importante son estas pequeñas grandes iniciativas!

hermoso poema digno de cualquier libro.

biquiños,

tita dijo...

Una tristeza es verdad,el esfuerzo de todos siempre sera poco para sacar a estos niños de esta desgraciada vida que les ha tocado vivir.
La vida es un escandalo de frio para ellos.
Tu siempre tan concienciado con estos temas,gracias poeta.
Un besito

tita dijo...

Carlos,tengo prolemas con mi pc,no se hasta cuando,si puedo te cuento,si no cuando me vaya de aqui.

Carlos dijo...

Hola Aldabra, la verdad es que son pequeños gestos, mínimos granitos de arena en tan vasto desierto, pero uno lo hace con la esperanza de que el mundo sea un poquito mejor cada día.

Ojalá así sea.

Un beso grande.

Carlos dijo...

Duele mucho Ana, habiendo tanta plata para otras cosas y que no se intente solucionar un tema tan doloroso como este que está referido a satisfacer los elementales derechos de un niño, tales como techo y comida.

Un beso grandote.

Carlos dijo...

:( Ana, ojalá que lo soluciones pronto, para tenerte de nuevo por aquí.

Si puedes me cuentas.

Un beso.

Francisca Quintana Vega dijo...

Un soneto precioso,que luce por mérito própio en la página 16 de este maravilloso libro. Maravilloso por su contenido y maravilloso por su finalidad.
La primera presentación del libro,el día 15,fue un acto emotivo, al aire libre, en la plaza de Santa Amalia,pueblo donde nació nuestra común amiga Antonia,supongo que ya lo sabrá.No es que se vendieran demasiados, por esto de la crisis, pero la gente respondió en la medida de sus posibilidades. En el blog de Antonia y facebook pueden verse algunas fotos.
Hemos puesto un granito de arena, es poquito...pero si todo el mundo pusiera uno, seguro que no existiría esa situación terrible en la que un niño muere por no tener pan. Saludos

Carlos dijo...

Coincidiremos en esto Francisca, que cada poema que integra este libro, se embellece a partir del cometido que le ha sido encargado, tal como es el de paliar el hambre en esta zona tan castigada del mundo y con ello, hacer un poco más llevadera, la de por sí difícil vida de estos chicos.

Ojalá que el libro se venda mucha y el esfuerzo de Antonia sea reconocido.

De mi parte ha sido maravilloso compartir esta experiencia con todos ustedes y le quedaré a Antonia eternamente agradecido.

Un saludo muy afectuoso para usted.

Sandra Montelpare dijo...

Una gran iniciativa, por cierto. Creo que dejar morir a un niño de hambre es un crimen de lesa humanidad.
Este soneto duele por todos lados.
Saludos van, Carlos

Carlos dijo...

ASi es Sandra, hechos de esta naturaleza son los que nutren el alma, y permiten, aunque sea en parte, compensar el dolor que significa saber que una criatura pueda acaso morir de hambre.

Perdón por hacerte doler.

Saludo vino, beso fue.

Carlos dijo...

Otra vez pasó la "quejona" impresentable. :(

van dijo...

Me da una alegría inmensa que te hayan invitado a participar de esa antología, felicitaciones de nuevo, poe del alma!

"ese niño también es algo mío" duele, duele, duele...

Un besito, lo mejor para hoy!

Carlos dijo...

Hola Van, la verdad que participar de la antología fue increíble.

Lo de hoy salió perfecto.

Un beso.

Amapola Azzul dijo...

! que sensible esta bella poesía¡¡

Enhorabuena. Muy conseguida.

Carlos dijo...

Gracias Amapola, bienvenida a mi casa.

Me alegra que mis poemas te gusten.