jueves, 31 de mayo de 2007

Culpas



Ella sube despacio la escalera
con un gesto de culpa indefinida,
lleva puesta en la boca, consumida,
el peso de una hoguera;
da dos golpes, se alisa la pollera
y retira el anillo con cuidado,
él, empeño de alturas, incendiado,
la toma fatalmente prisionera.
La desnuda con prisa, lumbre y brasa,
afiebrados y espesos,
y sus dedos parecen alfileres...
En la puerta de siempre de su casa,
se quita las caricias y los besos,
con un suave dolor de atardeceres.


La obra pertenece a la artista
Nicoletta Tomas Caravia.

domingo, 27 de mayo de 2007

Tangautamente



Como diría el tango, pero al revés: “Fue a inconciencia pura” que la Directora de la Revista el Tangauta, Luz Valbuena, leyese casualmente los sonetos de mi blog, y no satisfecha con ese duro ejercicio de masoquismo, me propusiera desde la nobleza de su corazón publicar algunos en su Revista. Surgió de esta manera una entrañable corriente de afecto que se corporizó en innumerables correos de ida y vuelta y que al final dio una rosa, con la publicación de un verso mío en el último número de mayo. Con una infinita alegría es que lo quiero compartir con todos ustedes, mis amigos blogueros, sabiendo que hay deudas del alma que nunca podrán saldarse.

De puño y letra / Selección de Luz Valbuena.


"Con la presentación de este poeta argentino inauguramos el largamente solicitado espacio para las letras. Elegir cuál sería el primero de sus sonetos no fue fácil. Con talento, sutileza y musicalidad excepcionales, Casellas guía de la brisa a la dulce tempestad de la emoción. Su nuevo libro está próximo a salir de la imprenta.


Bendito

Bendito el santoral de la milonga,
los tangos de Gardel y de Lepera,
el rimel de Malena con ojeras,
el fuelle de Pichuco que rezonga.
Bendito Virulazo, meta y ponga,
la grela de Ferrer que sola espera,
el cuore de Contursi con goteras,
la flor en el ojal, rea y mistonga.
Bendito Celedonio, mano a mano *,
Discépolo de sombras y de arcanos
y el tajo descarriado de tu falda.
Bendito el lupanar arrabalero,
la huella digital de los tangueros,
la esquina de Corrientes y Esmeralda.


© Carlos Alberto Casellas, 2007.

* Mano a mano: tango con música de Carlos Gardel y José Razzano y letra de Celedonio Esteban Flores.

"With the presentation of this Argentine poet we inaugurate the much-requested space for literature. It was not easy to choose which one of his sonnets should be the first. With exceptional talent, subtlety and musicality, Casellas takes us from the breeze to the sweet storm of emotion. His new book is just about to leave the press. Until then, you can walk thorough his streets shaded with poetry at apenaspenas.blogspot.com"

Blessed

Blessed be the milonga saints,
the tangos by Gardel and Le Pera,
the mascara of Malena, of the dark circled eyes,
and Pichuco’s bandoneon, as it chides.
Blessed be Virulazo, meta y ponga (1),
Ferrer’s grela (2), who waits alone,
Contursi’ heart, that sheds tears,
and the flower in the lapel, rea (3) and mistonga (4).
Blessed be Celedonio, mano a mano (5),
Discepolo, all mysteries and shadows
and the shameless slit of your skirt.
Blessed be the whorehouse of the burb,
the tangueros finger print,
and Corrientes and Esmeralda’s intersection.

© Carlos Alberto Casellas, 2007.

Traducción de Dolores Longo.

(1) Meta y ponga: expression, who gives his all.
(2) Grela: (lunfardo*) woman.
(3) Rea: (lunfardo*) vagabond, bohemian, transgressor.
(4) Mistonga: (lunfardo*) poor.
(5) Mano a mano: (one on one) tango with music by Carlos Gardel and José Razzano and lyrics by Celedonio Esteban Flores.
* Lunfardo: Argentine slang

lunes, 21 de mayo de 2007

Cataluces y andalanes

Cataluces y andalanes, cien por ciento,
en el viento de dos pájaros a tiro,                remolino de canciones, versos, giros,
como Sanchos sin molinos ni jumento.      Caballeros bien andantes, andalanes, descendientes de aquel siglo de las luces, caminantes con caminos, cataluces,
repartiéndose los peces y los panes.
A dos voces la canción canta dos veces,
contendientes de un partido de ajedreces
por el lúdico tablero de la vida;
par de reyes, falta envido, truco, quiero,
compañero de mi canto, compañero,
la canción está servida.

Del libro Llevarás en la piel.

domingo, 13 de mayo de 2007

Con ropa de varón



Llevas puesto mi amor y mi camisa,
mis zapatos, mis besos, mi corbata,
gata
de equilibrio en la cornisa.
Mi viejo pantalón, (que bella eres)
mis puños, mis gemelos de caoba,
loba
de pasión entre mujeres.
Mis manos, mi desvelo, mis anteojos,
mis ojos
de mirar tu boca triste;
mi perfume, mi anillo, mi pañuelo,
cielo
que de luna te desvistes.


(este soneto, está incluído en el libro que pronto saldrá)

miércoles, 9 de mayo de 2007

Había una vez



Hoy toca un cuento (será que es tarde y anochezco niño)

La Luna del cuento “Una Luna había”
tenía modales de luna porfiada,
brillaba de ausencia por la madrugada,
plateaba de día;
caprichos de niña, sutiles manías,
crecía en menguante, redonda de pena,
y cuando tocaba:“Serás luna llena”,
Luna no salía.
El sol indignado llamó al sindicato
blandiendo en sus manos un rojo contrato
de letras en llamas;
“¿dónde está la Luna?”, preguntó furioso
y el ángel del alba le dijo dichoso,
dormida en mi cama”

martes, 1 de mayo de 2007

Fuimos



Fuimos el beso,
la alegría y el peso
de toda duda,
Adán y Eva,
la caricia más nueva,
la piel desnuda.
Fuimos los dedos
enredados de enredos,
tuyos y míos,
las tercas manos
de amarillos veranos,
fuimos el frío.
Fuimos la casa,
la tristeza que pasa,
(pero se queda),
la sed y el llanto,
el adiós en el canto
de una moneda.
Fuimos la tarde,
silenciosa y cobarde
de un mes cualquiera,
la roja llama
que volvía la cama
tizón de hoguera.
Fuimos el roce
de los labios feroces
en loco juego,
la maravilla,
el temblor, la cerilla
prendiendo fuego.
Fuimos el nudo
de dos cuerpos desnudos
sobre la arena,
el desatino
de un amor sin destino.
Fuimos la pena.


Dentro de un ratito, apenas nomás es el cumpleaños de Nicky, y como éste chico es muy raro, en vez de aceptar regalos, los dá, esta vez, recuperando viejos hábitos, musicalizó "Fuimos". Aquí lo comparto con ustedes. (la fiesta y los regalos, por supuesto, son en la vereda de enfrente)