viernes, 31 de enero de 2020

Violeta

¡Cuánto será mi dolor! (Violeta)

Violeta sube a los cielos,
con un camisón violeta,
arriba, callada y quieta,
estrena llanto y pañuelos.
En procesión de desvelos
rueda la luna incompleta
y hay una herida secreta
de espinas y desconsuelos. 
Al canto de su guitarra
se rompe Violeta Parra
en gajos de pena rubia.
Y un ángel negro de olvido,
entre rasguido y rasguido
se desdibuja en la lluvia. ©

Del libro Oceanario
Recitado en el Café Montserrat y Radio UAI
Publicado en Facebook

jueves, 30 de enero de 2020

Muñeca rota

Se quebranta de amor y se impacienta
en el cuenco profundo de mi mano,
vano
impulso de sed y vive hambrienta
de mi boca que a besos la alimenta,
como un gorrión liviano
en la última tarde de verano
que huele a miel y a menta.
Exorcismo de grave desvarío,
en su largo dolor (que es casi mío),
un recuerdo de lirios la derrota.
Jirón, gallo de riña,
niña
ciega sin mí. Muñeca rota.  ©

Del libro Llevarás en la piel.
Ilustración: Alexander Timofeev.
Recitado en el Tortoni y Radio UAI

miércoles, 29 de enero de 2020

Fée verté

La tristeza durará para siempre (V. van Gogh)

Amanece en Arlés y Vincent sabe
que el azul de ese cielo
apenas brilla y cabe
en el blanco tapiz de su pañuelo;
y lo pinta de azul y vuela un ave
igual a su desvelo,
que tiene un deslucido tono grave
como el trágico tono de ese cielo.
Amarillo de ausencia se acongoja
y teje una tristeza roja
y lila.
Se desgaja de luz y se atormenta
y en verde sed de absenta
se mutila.

Del libro De diluvios y andenes.
Dibujo: Aireza K. Moghaddam.
Recitado en el Café Montserrat y Radio UAI.

martes, 28 de enero de 2020

De sangre verde

"Y morirme contigo si me matas..."  (JS)

Por la orilla del mar, corriente arriba,
el lagarto varón y su señora
navegan por el cielo de la aurora,
como barcos que van a la deriva.
Afiebrados de amor en carne viva
y en plan de densa flora,
se rozan con pasión devoradora
en un claro torrente de saliva.
En la arena, el reptil de piel oscura,
dibuja de su amada la figura
dejando una señal que la recuerde.
Con dientes afilados
le muerde el corazón por ambos lados
y brota un vendaval de sangre verde. ©

Del libro De dluvios y andenes.
Dibujo: Horacio Guerrieri.

Recitado en el Tortoni y en Radio UAI.

lunes, 27 de enero de 2020

A usted

"Con una condición, que me dejes abierto el balcón de tus ojos de gata" (Joaquín Sabina)

A usted, señora, a usted, mi gata en celo,
revuelo del amor en catarata,
que confunde tejados con el cielo
y se limpia la boca en mi corbata.
A usted que con dos besos desbarata
las horas aburridas del desvelo,
de las vidas que lleva siendo gata
apárteme un abril de terciopelo.
(Con las otras que restan, improvisa,
yo soy un partenaire en estas lides
de ver salir el sol cuando amanece.
Te espero en el andén de la cornisa,
si precisas mi boca me la pides,
maúlla cuando quieras que te bese). ©

Del libro De diluvios y andenes
y publicado en MundoGato

Fotografía: Jane Birkyn
Recitado en el café Montserrat y en radio UAI

lunes, 20 de enero de 2020

Clasificados

Busco mujer que firme por escrito
los besos que prometa dar mañana,
que escriba en el cristal de la ventana:
"Amor, te necesito".
Que quiera a voz en grito,
pacífica de besos y liviana,
tentando al Lucifer de la manzana
con lúdico apetito.
Que irrumpa en actitud de jubileo,
tenaz en el deseo
de ser mía,
y leve de pudor admonitorio
invente de la nada un purgatorio
de negra lencería. ©


Del libro De diluvios y andenes.
Pintura: Mi amada Sara Bishop.
Recitado en el Tortoni y en Radio UAI.

lunes, 13 de enero de 2020

Esos dos

Impulso fuimos
y al impulso del viento
nos deshicimos


Esos dos que a filosa dentellada
se comían a besos,
caníbales domésticos y obsesos
a fuerza de robarse la mirada.
Esos dos con el alma alborotada
de ayuno colosal y labios presos,
espesos
de pasión almibarada;
ya no mueren de amor ni de ceguera
ni estallan en la hoguera
de una brasa de luz amotinada.
Igual que una postal de  vidrios rotos,
oscuros y remotos,
esos dos, ya no se importan nada. ©


Del libro De diluvios y andenes
Ilustración: Nan Goldín
Recitado en el Café Montserrat y Café Tortoni.

viernes, 3 de enero de 2020

El gato sin botas


El gato con botas se quita el calzado,
la ropa de invierno y el gorro de lana,
apaga las luces, cierra la ventana
con sumo cuidado.
Acaso una gata de amor desvelado,
felina y liviana,
le arañe la puerta en hora temprana
y ardida de besos se tumbe a su lado.
Crujen los resortes de la cama vieja,
hecha una madeja
la gata, impaciente, se quita la ropa.
Campal escenario de llama futura,
el gato sin botas, febril quemadura,
galopa, galopa. ©

Del libro Oceanario  
Recitado en el Café Montserrat y en el Manzi
Publicado en Face "Apenas penas"