lunes, 31 de octubre de 2016

Puntualidad

Cada lunes (puntual como un tren suizo),
a las diez de la noche,
tu dolor da tres golpes a la puerta
y embiste contra todos mis recuerdos;
tiránico de espinas
despliega  su noctámbulo quebranto
y rojo de nostalgia me conjura
con ciega vocación de prepotencia.

Altivo de rencores
ocupa el otro lado de la cama
sin un mínimo gesto de congoja,
me llama por mi nombre y me conmina
a recordar el tuyo,
igual que una tristeza interminable.

Del libro Llevarás en la piel.
Fotografía: Katia Chauseva.

viernes, 28 de octubre de 2016

Contienda

Campal mi boca en la tuya
libra su propia batalla,
tizón de miel con que busca
cercarte cuello y garganta.
Vigilia de la penumbra
con que custodia sus armas
y hunde la lengua con furia
de confidentes alianzas.
Dulce guerrilla de nupcias
sobre las sábanas blancas
y la agonía nocturna;
flechas, fusiles, espadas,
reto, diatriba, liturgia,
con cuatro besos de salva. ©

Del libro Llevarás en la piel.
Recitado en Radio UAI.

miércoles, 26 de octubre de 2016

Los debutantes

La tuve frente a mí, tendí la mano
y le rocé la piel de la mejilla,
olía a cargamento de vainilla
y a lluvia de verano.
Pensar que aquel humano
brotó del interior de mi costilla,
novísima de sueños y sencilla,
lo mismo que un milagro cotidiano.
—Tú debes ser Adán, me dijo ella,
regálame una estrella
donde escribir el resto de la historia.
Después, beso por beso,
espalda, corazón, vértebra y hueso,
nos fuimos aprendiendo de memoria.

Del libro Oceanario.
Pintura: Nicoletta.

martes, 25 de octubre de 2016

Amantes

"El amor es eterno mientras dura"

Se amaron como gatos panza arriba,
disputándose el mar de los abrazos,
a besos y arañazos,
con jirones piel en carne viva;
navegantes de amor a la deriva,
cosidos a retazos,
en un juego de garras y zarpazos,
por un río de sangre y de saliva.
Febriles y apetentes,
al acecho lascivo de sus dientes
de roja mordedura;
desnudos como Dios los trajo al mundo,
en la eterna vigilia de un segundo,
que dura mientras dura.

Del libro Oceanario.
Pintura: Nicoletta.

miércoles, 19 de octubre de 2016

Soledades x dos (casi un tango)

En un bar de San Telmo (que hoy no existe),
minúscula certeza,
te bebías a sorbos la tristeza
de un domingo sangrante como un quiste.
Levantaste los ojos y me viste
detrás de un desaliento de cerveza,
giraste la cabeza
y viniste hacia mí, cansada y triste.
Yo te quise querer y dije hola
y te busqué la boca con un beso
de noches entrampadas.
La soledad de a dos es la más sola,
dijiste, y el amor un contrapeso
de lágrimas saladas. ©

Del libro de poemas Oceanario.
Ilustración del querido Carlos Killian.

miércoles, 5 de octubre de 2016

La coleccionista (III)

Colecciona sombreros y monteras,
chambergos, teresianas, barretinas,
novelas de mujeres asesinas
y rabias pasajeras,
birretes, capirotes y chisteras,
tabardos, impermeables, gabardinas,
pañuelos con insignias parisinas,
escudos y banderas;
barajas de tarot y nigromancia
y un beso de noctámbula constancia
que trepa por el muro del pasado.
Recuerdos que ha perdido,
quién sabe en qué recodo del olvido,
del tiempo en que me quiso demasiado. ©

Del libro Oceanario.

sábado, 1 de octubre de 2016

Octubre

Jugabas a inventar que me querías
(desnuda y con sombrero),
y yo, desconsolado caballero,
libraba tus batallas y las mías.
Serena en el pasaje de los días,
era octubre en tus labios (o febrero),
presagio de aguacero
en tu boca de largas lejanías.
Pequeño corazón de risa oscura,
corcel, cabalgadura
del río de la sed que va contigo.
Febril y escandalosa,
en el rojo deleite de la rosa,
al sur de la galaxia de tu ombligo. ©

Del libro Oceanario.
Recitado en Radio UAI.