jueves, 30 de mayo de 2019

Huida

Cuando el amor te agobie con su peso
de plomo capital en las entrañas
y sus brazos parezcan ataduras
de nudos invisibles.
Cuando empuñe la voz como estilete
de filo gravemente escandaloso,
feroz en la benévola exigencia
de segarte las alas.
Si ves que autoritario se atribuye 

"la parte de tu vida que le toca"
como un tirano dócil.
Tú dile que regresas enseguida,
que vas a ver si llueve
y corre hasta quedarte sin aliento. ©

Del libro De diluvios y andenes.

Recitado en el Tortoni y el Manzi.

lunes, 27 de mayo de 2019

Rumbita gatuna

De gatas y lunas, de luna y gatas
por calles de plata se va la fortuna,
rumbitas, bachatas, canciones de cuna,
te espero a la una con traje y corbata.
De lunas y gatas, de gatas y lunas
tu boca gatuna de amor me delata,
tigresa bravía, morena mulata,
de rojo escarlata, de verde aceituna.
El próximo viernes habrá serenata
y tú, como siempre, serás la más gata,
allá en la azotea.
Con garras felinas te araño el escote,
de barba y bigote
yo soy tú Quijote y tú Dulcinea. ©

Del Libro Oceanario
Recitado En el Montserrat y en la APL

miércoles, 22 de mayo de 2019

Salvabesos

Por si acaso al naufragar
ya no pueda con mis huesos,
precavido con la mar
llevo siempre un salvabesos
por lo que pueda pasar. (Javier Krahe)


Si me pierdo en el torrente de tu boca,
por la mar, desorientado,
y resulta que naufrago a tu costado
por salvarme del reborde de la roca.

Si acontece, si me toca
y mi barca se da vuelta de tu lado
no te alejes, compañera, demasiado,
que el oleaje inoportuno me sofoca.
No permitas que me vaya mar afuera
sin anuncios ni regresos,
cuando el agua sobrepase vela y quilla.

Capitana de mi estrella marinera,
tírame tu salvabesos
y descorre el pasador de la escotilla. ©

Del libro Oceanario.
Recitado en el Café Montserrat y en el Manzi.

domingo, 19 de mayo de 2019

Como un cielo de plomo

"Echo de menos tus manos, me conocían tan bien" (la chica del puente)

Me duelen estas manos de no usarlas contigo,
esta espina filosa a los besos clavada,
la lluvia interminable que tizna la mirada
de estos ojos que llevo con rencor enemigo.
Me duelen estos labios de enconado castigo
que no llaman ni nombran el amor y la nada,
el pálido espejismo de luna destemplada,
sin aliento ni abrigo.
Me duele cada cosa como un cielo de plomo
de cobarde tristeza que se rompe en pedazos,
la voz deshilvanada con que te nombro, como
si una rosa de espanto germinase en mis brazos.
Y este otoño de nadie y el amor con que digo,
me duelen estas manos de no usarlas contigo. ©


Del libro Oceanario.
Primer premio del Concurso Poético "Junín-Pais" Edición décimo primera. 
Recitado en el Tortoni y en el Café Montserrat.

jueves, 16 de mayo de 2019

Un soneto























"Un soneto me manda hacer Violante"  (Lope de Vega)

Un soneto me manda a hacer Sabina
y al trabajo me apunto con esmero,
verso a verso ya voy por el tercero
con el cuarto a la vuelta de la esquina.
Es preciso operar con disciplina
sin que nada me aparte del sendero,
con reparo sutil de relojero
el segundo cuarteto se termina.
Ya van ocho, la meta está cercana,
me salve del infierno, la campana,
si consigo cerrar este terceto.
Con más temple que gracia lo concluyo,
si la suma es correcta, va de suyo,
doce, trece, catorce, es un soneto. ©

Del libro de poemas De diluvios y andenes.
Caricatura: Joan Vizcarra Carreras.
Recitado en la APL y en el Café Montserrat.

martes, 7 de mayo de 2019

Mariposa


Mujer carnal, paciente y ardorosa,
que a besos te alimentas
e inventas
la conjura de la rosa.
Urgente y belicosa,
de manos combativas y avarientas,
en todo te aposentas,
mariposa.
Al filo de mis labios, ciega y muda,
desnuda
de volcánico apetito.
Tizón de castidad  en carne viva,
altiva
y pasional. (Te necesito). ©

Del libro Oceanario
Recitado en el Café Montserrat y en Radio UAI.