jueves, 19 de abril de 2012

Contraataque



Nuevamente los pájaros castizos
emigran desde España a la Argentina,
navegando cien olas de anilina,
al amparo amores primerizos;
desde el alma, gemelos indivisos,
Joan Manuel y Sabina,
con un claro fervor de fe divina
le dan cuerda al reloj del Paraíso.
El vaivén del Titanic los ampara
y al mal tiempo telón y buena cara,
mientras sobren bebida y alimentos;
sólo queda nadar, buscar reparo,
seguir estrella y faro
y confiarse a la rosa de los vientos.


Del libro Oceanario.

1 comentario:

Carlos dijo...

Ayer noche, Luna Park, cita con los pájaros contratacadores.

IM PRE SIO NAN TE.