viernes, 6 de abril de 2018

Cola de león

Hoy que llueve y está tristón, toca cuento con moraleja.

Un hambriento león de agraz melena,

con fuego en la mirada,
camina por la selva enmarañada
buscando un tentempié para la cena. 
Un ayuno de larga cuarentena

y una dieta por cierto prolongada 
lo tiene como fiera encarcelada  

mordiendo los yuyales de la arena.
Un ratón en iguales condiciones,
astroso y apetente

en nombre del coraje se auto inmola.
No sólo tienen hambre los leones. 
Furioso, clava el diente,
y a la cuenta de tres muerde su cola. ©

Moraleja:

¿Cuántas veces en nombre del valor,
queda viuda la esposa del roedor?


Del libro Llevarás en la piel.
Ilustración: Peter de Séve.
Recitado en radio UAI.

59 comentarios:

Carlos dijo...

Canté Pri. :)

Carlos dijo...

Dejo un cuento para contar a sus hijos, hijas, sobrinos, sobrinas, nietas, nietos, secretarias obedientes, vendedores de diarios, aascensoristas, en fin, todo sea para levantar un poco el ánimo de los dos últimos sonetos. Porque hoy estoy contento y el otoño más parece primavera.

Bacci per tutti.

Luz dijo...

Soldado que huye...Verdad?
Besote!

Carlos dijo...

Luzchi, pero es que este soldadito no se salvó, lo que si se puede decir es que murió con la panza llena.

(esa sonrisa que portas en la foto, salva las noches frías que vendrán)

Besos en ayunas.

Evan dijo...

Ese ratoncito debe haber estado famélico, para inmolarse de ese modo, murió contento... "panza llena, corazón contento"

Cuantos mueren en nombre del valor!

Voy a cenar una cola de león y vuelvo! :P

Un beso enorme!

Qettah dijo...

Carajoooo!!... que me gustó a mi este cuentecido. Ah como me gusta cuando te pones asi "infantilmente tierno", ajajaja. Ole!!! por el ratón, si ya lo digo yo siempre...el mundo es de los valientes!!!.

¿Estas contento?, mmm... aiiins si es que se te nota, transmites un no sé que, que me dan ganas de achucharte mi fakir, ajajaja.

¿ya comió usted?, lo digo por acercarme a besarle o no, ajaja...Quedan los besos a la espera de su respuesta...Qettah

Mar dijo...

Será que la primavera de aquí llegó hasta allí con toda su opulencia!!

Sí, demasiadas viudas y huérfanos por culpa de demasiadas estupideces y normalmente los leones llevan corbata y maletines llenos de dinero.

titania dijo...

Cuando la peque llegue del cole se lo cuento, cuento.

besazo guapeton.

Carlos dijo...

Eva, llevaba un par de días de ayuno forzado y al final privó el coraje sobre la imprudencia.

Además, no cualquiera puede andar presumiendo "yo le he mordido la cola al león". :)

Por cierto, las alitas le quedan muy monas.

Beso apetente.

Carlos dijo...

Querida Qettah, de vez en cuando me nace mostrar este costado infantil, porque no todo va a ser saudade y melancolía. :)

¡¡¡Achúchame!!!. :)

Si ya he comido, puedes besarme (aunque siempre marcho en estado de apetencia)

Yo también te beso.

Carlos dijo...

Mar, me alegra saber que me sigues leyendo y veo que tu preferencia siguen siendo los cuentos.

Algún día el mundo será de los ratones valientes y haremos de los leones, entremeses y picadas. :)

Un beso.

Carlos dijo...

Marta, espera a que llegue yo, me gusta escuchar como lo cuentas.

Beso vestido de azul.

titania dijo...

Te espero, claro que te espero, en el porche junto al rosal de rosas amarillas.

Pd. ¿Te gustó mi vestido rojo de ayer?je

Carlos dijo...

Dale, esperame, llevo alfajores argentinos. :)

El vestido??, insuperable (lady in red)

Beso junto al rosal.

Cordelia dijo...

Ay que lindo... jejeje Yo no se, pero va a llegar el dia en que prefiera estos cuentitos que los versos!!! :)

Sabes que hace muchos años era cuenta cuento en la universidad... y este tipo de cuentos esta perfecto para una tarde soleada y con muchos niños al rededor!!! :)

Un gran abrazo mi cuenta cuentos poeta!!!

guillermo elt dijo...

Y sigo con el "Ay! Carlos"... jejeje. Y es que, el prubriño ratonzuelo no midió sus fuerzas, porque, vamos!, segurito que se lo zampaba! O es que igual le daba, o es que de la hambruna alucinaba y pensaba en zamparse, del león, hasta las orejas.

Un saludo

Qettah dijo...

ok... entonces me acerco y de puntillas te poso un suave beso en tu mejilla izquierda...

quedas besado, buuf, por un momento me asusté, dijo y si no me puedo acercar ¿que hago yo con las ganas?, ajajaja...

smuuuuuuuuuaaaaaaaaacccccckiiiiis...con entusiasmo pues...Qettah

Carlos dijo...

Corderita, lo que tienes que empezar a hacer, es ir guardándolos, no sé porqué pero tengo el pálpito que luego de tu matrimonio, no pasará mucho tiempo antes de que empiecen a llegar los críos. :)

Sol, chicos y una contadora de cuentos como tu: "tarde perfecta"

Beso de había una vez.

Carlos dijo...

Guille, evidentemente no midió las consecuencias del primer mordisco, cuando intentó el segundo, ya era merienda de las fieras. :)

Igualmente debemos valorar su audacia.

Un abrazo.

Carlos dijo...

Qettah, y la mejilla derecha, qué; discriminación, discriminación. :)

Besado he sido. Brindo por ello.

Un besote en ambas orillas, perdón, mejillas.

Fuser dijo...

Estese sólo en una isla, y usted se comerá las palmeras cuando se acaben los cocos...

Créeme, a mi me tocó comer bambú, ñames silvestres, y cangrejos a lo cavernícola alguna vez...

Y hubiera muerto sabroso con la barriga llena...

Y bueno, lo de inmolarse... Creo que es lo más digno... Pero no me pares, yo estoy loco y tu estas cuerdo...

Voy rápido, entre vagón y vagón del metro porque hace calor.

Fuser.

Carlos dijo...

Querido Fuser, por supuesto que esta es una simple fábula (con tantas intrpretaciones como lectores tenga) pero entiendo tu reflexión, el hambre, todo hambre, debe ser una llaga pavorosa.

Por lo demás, quién determina, locuras u equilibrios. :)

Amigo, nos vemos en la siguiente estación. :)

Un abrazo.

Evan dijo...

Gracias por el piropo! ;)

Un beso leoncito!!

Carlos dijo...

"Des nadas", leona. :)

Laura dijo...

"Cuántas veces en nombre del valor,
queda viuda la esposa del roedor??"

Matemáticamente? sólo una.
Moralmente? las que hagan falta, valor es lo que sobra... si se trata de demostrar valentía frente a la amada.
Eticamente? millones. los millones de roedores dispuestos a demostrar su valor.
Voluntariamente? nunguna vez. No creo que los roedores sean tan suicidas para llegar a eso.

jajajajaj! hoy estoy así, ves? yo se lo cuentoa a Roci. Hoy a la noche. Pero al roedor no lo suicides, por fa. Que lo necesito para ir a buscar un diente por casa. Perez el roedor, no?

besos poeta... muchos

Laura dijo...

(agendá en tu agenda afectiva... que hoy te extrañe y vine temprano, eh?)

Aldabra dijo...

¿gatos y ahora leones?... ¿has pensado en poner un zoológico?...

le leeré el cuento a Congo y a ver que dice

bicos,
Aldabra

Carlos dijo...

Lau (mi adorada ratoncita) :), en realidad no ha quedado muy claro en el relato de la historia (culpa de su autor, por supuesto) si se ha tratado de:

1) Suicidio buscado.
2) Muerte involuntaria.
3) Acto de inconsciencia.
4) no sabe, no contesta.

Además debe tenerse en cuenta que lo ha sorprendido al león en uno de esos días, con piquetes en la esquina de las palmeras, desabastecimiento de cocos, discurso de animales varios y zas, al menor mordisquito, se la agarró con el ratón infeliz, como quien dice "quítame de ahí esos caninos".

Hasta donde sé, este ratoncete es un primo lejano de don Perez, de modo tal que el mito urbano no corre ningún riesgo.

Besos, todos los que hagan falta. :)

Carlos dijo...

Agendado queda.

Tengo una agenda de cuero,
forrada en papel arroz,
para anotar que te quiero
cuando me acuerdo de vos.

(ya casi no le quedan hojas libres) :)

Hablando de animales, sabes tu cuál es el animal con mayor cantidad de dientes??.

Dejo aquí planteado el interrogante.

Besos, los que me pidas.

Qué almorzaste hoy??? :)

Carlos dijo...

Aldabra, sé que un hombre con corazón noble como Congo, escuchará atenta la lectura.

Si al león, lo hubieses mordido tu, con "tus dientes", otra hubiera sido la historia. :)

Besos a mordiscos.

Laura dijo...

Dulce, me dejaste pensando!! A ver... ¿que animal tiene mayor cantidad de dientes??

a ver elijamos adjetivos divertidos...

zoologicamente?? segun San Google, no me quedó claro si es la hormiga o el tiburón.

económicamente?? el raton Perez!! se los compró todos!!!

(te conté que ya voy por la tercer agenda??? muchos días muchos...)

hoy almorcé HUMOR. no sabés lo que baje de peso!!! desde que me contaste el secreto... hago uso y abuso.
te quiero poeta.

Carlos dijo...

Con prescindencia de San Google, el animal con más dientes es el ratón Perez. (me acordé del chistecillo cuando hiciste referencia a él. :)

Todo con humor es más rico.

(tres agendas??, la cuarta la pago yo)

Te quiero, Lau.

M.M. dijo...

Definitivamente es un ratón muy valiente. Me llevo el cuento para mi príncipe. Hay muchas viudas dando vueltas por la selva, según me han dicho.

Besos

Unmasked (sin caretas) dijo...

Casellas,

La valentia y la imprudencia van de la mano.

Me encanto el dibujo del leon.

:)

besote

P

Mía dijo...

Mi bendito poeta: dicen por ahí los que saben que es la leona la que busca el sustento mientras el león alasia su melena...moraleja:todo león necesita una leona a su lado sino quiere morir de hambre.

Ahora prometo leer que pasa en la vida de los roedores...será lo mismo?

y su valor es de león o de ratón? te besa

Mía

Carlos dijo...

Niña I. me enternece pensarte en tu rol de madre, leyéndole el cuento al "principe de tus amores".

Me los imagino en la pieza, tu sentada en la cama al lado de él, con mis palabras en tu boca. Bello cuadro.

Un besote, peruana. :)

Carlos dijo...

Pía, si, a veces es así.

La imagen es muy tierna, lástima que no sé a quien pertenece para indicarlo.

Un beso grande.

Carlos dijo...

Mía (mía), con razón el asunto del poco pelo de la leona, ahora entiendo, todo se debe a una cuestión de stress laboral. :) mientras el quía se hace el valiente con los pobres ratoncitos. Ah, qué injusta es la ley de la selva.

Mi valor??, no soy un "héroe", pero cada vez que ha sido necesario, le he puesto el pecho a las balas.

Besos selváticos. :)

Mr Bonkei dijo...

Que ratón no quiso sentirse leon alguna vez,lo que siempre falla,es querer imitar el rugido.
Un abrazo.

Yuria dijo...

Aquí llegué creo que por el blog de poetiza.

Me ha encantado tu poesía de más abajo "Extravío".

Espero volverte a leer.

Carlos dijo...

Así es amigo Bonkey, también hay mucho león queriendo ser ratón durante un tiempo, pasa que eso de ser el Rey de la selva, es una responsabilidad que pesa demasiado. :)

Un gran abrazo.

Carlos dijo...

Yuria, bienvenida, siéntete como en tu casa.

Espero que no te "extravíes" :)

Un beso grande.

LUNA dijo...

Me enamore del ratoncito, siempre se dice que de lo bueno poco :-)

Besos de fin de semana querido Carlos

Carlos dijo...

Luni, si, todos deberíamos hacerle un homenaje post morten, al ratoncito del cuento.

Ojalá como dice Joaquín.

"que ser valiente no salga tan caro".

Un beso, amiga y buen fin de semana para tí.

Yeli dijo...

Pasé a saludar y estoy fascinada con tu espacio...volveré.
Pobre ratoncito inmolado!
Un abrazo!
Yeli

Carlos dijo...

Hola Yeli, bienvenida a este espacio; tu fascinación me halaga, ojalá sea un augurio de futurs visitas.

Viste, pobre ratoncito, no somos nada. :)

Un beso.

Vivian dijo...

¡Pero qué ratón pelotudo! Habrá muerto con la barriguita llena, pero está patitieso! Lo de la señora Ratona es lo de menos, ya vendrá otro Pérez jiji. Ayy, me encantan tus cuentitos, son tiernos y malvados a la vez. Umm, estás feliz? Me está entrando curiosidad.
Ah, otra cosa. ¿Ya no me quieres? Iré a deprimirme, después vuelvo.
Y hoy no hay besos, ni na de na. (Me abandonaste)

Carlos dijo...

Querida Vivian, yo hablaría mas en términos de "ingenuidad" e imprudencia. ajaja.

La ratona todavía lo está llorando, hay ratones que son imprescindibles. :)

Para que tu curiosidad cese, te cuento que hoy viernes 13 de junio a las 19 horas, estoy feliz, aunque me parece que estoy al borde de un estado gripal. :(

En el post de la "ventana aquella", te comentaba que te había escrito un correo a gmail, pero nunca supe si te llegó.

Un gran beso para tí.

Poetiza dijo...

Que hermoso cuento. Saludos y un beso. Cuidate.

Mar y ella dijo...

Dulce y tierno cuento...con una reflexión muy profunda.......mmmmm...
Eres insuperablemente coqueto y romántico....creo que me unire a la fanaticada..(lo digo por tus respuestas a tus vistas,son genialmente exquisitas)..
Mariella

Carlos dijo...

Gracias Poetiza, por la persistencia de tu paso y la calidez de tus palabras.

Un beso.

Carlos dijo...

Hola Mariella, el ratón del cuento pagó cara su audacia, pero nadie podrá negar su gesto de valentía. :)

Te dejo un beso muy grande y te agradezco por unirte a la "fanaticada" :)

Mary dijo...

ME ENCANTO TU BLOG

Y TAMBIEN TUS ESCRITOS

VOLVERE¡

Carlos dijo...

Gracias Mary, bienvenida a mi espacio de letras.

Te espero de vuelta, entonces.

Un beso.

Carlos dijo...

jeje, me hizo gracia tocayo.

Yo soy más de aguantar el hambre y tanta astucia.
Dicen que es mejor decir aquí corrió con hambre que aquí muró por morder la cola jaja.

Felíz domingo tocayo!

Carlos dijo...

Cumpa, en este caso al ratoncito le hubiese convenido unas horitas de ayuno y una larga sobrevida, pero ya ves, el hambre pudo más. :)

Viste el partido??, perdió Brasil, Uruguay no pudo con Venezuela, nosotros empatamos con ustedes. Ya no quedan equipos chicos.

Un abrazo.

Enredada dijo...

mil besos amiga... aquí estoy

Carlos dijo...

??? Enredada has logrado confundirme. No logro captar el significado de tu mensaje, pero no quería dejar de responder.

Tal vez cuando hablas de "amiga" te refieres a la viuda del ratón?? :)

Tal vez te has equivocado de Blog.

No lo sé.

Beso.

Carlos dijo...

Poema de Julio del 2008, casi diez años.

"Lo cierto es que el zoológico deprime..." Carta de un león a otro de Chico Novarro por Julia Zenko.

https://www.youtube.com/watch?v=ZUbJ6QhsttE