domingo, 3 de febrero de 2013

Licor



Pintura: Nicoletta Tomas Caravia

"El alivio de estallar y derramarse" (JMS)

Con modales de rojo terciopelo, 
tu cama de cristal y de trinchera, 
parece el escenario de una hoguera 
donde escuece el desvelo;
a fuerza de quererte te encarcelo 
con hilvanes de savia limonera  
y en el porte gentil de tu pollera
adivino los límites del cielo. 
En urgente pulsión de desvarío
te rondo en el oleaje del rocío, 
con ímpetu volcánico de llama  
y encendido de fiebre y de ternura
me vuelco en el ojal de tu cintura   
lo mismo que un licor que se derrama.

Del libro de poemas De diluvios y andenes.

19 comentarios:

Carlos dijo...

Lo mismo que un licor...

San dijo...

Que deliciosa borrachera.
Feliz domingo.

Carlos dijo...

Asi es San, como para brindar de amor en la cama. Besos y salud.

María Bote dijo...

De veras, Carlos; una gozada leerte, amigo poeta.

Feliz tarde de domingo. Besos. María

Carlos dijo...

Muchas gracias María, feliz domingo también para ti y buen inicio de semana.

Un beso.

tita dijo...

Que pasión ,que hoguera,que desvario,y que fuerza pasional tiene este soneto,querido amigo,tanto como la imagen de Nicoletta,magistralmente elegida.

Maravilloso saber decir con esa ternura.

Te estare escuchando esta noche.

Un beso enorme.

Sandra Montelpare dijo...

Siesteril domingo, Carlos. Te leo desde la cama hoy.
Fuáaa!! Es un paseíto de vocabulario y figuras. Sería un **Esto se hace así.** "urgente pulsión de desvarío" Y "te cincelo con modales de savia limonera": hay que escribir eso, eh! No dejás de sorprenderme. Son tan contundentes que casi se llevan puesto el último terceto que es el que carga siempre con la fuerza emotiva del yo lírico.
Chapeau, Monsieur.
Beso sin furacín puesto. Vamos mal.

Carlos dijo...

Hola Ana, uff, este es un soneto que cada vez que lo leo le cambio algo. :)

Hay una versión en Llevarás en la piel, otra distinta en De diluvios y andenes y supongo que tal vez esta última la incluya en un próximo libro. jeje.

Me alegra que te guste tanto.

Nos vemos (escuchamos) si.

Un beso.

Carlos dijo...

Buenas tardes, Sandra, como tu me cuentas, este es un soneto para leer en la cama. :) (y si es posible, acompañado).

Como le contaba a Ana, cada vez que lo leo, algo le retoco (ahora mismo entre tu comentario y el mío, he cambiado algunas palabras), a veces tiene que ver con los acentos, con la extensión de alguna determinada palabra, o de aburrido e inconformista nomás.

La versión original chocaba conta uno de los famosos advervios de los que hablábamos ayer y su posterior posesivo. (grrr) esa fue la causa principar de intentar corregirlo.

Decía:

"altivo de ardimientos y de arrullo,
me vuelco dentro tuyo,
lo mismo que un licor que se derrama.

Y reconozco que me encantaba ese final. Igualmente me parece que la metáfora de este nuevo final, (humildemente) es muy bella.

"me vuelco en el ojal de tu cintura
lo mismo que un licor que se derrama".

Leyendo a veces algunas cosas un pelín subidas de tono (cuasi vulgares) cuando se trata de versos eróticos, creo que se puede decir lo mismo sin caer en lo burdo. Y este cierre es un poco mi mejor ejemplo.

Me viene a la memoria la hermosa figura que utiliza el Nano en una de sus canciones: "la alcancía carmesí".

Que bueno que la "contundencia" de alguna de mis frases te siga sorprendiendo.

Beso con modales de rojo terciopelo. :)

Carlos dijo...

Fuá, se me fue la mano con la extensión del coment anterior. :)

Carlos dijo...

A propósito de Serrat

Y el amor

El milagro de existir...
El instinto de buscar...
La fortuna de encontrar...
El gusto de conocer...

La ilusión de vislumbrar...
El placer de coincidir...
El temor a reincidir...
El orgullo de gustar...

La emoción de desnudar...
y descubrir, despacio, el juego.
El rito de acariciar
prendiendo fuego.

La delicia de encajar
y abandonarse.
El alivio de estallar
y derramarse.

Y el amor,
el amor,
el amor,
el amor,
el amor,
el amor.

Sandra Montelpare dijo...

Justamente por esos retoques (me pareció que lo habías subido antes) está muy logrado y a eso me refería cuando decía "Esto se hace así": así se labura un soneto, así se trabaja sobre la palabra. "me vuelco en el ojal de tu cintura" es sutil, exacto sin ser burdo. Ojo: no es que la otra lo fuera pero esta es superior. Y no son "frases". Son tropos o figuras y es un oficio que no cualquiera tiene. En lugar de decir "tenés la vaca atada" tendría que modificarla y decir "tenés la palabra atada".
Ahora que te has convertido en un purista, tengo miedo nene. No vaya a ser que entres en una caza de brujas a los que usamos mal los adverbios.
Esa canción del Nano, ay touché. (Lo del 'si es posible acompañado' te lo debo.)
Saludos muy líricos van

Carlos dijo...

Sandra, a mi encanta trabajar sobre las versiones anteriores, algunos podrían a llegar a pensar que es aburrido o cansador, al contrario, yo disfruto mucho con dicha tarea; muchas veces en tiempos de malaria creativa, tratar de mejorar el contenido de tal o cual soneto es para mí, casi te diría, terapéutico.

Con lo que me gustan las brujas nunca saldría a cazarlas. :)

El Nano no tiene contra, aún teniendo que escucharlo solita. :)

Un gran beso.

tita dijo...

Felicidades,geniales los cuatro,a Tania seguro que le hubiera gustado escucharte Lisboa,fantastico Carlos .Un beso.

Carlos dijo...

Gracias Ana por escuchar. Me alegra que te haya gustado.

Voy a ver si después lo anexo al post.

Un beso.

Oréadas (Darilea) dijo...

Genial soneto, volando hacía la sensualidad del momento.
:) Un besito Carlos

Carlos dijo...

Hola Darilea, tanto tiempo, me alegra saber que me sigues leyendo. Un beso.

Francisca Quintana Vega dijo...

Sea como sea...el resultado final es rotundo, bueno. Así de sencillo. El último terceto es un buen broche de oro. Mi cordial saludo.
No son horas de comentar, pero una faringitis aguda me da tanta tos que me impide dormir.

Carlos dijo...

Ayy, Francisca, no quiero pensar que el insomnio y la faringitis es lo que la acercan a mi casa. :)

Gracias como siempre por pasar, con palabras de elogios para mis poemas.

El último soneto me gusta mucho. :)

Espero que pronto esté recuperada.

Un cariño.