jueves, 25 de diciembre de 2014

Fée Verte

Amanece en Arlés y Vincent sabe
que el azul de ese cielo
apenas brilla y cabe
en el blanco tapiz de su pañuelo;
y lo pinta de azul y vuela un ave
igual a su desvelo,
que tiene un tono grave
como el trágico tono de ese cielo.
Amarillo de ausencia se acongoja
y borda una tristeza roja
y lila,
se desgarra de luz y se atormenta
y en verde sed de absenta
se mutila.

Del Libro De diluvios y andenes.
Pintura: La bahía de Sainte Marie. / Vincent.

9 comentarios:

Carlos dijo...

y en verde sed de absenta se mutila...

Carlos dijo...

Embrocar el blog lunfa para saber un poquito más.

Carlos dijo...

La absenta o ajenjo, apodada la Fée Verte (El hada verde) o también apodada el Diablo Verde, es una bebida alcohólica de ligero sabor anisado, con un fondo amargo de tintes complejos debido a la contribución de las hierbas que contiene,

Comenzó siendo un elixir en Suiza, pero donde se hizo popular fue en Francia debido a la asociación entre los artistas y escritores románticos que tomaban esta bebida en el París de finales del siglo XIX hasta que se prohibió su producción en 1915, debido a sus efectos alucinógenos.

Los artistas de finales del siglo XIX y principios del XX, tales como Wilde, Van Gogh, Baudelaire, Manet, Picasso, Degas, Hemingway, Álvares de Azevedo, Strindberg, Verlaine, Rimbaud entre otros, consumían absenta, ya que supuestamente inducía a la inspiración artística.

En 1888 Gogh, según el mito, ebrio de absenta, se cortó el lóbulo de la oreja y se lo dio a una joven prostituta.

Carlos dijo...

la Biblia alude a la absenta en el Apocalipsis (Apocalipsis 6:10-11) como el nombre de un meteoro que envenenará las aguas:

"El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos, y sobre las fuentes de las aguas. Y el nombre de la estrella es absenta. Y la tercera parte de las aguas se convirtió en absenta."

Carlos dijo...

"Después del primer vaso, uno ve las cosas como le gustaría que fuesen. Después del segundo, se ven cosas que no existen. Finalmente, uno acaba viendo las cosas tal como son, y eso es lo más horrible que puede ocurrir".

Oscar Wilde.

Carlos dijo...

Desde la antigüedad el ajenjo había sido empleado con fines médicos. Un papiro egipcio lo menciona por sus virtudes. Hipócrates lo recomendaba contra la ictericia y Galeno contra la malaria.

En griego absinthium quiere decir “carente de dulzor”.

En francés, avaler l’absinthe significa soportar algo doloroso con estoicismo.

Los campeones en las antiguas Olimpiadas debían beber una bebida con ajenjo para que, al tiempo que paladeaban el éxito, no olvidaran las pasadas amarguras.

Tita dijo...

Siempre me parece interesante cuando dejas las explicaciones donde te inspiraste para el soneto
que es bello realmente.

Tu no necesitas la absenta para tener tus musas siempre a punto, jamas te abandonan jejeje.

Feliz dia de Navidad.

Un besote



Carlos dijo...

Ana, si yo tomara un vasito de absenta, me agarraría una borrachera tal que ni podría darle enter a la computadora. :)

Dejé este poema porque el otro día vi un documental de Vincent realmente interesante y yo tengo algunos sonetos que se refieren a el, además dejé uno lunfa en el blog de al lado, tal como hice con Venus.

Un beso grande.

Carlos dijo...

que tiene un tono grave como el trágico tono de ese cielo...