lunes, 11 de abril de 2016

La insoportable levedad del amor

Igual que las mujeres de Kundera,
con ademanes leves,
te vuelcas en mis manos y te llueves
más liviana que el aire y más ligera;
ardida y pasional, niña viajera,
de todo te conmueves,
del dorado destello de las nieves
y del tiempo finito de la espera.
Con secretos modales de conjura
abriste la cifrada cerradura
del amor y la hoguera,
y después del volcánico estallido,
te lanzaste a las aguas del olvido,
igual que las mujeres de Kundera.

Del libro de poemas Oceanario.
Fotograma de la peli de Philip Kaufman.

20 comentarios:

Carlos dijo...

Ay! Praga, Praga, Praga
la luna es una daga
manchada de alquitrán.

Joaquín Sabina.

tita dijo...

Delicadeza pasional en este soneto de Oceanario,fantastico final,aunque algo tan especial quede en las aguas del olvido.

Te llevare a Praga conmigo Carlos en la mochila jajaja, a recorrer los lugares que recuerden a Kundera.

La vida es la memoria del pueblo,la conciencia colectiva de la contuinuidad historica,el modo de pensar y vivir (KUNDERA)

Un beso grande.

Carlos dijo...

Hola Ana, este soneto, recuerdo que surgió a partir de la peli basada en el libro de Kundera, La insoportable levedad del ser, y me gustó jugar con esa frase que inicia el soneto: Igual que las mujeres de Kundera... (en esta caso, Sabina y teresa)

Llévame a Praga. :)

Besote.

Carlos dijo...

MILÁN KUNDERA - Nació en Brno, en la antigua Checoslovaquia, en 1929. Después de la invasión soviética de 1968, perdió su trabajo y quedó prohibida la circulación de sus
libros.

Vive desde 1975 en Francia, país del que adoptó la nacionalidad. Recibió varios
premios literarios internacionales importantes y sus libros están traducidos en el mundo
entero. En España, las novelas La broma, la vida está en otra parte y El libro de la risa y
el olvido fueron publicadas por la editorial Seix-Barral.

En 1985, Tusquets Editores publicó, con el mismo éxito desbordante que en otros países, La insoportable levedad del ser (Andanzas 25). Desde entonces hemos ido traduciendo las novelas La despedida, El libro de los amores ridículos, La inmortalidad y su última obra, La Lentitud, una
obra de teatro, Jacques y su amo, y los ensayos El arte de la novela y Los testamentos
traicionados. Los dos últimos, al igual que La Lentitud, escritos directamente en francés

Carlos dijo...

La insoportable... Esta es una extraordinaria historia de amor, o sea de celos, de sexo, de traiciones, de muerte y también de las debilidades y paradojas de la vida cotidiana de dos parejas cuyos destinos se entrelazan irremediablemente. Guiado por la asombrosa capacidad de Milan Kundera de contar con cristalina claridad, el lector penetra fascinado en la trama compleja de actos y pensamientos que el autor va tejiendo con diabólica sabiduría en torno a sus personajes. Y el lector no puede sino terminar siendo el mismo personaje, cuando no todos a la vez. Y es que esta novela va dirigida al corazón, pero también a la cabeza del lector. En efecto, los celos de Teresa por Tomás, el terco amor de éste por ella opuesto a su irrefrenable deseo de otras mujeres, el idealismo lírico y cursi de Franz, amante de Sabina, y la necesidad de ésta, amante también de Tomás, de perseguir incansable, una libertad que tan sólo la conduce a la insoportable levedad del ser, se convierten de simple anécdota en reflexión sobre problemas filosóficos que afectan a cada uno directamente, cada día.

Carlos dijo...

"¿Me ama?, ¿ha amado a alguien más que a mí?, ¿me ama más de lo que yo le amo a él? Es posible que todas estas preguntas que inquieren acerca del amor, que lo miden lo analizan, lo investigan, lo interrogan, también lo destruyan antes de que pueda germinar. Es posible que no seamos capaces de amar precisamente porque deseamos ser amados, porque queremos que el otro nos dé algo (amor), en lugar de aproximarnos a él sin exigencias y querer solo su mera presencia..."

Carlos dijo...

"Quien busque el infinito, que cierre los ojos..."

Carlos dijo...

"Los amores son como los imperios: cuando desaparece la idea sobre la cual han sido construidos, perecen ellos también..."

Carlos dijo...

"El amor empieza en el momento en que una mujer inscribe su primera palabra en nuestra memoria poética..."

María Bote dijo...

Fantástico, excelente y precioso soneto, amigo POETA.

Como siempre, un placer leerte.

Besos. María

Carlos dijo...

Gracias María. Beso.

Anónimo dijo...

Buenas tardes, Carlos.

Me voy a referir al soneto nada más. Kundera - y esto es absolutamente personal - me resulta soporífero pero noto que es un autor muy "citable".

Al soneto.
¿Cómo será eso de volcarse en las manos y lloverse? Tildé en esa metáfora, excelente.
Hay una antítesis temporal cortando los cuartetos de los tercetos: el tiempo infinito de la espera y la urgente premura.
Un soneto poblado de antítesis: lloverse / arder, abrir / cerradura, oceánico estallido / aguas del olvido. La última, un bordado.
Y en cadencia perfecta abriendo y cerrando con el mismo verso. Una maravilla.

Beso. San Montelpare
Off topic:
Ni bien te metés, está fría el agua.Después no querés salir.


Carlos dijo...

Hola San, te comento que mi primer contacto con don Kundera, fue a través de la peli, basada en su libro. Recuerdo que la película me gustó mucho, luego leí el libro y reconozco que es un autor farragoso.

En el caso del soneto, como le decía a Ana, ese primer endecasílabo me pareció un buen trampolín para desde allí, proseguir:

Igual que las mujeres de Kundera...

el resto, casi casi, tu lo dices mejor que yo, con esas lecturas tan detallistas que valoro y aprecio.

El off topic tal como lo narras es maravilloso, pero convengamos que también es increíble el oceánico estallido.

Un beso de primavera de Praga.

Francisca Quintana Vega dijo...

¡Qué maravilla de soneto!! es que...¡siempre pienso lo mismo!...jaja.

Carlos dijo...

jaja. Muchas gracias Francisca por pensar siempre lo mismo.

Carlos dijo...

si hay que pisar cristales...

https://www.youtube.com/watch?v=3kNnpjT2BCE

Tita dijo...

Como paso el tiempo,tengo viva la memoria de Praga aun y mira tú.

Es muy lindo este soneto y me encanta que sigas repitiendo.

Besos

Carlos dijo...

Gracias Ana, igual ten presente, como siempre lo digo, que cuando vuelo a publicar un poema, es poque he modificado algo buscando acaso su versión definitiva.

El quería escribir el poema más bello del mundo.

Un beso.

Rembrandt dijo...

“…ardida y pasional, niña viajera,
de todo te conmueves…”

ay niña volcánica que todo lo entregas ,
(pero deshojas margaritas … por las dudas)

“¿Me ama?, ¿ha amado a alguien más que a mí?, ¿me ama más de lo que yo le amo a él?”

Me encantó el soneto, tan pasional como el autor mismo. Respecto al libro de Kundera me resulto bastante denso en eso coincido con su otra lectora. Quizás no era el momento, me refiero a una cuestión de madurez, a veces los libros nos esperan a nosotros.

https://youtu.be/RTgDZapqHVI
(puro fuego)

REM

Carlos dijo...

De todo te conmueves.

Recuerdo que me gustó mucho la peli, me conmovió, después leí el libro.

El amor si no es pasional, suele correr el riesgo de "arrutinarse".

No pude ver el video. :(