viernes, 27 de enero de 2017

Usted

A usted, la de la negra lencería
y el corazón tan rojo,
en su boca de sombras me deshojo
con modales de tibia cercanía.
A usted que sigue ardiendo todavía
lo mismo que un manojo
de labios de carmín, arca y cerrojo
donde guardo la sed del alma mía.
A usted, le digo a usted que no hay manera
que fugue de esta hoguera
sin quemarse las alas del deseo;
oscura y penitente,
llevando en el solsticio de la frente
el óleo bautismal de un dios ateo. ©

Del libro Oceanario.
Fotografía: Lilya Cornelli.

14 comentarios:

Carlos dijo...

oscura y penitente...

Malena dijo...

¿A mi? :)

Tita dijo...

Ole ,ole y ole como diria un andaluz españo.

Usted señor Casellas escribe maravillosamente.

Malena y a mi?

Besotes

Carlos dijo...

Mariela, Ana, gracias, dicen que la poesía es de quien la lee, yo sólo escribo sonetos ficcionales.

Besos.

Carlos dijo...

no hay manera que fugue de esta hoguera...

Rembrandt dijo...

Puedo hacer mío este Soneto?
Como ud. es un caballero seguramente responderá que sí, a lo que diré, gracias querido Poeta, lo guardaré en ese cajoncito mío.

Lo beso
REM

Francisca Quintana Vega dijo...

¡Ole, ahí queda eso!...un pedazo de poema. Genial.

Carlos dijo...

Ole y ole. jajaja.

Pues ahí queda el soneto.

Carlos dijo...

Como decía más arriba, Rem, dicen que la poesía es de quien la lee, como podría entonces negarme a tal pedido.

Digame, este cajoncito es cómodo, abrigado.

La abrazo.

Carlos dijo...

a usted que sigue ardiendo todavía...

Carlos dijo...

"hoy tienes una ocasión de demostrar que eres una mujer además de una dama..."

https://www.youtube.com/watch?v=O2M2Mczy1Mo

Joaquín.

Carlos dijo...

"y tal vez no seas tú..."

Rembrandt dijo...

En esta bella tarde-cita de sol que el Creador permite disfrutar sin chamuscarnos disfruto de sus poemas que aunque super leídos (por mí) no por ellos dejan de provocarme el mismo placer de la primera vez.

Lo beso y ojalá estemos en la misma sintonía (solar)

REM


Me encanta y lo comparto con ud.

https://youtu.be/UBVfqPkTHOc

Carlos dijo...

Siempre es bella una cita-tarde para leer poemas nuevos o viejos.

La dejo seguir leyendo.

Un beso grande.