lunes, 29 de febrero de 2016

Febrero

Siempre ha sido febrero
desde el primer encuentro que tuvimos,
enjambre de los labios en racimos,
los besos del amor en el brasero,
la flecha de Cupido, el hechicero,
la hoguera tropical en la que ardimos,
allí donde los dos nos desvestimos sin lágrimas ni fueros.
Oceánica de amor en la tormenta,
marítima y sedienta
abrevas de la savia caudalosa,
y en íntima liturgia primitiva,
voraz y en carne viva
concedes el desgaje de la rosa.

Del libro Oceanario.

10 comentarios:

Carlos dijo...

Ultimo poema del mes, en este febrero largo de 29 días.

Carlos dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=Eyd0eEAKedI

Carlos dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=ElTlC2a8Z3o

Carlos dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=YuCpTi0EtbU

Tita dijo...

Desaparecida por una semana por los Madriles y cuantas cosas bonitas leo.

Querido Carlos ,escribes como los angeles,bello este soneto de febrero ,ardido en deseos y besos y en intima liturgia fantastico.

Besotes.

Candela Martí dijo...

Y, los últimos serán los primeros.

Bello mes, Febrero; será que me gusta porque en unos de sus últimos días llegué a este mundo, no sé...

Bello soneto, muy tuyo, muy intenso.

Abrazos bisiestos.

Carlos dijo...

Hola Ana, me alegra que el poema te haya gustado, cabía un homenaje a febrero con sus tan poquitos días.

Un beso.

Carlos dijo...

Hola Candela, suelo verte pasar por mi casa, celebro que hayas comentado.

Feliz cumpleaños en el día de febrero que haya sido.

Me gustó eso de muy tuyo, supongo que hay sentimientos que vienen conmigo.

Besos de marzo.

Rembrandt dijo...

“…marítima y sedienta
abrevas de la savia caudalosa ….”

Y se mueve temblorosa en medio del ancho mar que la abraza, sumerge y a la vez contiene.

REM

Carlos dijo...

Rem, no hay como esos mares que sumergen y contienen a la vez. La humedad es siempre una aliada.

(ay, pensé que ibas a decir algo sobre el poema anterior)