sábado, 17 de septiembre de 2016

Confesiones de invierno

Agua y arcilla,
soy la clara simiente
de tu costilla.

Febril y vulnerable
concedo lo que soy y lo que tengo,
cautiva religiosa de la sangre
que corre por el río de mi cuerpo.
Ayuno penitente de la carne,
sin ley y sin remedio,
con un rezo labial de fe cobarde
y un vértigo de estruendo.
Sólo debes pedir, no te detengas,
no tengo voluntad para negarme
al hilo de tu voz que me sentencia.
Sin ti, no soy de nadie,
apenas un temblor en la tormenta
que rompe la agonía de la tarde.

Del libro Oceanario.

34 comentarios:

Carlos dijo...

"Sin tí, no soy de nadie".

Mar dijo...

Cálida declaración en esta fría tarde de invierno :)

bss.

tita dijo...

Un bravo por este poema,que genial Carlos,sin ti,no soy nadie,creo que todos alguna vez en ocasiones repetimos éstas palabras y suenan muy bien.
Cada vez mas poeta amigo.
A la derecha está Eva,sumisión y pecado del primer hombre,tú y tus Evas....
Besito

Carlos dijo...

Hola Mar, supongo que no serán tardes frías para tí; :) por aquí estamos atravesando la escarcha.

Un beso.

Carlos dijo...

Gracias Ana, muchas veces, aunque suene paradojal, en inviernos las almas se desnudan.

Como Eva por el Paraíso.

Besote.

Mayte dijo...

Un fulgor lleno de vida, de sensaciones y belleza entregada en tu poesía.

Besos, Carlos, siempre.

Carlos dijo...

Hola Mayte, el frío multiplica los amores.

Besos confesionales para tí.

pepa Perez dijo...

Bello poema. Sin ti no soy nadie, no soy de nadie. Un verdadero amor. Abrazos.

Carlos dijo...

Gracias Pepa, a veces sin el otro, no somos nada.

Un abrazo para tí.

Malena dijo...

Si tuviera que elegir un fragmento de este poema, sería el mismo que pusiste en tu primer comentario.

El ayuno de Eva fue sumisión; el primer mordisco pecado. Sumisa y pecadora en una sola mujer. Quizás por eso Adán la amaba. Y también porque tenía su costilla. :)

violeta dijo...

Precioso poema. Cuánta entrega hay en tus palabras.

Besos, poeta.

San dijo...

o hay nada más bello que entregar lo que uno es sin reservas. Bellísimo.
Un brazo.

Carlos dijo...

Mariela, siempre me gusta dejar un primer comentario acerca del poema que dejo, porque no me gusta verlos solitos. :)

Adán le hizo creer a Eva que debía obedecerle, porque había llegado primero y por el asunto ese de su costilla. A partie de allí Eva ha recorrido un largo camino. :)

Carlos dijo...

Hola Viole, hay confesiones que se escriben con sangre.

Un beso grande.

Carlos dijo...

Así es San, darse en cuerpo y alma y que el amor luego disponga de nosotros.

Bellísima. :)

Un beso. (en espera de tu otro brazo) :)

tita dijo...

Ayer desde mi sillon ,que ya va siendo mas llevadero,repasando tus poemas,atras,atras,como LLUVIA(que dentro me llega este poema)desaliento en cuatro palabras,como CLASIFICADOS,o ASTILLA Y FRUTO Y MUCHOS MAS,sentí lo que se estan perdiendo esos seguidores que han desaparecido,entonces eran muchos,creo que será la vida que los lleva por otra parte,o sera que los poemas no les emocionan tanto como pensaban o no se que sera,pero me dio tristeza.
En fin Carlos la vida.
Gracias por avisarme anoche.
Un beso

Carlos dijo...

Qué bueno Ana, que las cosas vayan evolucionando. Paso a paso. :)

Me alegra que cada tanto releas algunas de mis pasadas poesías.

Con toda la poesía en general, cada lectura nos permite tener un punto de vista diferente.

Respecto de lo otro, como Blogger es una "reciprocracia" ;) la mayoría de mis lectoras, desaparecieron cuando yo comenté que iba a seguir leyendo sus blogs, pero que iba a limitar, por falta de tiempo, mis comnetarios (en aquella época estaba abocado de lleno a la edición de mis dos últimos libros). Y está bien que así lo hayan decididoa.

Igualmente te cuento que vienen y siguen leyendo.

Un beso grande.

guillermo elt dijo...

Bella declaración de amor y fidelidad... de debilidad consecuente hacia la persona amada.

Abrazos, amigo Carlos.

Carlos dijo...

Hola Guille, qué gusto verte.

Cuando alguien se confiesa, generalmente desnuda el alma.

Tal vez inclusive eso sea más fortaleza que debilidad.

Un gran abrazo.

van dijo...

Leí los dos sonetos nuevos, DIVINOS, pero no he logrado tener un rato tranquila para comentar, solo paso para dar el presente, vuelvo en otro momento con más tiempo...

Beso!!!

Carlos dijo...

Gracias Van. Te espero luego.

Un beso.

Francisca Quintana Vega dijo...

Encantada de leer otro precioso poema.Su blog es uno de los pocos blog de buena poesía clásica( por supuesto, son su personal estilo y toque actual) que existen por estos lares.Me alegra mucho que cultive el soneto, ya que la mayoría de los que dicen escribir poesía, lo consideran pasado de moda. A mí, me encanta, es una estrofa que admiro...por lo que siempre que pueda, pasaré un momento para leerla. Mi cordial saludo.

Patricia 333 dijo...

Febril y vulnerable,
concedo lo que soy y lo que tengo,
cautiva religiosa de la sangre
que corre por mi cuerpo;

Cautiva religiosa de la sangre :)

Me gusta mucho.

Si te digo que me encanta es decir lo que siempre te digo así que solo dire
me gusta, me gusta y me gusta

Besos cautivos

Carlos dijo...

Hola Francisca, Ud. siempre tan generosa y clara en sus conceptos.

Permítame decirle que yo amo el soneto (supongo que se nota) :) porque me plantea el complejo de narrar una historia en catorce renglones.

Me pasa con muchos "poetas", que a veces empiezo a leer sus poemas, algunos de los cuales se vuelven interminables y en la mitad del mismo pierdo la noción de lo que están contando.

Es cierto que trato de aggiornarlo, de adaptarlo a los tiempos que corren, que me aventura a mezclar endecas con heptas, respetando siempre los debidos acentos y tartando que no se pierda la cedencia musical del mismo. No sé si lo consigo pero en eso ando. :)

El soneto como estructura poética es algo sumamente complejo (ud. como sonetista debe saberlo bien) y creo que los que remarcan su obsolencia lo hacen más desde la impotencia de no haber podido nunca escribir alguno.

Me permito hacerle una pregunta, sabe algo de su amiga María?? se la extrana por estos lares. Tal vez se haya ido de vacaciones. Mándele mis saludos.

Y reciba usted mi afecto.

Patricia 333 dijo...

agua y arcilla,
del deseo naciste
de mi costilla.

Solo porque se dice eso, lo de la cosatilla , hay veces que lo dudo ...

Besos , Carlos , el Poema ni que decir me encanto :)

Carlos dijo...

Hola Patricia, me gusta que te guste tres veces,

(cautiva religiosa de la sangre)

Carlos dijo...

Entiendo que lo de la costilla es algo simbólico, pero que se han quedado con algo nuestro eso es seguro. :)

Un beso.

van dijo...

Acá sigo, leyéndote con más tiempo, ya pasé por Eva y Vigía, no te voy a dejar otro comentario en el post de abajo para que no tengas que contestar en todos, te ahorro trabajo :P

El invierno puede estar muy frío pero de aquí me voy con el alma calentita.

Besitos!!

Ahh vos sabés que a mi también me recordó a la historia que cuentan en Cinema Paradiso, Vigía, escucho la música y lloro, como me hizo llorar esa película! Es preciosa!!!

Besitos!

Carlos dijo...

Es bueno saber que conmigo puedes ahorrar en la cuenta de gas. :) igual te voy a cobrar comisión.

Cinema es una gran película. Pura emoción.

Un beso.

Carlos dijo...

De alguna manera...

https://www.youtube.com/watch?v=UYXgQYGVDww

María Bote dijo...

"Apenas un temblor en la tormenta
que rompe la armonía de la tarde"

Como siempre, bellísimo. Un lujoleerte, amigo POETA Carlos.

Besos y mi más sincera enhorabuena. María

Carlos dijo...

Muchas gracias María. Me alegra que sigas leyendo y mi poesía siga rozándote.

Un beso grande.

Rembrandt dijo...

“…Sólo debes pedir, no te detengas,
no tengo voluntad para negarme
al hilo de tu voz que me sentencia….”

Me parece hermoso, conmovedor e intimo.
Confesiones … podrían darse en cualquier estación estimado Carlos mientras haya alguien dispuesto a escuchar (sentir)

REM

Carlos dijo...

Rem, no hay estación del año para algunas confesiones, lo que cuenta es el valor de expresarlas desde la honestidad más absoluta.