lunes, 16 de mayo de 2016

La Lola

A palo seco, la Lola,
gitana como ninguna,
como ninguna tan sola,
tan sola como la luna;
rojo temblor de amapola,
morena piel de aceituna,
arrullo de caracola
y herencia de pena bruna.
La Lola, fruto y espina,
tarde de fiesta taurina
con el tesón de la roca;
zumo de almíbar su beso,
anochecido y espeso,
que se deshace en mi boca.

II

La Lola que se deshoja
como un rosal ofendido,
desconsolado latido
herida que la despoja;
luto de llanto y congoja
que le encordela el vestido,
igual que un lazo tejido
con hilos de sangre roja.
La Lola, de cantaores,
rubia verbena de flores
de un recio cante gitano.
Azul temblor de rocío,
para abrigarla del frío
baste el tizón de mi mano.

Del libro Llevarás en la piel.
Pintura: Fabián Perez.

19 comentarios:

Carlos dijo...

He conseguido en estos días, hacerme del último trabajo que se ha hecho para homenajear una vez más la discografía de Joaquín Sabina. Se trata de una compilación de cantaores flamencos, versionando alguna de sus canciones. Ello trajo a mi memoria una serie de sonetos que escribí en el jurásico de mi vida, acerca de un personaje de ficción, sin entidad real, propio de aquellos maravillosos tablaos andaluces.

Lo voy a dividir en dos partes, adornados con las bellísimas pinturas de Andrew Atroshenko, echando nada más palabras al aire, de las que tal vez, sólo valga rescatar la enjundia de algunas rimas y el disfrute visual de ciertas metáforas. Lo demás, polvo y viento.

Saludos a todos, los que leen y comentan y los que leen en las sombras.

Carlos dijo...

Gracias Ana, por escuchar la grabación, cuánto me alegra y me emociona saber que estás del otro lado del océano, escuchándome recitar. :)

Felices vacaciones.

Carlos dijo...

Se sobreentiende pero aclaro por las dudas que el personaje al que me refiero es esta suerte de cantaora flamenca, a quien llamé la Lola.

tita dijo...

Ya estoy acomodada,cansado viaje pero feliz.
Sabes ayer cuando estabas recitando ese genial poema,pensaba yo en una guitarra y unos palmeros,la guitarra de Tomatito podia ser,y los palmeros que en el flamenco son imprescindibles para el exito del artista y tu recitando LOLA seguro que sentia un pellizquito en el alma,a mi me encanta el flamenco y cuando escucho algo de los flamencos antiguos,como Manolo Caracol siempre me emociona.
Me gustaria escuchar otra vez ese fanfastico recitado que hiciste de LOLA.
Un beso enorme desde este maravilloso Mediterraneo.

Carlos dijo...

Siempre de fierro, siempre allí, Ana, aún en tus vacaciones y recién llegada de un viaje, que por lo que me dices ha reultado cansador, pero todo tiene su compensación, disfruta del maravilloso paisaje que se exhibe ante tus ojos. (cómo te envidio) :)

A mí también me gusta mucho el flamenco, pero en mi caso, escribir dentro de la temática, me exige no poco esfuerzo, aunque tenga ancestros espanoles. :) y uno trata de no caer en el tópico. Es como si yo te pidiera a tí que escribieses un tango. :)

Me alegra entonces que te haya gustado y emocionado.

Cuando ponga la segunda parte, dejaré el recitado.

Un beso muy muy grande.

van dijo...

Tus letras tienen música, la imagino a Lola cantando y haciendo sonar las castañuelas. Me encanta que sea taurina.

Precioso, poe, precioso!

Besito!

Carlos dijo...

Humm, no precisamente la sangre taurina remite a cuestiones astrológicas. En este caso define más, su personalidad en relación con la liturgia de la tauromaquia.

Pero... como ya se ha dicho antes, la poesía es de quien la lee. :)

Un beso.

van dijo...

Uy, en este caso se me escapó la liebre, debí darme cuenta...



Besotes!

Abrigate el cuellito (con la bufanda que te tejí) que hace mucho frío-

Carlos dijo...

Por acá no hace tanto frío, 10 grados, lo que si está nublado después de caso dos semanas de un sol increíble.

gual me pongo la bufanda. :)

Un beso.

Darío dijo...

Hermoso canto a la Lola...

Carlos dijo...

Gracias Darío.

Un saludo.

Carlos dijo...

Parece que no sirve de nada "quejarse". :(

María Bote dijo...

Preciosos versos, Carlos. Son como romances en redondillas, tienen una gran musicalidad.

Espero con mucho gusto la segunda parte.

Un saludo con mi admiración. María

Carlos dijo...

Muchas gracias, María, me sirve de mucho tu opinión, por cuanto viene de una espanola.

Son sonetos breves, en octosílabos, tratando de potenciar su cadencia musical, como si fueran tonadas flamencas.

Un beso grande.

Francisca Quintana Vega dijo...

¡Qué maravilla!...mi hijita, que tiene catorce años, diría:"¡Una pasada!"...es una forma coloquial de decir que algo es bueno, grande, especial...entre gente joven.
(No sé si se usará ahí)
Pues eso...que estos dos sonetos en octosílabos son eso...una pasada.
Saludos.

Carlos dijo...

:) :) Gracias Francisca, si. el término también es conocido por estos lares, con matices de definición similares.

Me alegro mucho que te haya gustado tanto y espero entonces que la segunda parte no te defraude.

Un saludo afectuoso.

Aránzazu عائشة dijo...

"como si fueran tonadas flamencas..." Y puede escucharse al leerte el crujido de unos tacones en silencio que hacen sonar a las voces de sangre, como se diría en lenguaje flamenco.

Qué decirte, Carlos... soy una flamenca de corazón y me llegan estos versos con la cadencia que buscabas y con tu especial aporte de elegancia al tejer las rimas. No has caído en los tópicos, desde mi punto de vista.

Un abrazo gitano.

Carlos dijo...

:) Cuando ví tu post en FB, se me ocurrió invitarte a pasar por mi tablao. :)

A mí también me encanta el flmaneco y como te decía, el 19 se cumple un nuevo aniversario de la muerte de Federico. :(

Como gitana que eres, valoro tu punto de vista. :)

Un beso andalú.

Carlos dijo...

aunque tú...

https://www.youtube.com/watch?v=Bnc7Bz57CME