viernes, 19 de octubre de 2012

Rescate naval (cuento salado)














Dibujo: Roberto Marín

Se puso vestimentas de hombre rana,
escafandra y visera,
y saltó del tapial a la pecera,
por salvar a la niña cortesana;
dio la vuelta manzana,
portando una espadita de madera,
y la dama del agua, prisionera,
le abrió su corazón, como ventana.
No temo a tiburones, dijo el buzo,
ni al bagre ni al merluzo
y se lanzó a nadar corriente arriba,
con la niña tomada de la mano,  
en busca del estuario más lejano,
empapados de amor, a la deriva.

Del libro de poemas Oceanario.

20 comentarios:

Carlos dijo...

Empapados de amor...

Otra vez a Roberto y a mí se nos dio por hacer de las nuestras. :)

Queda entonces aqui como veraz testimonio de las travesuras conjuntas, dibujo y poema.

(gracias troesma)

Carlos dijo...

Les transcribo la dirección del Blog de Roberto, vale la pena visitarlo.

http://oloratrementina.blogspot.com.ar/

Abrazos per tutti.

Carlos dijo...

Hola pulsos y pizzicatos. Veo que sigues leyendo.

tita dijo...

No se que fue antes ,si el soneto o el dibujo,supongo que el soneto,por que son perfectos,se integran fantasticamente.
Siempre bellos los dibujos de Roberto
Marín,ya le habia visitado cuando dejastes otros dibujos de él.

El soneto genial,nada se teme cuando el amor te lleva a la deriba.
Un beso.

Carlos dijo...

Hola Ana, si, primero fue el soneto, y en base a ciertos datos que luego le comenté a Roberto, el hizo el dibujo. Yo tenía como esta idea de un buzo rescatador sumergiéndose en una pecera por salvaguardar el amor de su dama. Y bueno, así se armó el post.

Pasa que tanto Roberto como yo no tememos ni al bagre ni al merluzo. (a los tiburones, un poquito) :)

Un beso grande.


tita dijo...

Sois dos genios.
Buenas noches
Besos

Carlos dijo...

Gracias Ana, agradezco por mi y por Roberto.

Un beso.

Francisca Quintana Vega dijo...

Preciosa composición dibujo-poema...juntos forman un trabajo perfecto. Mis saludos

Carlos dijo...

Gracias Francisca, es bueno saber que lo que uno hace con tanta cariño y dedicación encuentra eco en la sensibilidad de otras personas.

Un saludo afectuoso.

Sandra Montelpare dijo...

Hola, Carlos
Cuánta ternura... Las historias en miniatura me pueden. ¿O será que me pueden los buzos con espaditas de madera y sin miedo a nada, ni bagres ni merluzos?
La ilustración, un lujazo.
Me escurro el agua y voy para la página de R. Marín.
Como ya se me hizo hábito, te dejo un beso temático desde el fondo de la pecera.

Carlos dijo...

Buenas noches Srta. Montelpare, eso para que vea que también tengo un corazón de niño.

En mi libro De diluvios y andenes (y luego en Oceanario, pero en menor medida) que es bastante amplio en la diversidad de su temática, hay una cierta cantidad de sonetos de este estilo a los que yo he llamado sonetos naif.

Yo disfruto mucho componiéndolos, porque creo que desde la ternura (como desde la pasión otras veces) se puede decir mucho.

Sepa ud. que nunca salgo sin mi espada de madera y soy un temerario irremediable.

El dibujo de Roberto es bellísimo.

Besos de agua dulce.

R es por Roberto dijo...

Bueno, Gracias Carlos y gracias a quienes son tan amables con sus comentarios acerca de mi dibujito. Me hacen poner colorado, che. Obviamente, la belleza de las líneas siempre será inferior a la belleza de las palabras, las lineas muestran, pero las palabras permiten imaginar.
Un abrazo, y gracias por no tener miedo al bagre, a los merluzos ni a lo que yo pueda dibujar para acompañar tus sonetos!!

Carlos dijo...

Qué tal Roberto, qué alegría verte por aquí.

Acá porque yo juego de local, Roberto, :) verás que si lo pones en tu blog (no digo que lo hagas) tus comentadoras destacarán el dibujo sobre las letras.

Yo, salomónicamente decreto empate, o como diría don Silvio, los dos a la final. :)

Un gran abrazo, sin temores de ningún tipo.

violeta dijo...

Entre lo que veo y lo que leo me asalta la ternura en este soneto.

"y la dama del agua, prisionera,
le abrió su corazón, como ventana".

Es fantástica esta dualidad que habéis compuesto.

Un gran abrazo.

Carlos dijo...

Hola Violeta, tanto tiempo.

Esa era la intención, tanto del dibujo como de las letras. Me alegra que hayamos podido rozarte el alma.

Un beso grande.

tita dijo...

La verdad Carlos que esta noche no se con cual quedarme de tus cuatro recitados,creo que un poquito mas me mueve DEMANDA que genial escucharte recitar este bello soneto.
Mis felicitaciones de corazon.
Un beso

Carlos dijo...

Ana, mi querida oyente española :) te gustaron?? qué bueno; aproveché y recité los cuatro últimos sonetos que he editado.

Un beso grande.

Carlos dijo...

Dejo, para quien quiera escucharlo, el audio del ultimo programa de Ana Garrido, "Calidoscopio".

Saludos a todos.

María (la lejana) dijo...

Así que usted es un poeta
cuentacuentero !!!
Delicioso relato para noche de lluvia y galletitas de limón.
Me gusta escuchar su voz, siempre.

Carlos dijo...

María, en realidad soy un cuenta cuentero que escribe poesía, preferentemente en noches de limón, comiendo galletitas de lluvia.

Qué rara magia tendrá la lluvia que nos lleva de la mano, siempre lejos??

Gracias por escuchar y por decir.