viernes, 13 de mayo de 2016

Clitóris

Clitóris se llama mi gata de angora,
es suave y confiada,
con finos modales de princesa mora
parece una rosa de amor encantada;
niña exploradora,
de espuma de seda la cola erizada,
con cierto desgano maúlla a deshora
y trepa al abismo de la madrugada.
Clitóris se encoge cuando tiene frío
y en un rumoroso temblor de rocío
se tiende a la orilla de la chimenea;
felina de besos,
en un fatalismo de sueños espesos
se diluye en aguas, como la marea.

Del libro De diluvios y andenes.
Dibujo: M Marumatsu.

10 comentarios:

Carlos dijo...

Así, con acento grave.

Carlos dijo...

"Pupele mía,
rayito de sombra,
gatita de alfombra,
Palermo y Gran Vía".

Fito.

Carlos dijo...

tu fiebre, tu dueño...

https://www.youtube.com/watch?v=MVQ_ZrcrFD4

Carlos dijo...

Clítoris, con acento esdrújulo, era la hija de un guerrero mirmidón, en tiempos helénicos.

Era tan pero tan pequeña, que Zeus (que en esto de las transformaciones era un capo de aquellos), tuvo que convertirse en hormiga para poder intimar con ella.

Los "mirmidones", eran guerreros, que en la guerra de Troya, supieron combatir a las órdenes de Aquiles. (de allí, supongo, la genética guerrera de mi gata).

Tita dijo...

Me encanta esta gatita Clitóris que musicalidad.

Con finos modales de princesa mora
parece una rosa de amor desmayada...

Precioso Caslos.

Un besote

unanotadiscordante dijo...

Hola Carliños!!! falta que le busques un compañero y le pongas de nombre "prepució"...
jaja
Un saludo y buen finde

Carlos dijo...

Me alegra Ana.

Un beso.

Carlos dijo...

Hola Nota, en realidad tiene un compañero que se llama Orgasmo.

Saludos.

Tita dijo...

Que lindo eres Carlos jajajaja.besos

Carlos dijo...

La idea es sugerir y no decir abiertamente. La sutileza ante todo, sino el poema se desbarrancaría. No es fácil por cierto y exige cierta cuota de esfuerzo.

Un beso.