viernes, 21 de marzo de 2014

Exilio





















Con rencores de ayunos centenarios
me arrojas al exilio del olvido
y reprimes el hambre de los besos
con la boca de sal en carne viva;
inerme en el invierno de tu pena
te viertes en un llanto inconsolable
y te quitas la piel como un vestido
que lleva la arpadura de mis dedos;
no hay ninguna liturgia que redima
el íntimo diluvio de tus ojos
ni el hervor traicionero de la sangre,
no hay adiós ni distancia,
porque sabes que voy a tu costado,
lo mismo que el reguero de tu sombra.

Del libro Oceanario.

15 comentarios:

Carlos dijo...

lo mismo que el reguero de tu sombra...

María Bote dijo...

Hermoso, como siempre. Hice un comentario en tu anterior entrada y no lo veo; me queda la duda de si lo recibes. Ya me dirás. Besos y buen fin de semana

tita dijo...

Tristes lo olvidos y los adioses pero maravilloso tu soneto,me encanta.

Se disfruta enormemente cuando se pasa por aqui.

Buen fin de semana.

Besos

Carlos dijo...

Gracias María, te agradezco como siempre tu paso por mis letras.

Para el soneto anterior había cerrado la ventana de comentarios, por eso tal vez no apareció el tuyo. Antes se podían cerrar los comentarios específicamente para cada entrada, ahora me parece que no y cuando dejé Exilio, volví a habilitarlos.

Un beso grande.

Carlos dijo...

Si, Ani, algunos son tristes, otros mejor olvidarlos porque no valen la pena.

Un besote.

Carlos dijo...

Hey, usted, si, la niña de la gramola, espero que esté bien. :)

Carlos dijo...

che, "poner una queja", como dice Joaquín, que te apetezca mirar lo que miras.

Francisca Quintana Vega dijo...

Tenía algunas nuevas entradas sin leer pero ya me voy con la satisfacción de haberlo hecho. Como amante de la buena poesía,no podía ser de otra forma. Saludos.

"...inerme en el invierno de tu pena..."

Carlos dijo...

Hola Fran, me alegra que hayas pasado a leer y te hayas puesto al día. Nada como un atracón de poesía. :)

Un beso.

Carlos dijo...

y te quitas la piel como un vestido que lleva la arpadura de mis dedos...

Eva dijo...

Buscando blogs interesantes, dí con el tuyo...los pelos de punta!! Emocionante poesía, me encanta. Otra seguidora, saludos.

Carlos dijo...

Hola Eva, me alegra que me hayas encontrado y que lo que has leído te haya gustado. Bienvenida.

Hay varios sonetos para Eva en Apenas.

Un beso.

Rembrandt dijo...

De la tristeza del olvido a la ternura de quién se niega a formar parte del pasado.
Hermoso, aciago y ... tan real, así los amores hoy y siempre.

Bellos sus versos estimado Poeta.

REM

Carlos dijo...

Rem, hay siempre en la vida de todos nosotros, amores de los buenos y amores que mejor perderlos.

Mercí por su palabra.

Beso.

Carlos dijo...

no hay ninguna liturgia que redima el íntimo diluvio de tus ojos...