jueves, 21 de abril de 2016

Centinela

Anaís se acuartela,
defiende el almenar de sus pezones,
las vastas extensiones
y el foso de la roja ciudadela.
Vigilante del alba, centinela
del deseo y sus dones,
custodia laberintos y balcones
a fuerza de coraje y de cautela.
Se resguarda del cardo y de la ortiga
y terca y enemiga
levanta murallones de concreto.
Sin embargo yo sé (y ella lo sabe),
donde esconde la llave,
y me cuenta al oído su secreto.

Del libro Oceanario.

9 comentarios:

Carlos dijo...

vigilante del alba, centinela...

Carlos dijo...

Anaís...

https://www.youtube.com/watch?v=sXhE3H5rf2w

Carlos dijo...

Delta de Venus

https://www.youtube.com/watch?v=u3Y7aUoj4Fw

Tita dijo...

Siempre tratado con perfecta correcion poeta,bordas estos temas.

Besotes

Rembrandt dijo...

“….que en un buzón azul guarda la llave
y me cuenta al oído su secreto.”

Encendidas murallas
Caen y se disuelven
en medio de un mar azul

Hermosas letras estimado Poeta, Anaïs se inclina ante su pluma.
REM

Francisca Quintana Vega dijo...

Creo que tus sonetos son la mejor prueba de que el erotismo no está reñido con la elegancia. Siento no tener tiempo para venir a menudo. Lo mejor es que cada vez que visito este blog me encuentro mejores poemas. Saludossssss

Carlos dijo...

Rem, no sé porqué, pero intuyo algo de Anaís dentro de ti. Aduéñate de las letras que te definan.

Carlos dijo...

Gracias Francisca, creo que ante todo el erotismo para ser definido como tal, debe ser elegante. Y en eso estamos.

Me alegra que mis poemas sigan gustándote.

Un beso.

Carlos dijo...

Gracias Ana, disfruto mucho con el desafío que estos poemas me plantean.

No sólo de lunfardo vive Casellas. jeje.

Un beso.