lunes, 9 de enero de 2017

Ahora

La vida es esta vida que no vuelve
y que dejas pasar sin pena alguna
suponiendo tal vez que habrá otra hora
para quebrar el muro del silencio.
El tiempo es un albur y no hay mañana
que alivie el porvenir de tu tristeza,
si callas será tarde para todo
y hay cosas que no tienen salvamento.
Ni presagios de amor ni vaticinios,
ni llanto ni conjuros
que valgan el azar de un imposible.
Sólo cuenta la vida que hoy declaras,
el pulso con que lates.
No esperes otro tiempo más que éste.

Del libro de poemas Oceanario.
Fotografía: Andreas Heumann.

22 comentarios:

Carlos dijo...

Lo que no digas hoy será maleza.

tita dijo...

Que real ,lo que dices en este Soneto Carlos.
La vida es esta hora que no vuelve y que dejas pasar sin pena alguna,y sin darnos cuenta diria yo.Nos la pasamos lamentadonos a veces de cosas sin importancia y no aprovechamos ese tiempo en vivir y cuando nos damos cuenta todo se esfuma.
La vida en realidad en una calle de sentido unico,nO tiene vuelta y lo que no digas hoy sera maleza,bién cierto.
Genial soneto poeta
Un beso

Carlos dijo...

Hola Ana, no hay futuro ni pasado, la vida es esto, ahora. Mucha gente la deja pasar, se engaña, cree que el tiempo sobra y en realidad el tiempo se vuela sin posibilidad de retorno.

Pobres de los que no aprenden, de los que dejan pasar la felicidad, creyendo que la vida dura para siempre.

La cosa es hoy, ahora o nunca.

Un beso grande.

Francisca Quintana Vega dijo...

Un tema muy complicado.La vida hay que vivirla siendo consciente del valor de cada instante...y yo lo expreso así en mis poemas también. Pero, lo complicado es saber vivir ese instante presente, tomar decisiones y acciones correctas...a veces, muchas personas confunden el vivir intensamente con el vivir...y ello les lleva a no poder vivir el futuro..o a perder la felicidad futura.
A veces, hay que esperar, para encontrar la felicidad. Y mientras se espera, no se pierde el tiempo, sino que se da un paso adelante para encontrarla.
Hoy día, cuando dos jóvenes se unen, la mayoría ha vivido tanto, que no encuentran nada que les divierta, en la relación...y así van las cosas...se pierden los valores.
En fin...un tema complejo, porque la vida es ...el instante, pero el instante no tiene sentido sin el pasado ni sin el futuro. Mi cordial saludo

Carlos dijo...

La vida es complicada, Francisca :), en realidad mi soneto apunta a resaltar que mucha gente, deja pasar el tiempo, convencida de que vivirá por siempre, y lo que no llega a mensurar es que en realidad la vida es muy breve.

Hay gente que va postergando cosas, el amor inclusive y cuando se da cuenta, es muy tarde ya para lograr retenerlo. A veces es por orgullo, otras por miedo, en fin creo que nada justifica dejar pasar el amor sin jugarse por él.

Un saludo afectuoso.

Sandra Montelpare dijo...

Buen día, Carlos.
Reflexivo soneto, este. Una vida puede resumirse en una suma de momentos intensos, vividos como si fueran el último. En eso estoy al 1000 x 1000 de acuerdo.
Me llevo la imagen "el pulso con que lates", tremendo el último terceto como siempre y me voy cantando esa canción del salmón "el tiempo, tremendo invento sabandija".
Saludos van

Sandra Montelpare dijo...

Me olvidé de decir que a primera lectura me acordé de uno de Árbol de Diana de Pizarnik: "ahora, en esta hora inocente yo y la que fui nos sentamos en el umbral de mi mirada", una visión antitética que sería ver pasar la vida y no vivirla.
La canción es Las oportunidades de Calamaro y tiene mucho que ver con este soneto. Me fui a no desperdiciar este momento

Carlos dijo...

Buenos y soleados días, Sandra, que maravilla de jueves. La vida debiera ser esta mañana de sol. :)

Y aunque suene a cliché, debiéramos vivir cada día como si fuera al último, porque precisamente pudíera ser el último.

Cuantas veces demoramos cosas, postergmos cosas, y cuando queremos reaccionar, ya es tarde. Lo que no se dice, lo que no se saca de adentro, termina marchitándose, como la rosa pulverizada de Alejandra.

Vayase nomás, a disfrutar a pleno de este momento único.

Un beso.

Carlos dijo...

Apareció la quejosa.

Oréadas dijo...

Precioso poema, y que cierto que la vida es ahora. Besitos :)

María Bote dijo...

Un soneto profundo, perfecto en fondo y forma, amigo Carlos.

De nuevo mi admiración y apalauso.

Besos. María

Carlos dijo...

Gracias Oréadas, y si, no existe otra vida que la que vivimos hora por hora.

Un beso.

Carlos dijo...

Gracias María, la vida es un misterio indescifrable y apenas si uno se anima a contarla en versos.

Un beso grande.

guillermo elt dijo...

El ayer nos da la experiencia, el futuro... ??? Del hoy: "Carpe diem"

Abrazos.

Malena dijo...

Hoy, y no mañana. ¡Oh amante! ¿no ves
que la enredadera crecerá ciprés?



El tiempo es hoy. Después, que importa del después.




Carlos dijo...

Hola Guille, dicen que el "presente" recibe ese nombre porque en esencia es un regalo de la vida.

Carpe diem.

Un abrazón.

Carlos dijo...

Mariela, has venido de la mano de la Ibarbourou y de los hermanos Expósito, que han dicho antes y mejor, lo que yo intenté contar en este soneto.

(me debes una foto)

van dijo...

Que cierto esto que decís, la vida es hoy, el tiempo se escurre tan rápido... Sin darnos cuenta dejamos cosas para mañana y ese mañana también se nos pasa y así se nos vuela el tiempo.

El domingo se cumple un mes, ya estamos en la cuenta regresiva!!

Te mando un beso grandote, feliz de poder leerte!

Carlos dijo...

Así es Van, es ahora o nunca. Muchas veces decimos mañana y ese mañana no llega nunca y cuando te querés acordar ya es tarde.

Un beso grandote.

Carlos dijo...

Si callas será tarde para todo
y hay cosas que no tienen salvamento.

Rembrandt dijo...

“… Sólo cuenta la vida que hoy declaras,
el pulso con que lates.
No esperes otro tiempo más que éste.”

No podría estar más de acuerdo, como dice el refrán “no dejes para mañana …”
Aplicable a todo tipo de relación, sentimientos al fin.
Excelente su poema

REM

Carlos dijo...

El presente es eso, un presente, un regalo que debemos aprovechar momento a momento.