martes, 3 de enero de 2017

Impudor

"Puedo hacerte temblar si te abrazo" (S.Garré.)

En cómplices rituales de obediencia,
desnuda (toda y tanta),
con afanes de novia principianta
te ofreces sin reparos de conciencia.
Igual que una paloma en penitencia
que en vuelo se quebranta
al peso de mi voz rindes tu planta
en íntima liturgia de querencia.
Desde el verde milagro de tus ojos,
tan últimos, tan rojos,
jugamos a querernos sin sosiego,
y en nombre del pudor que no tuvimos
ardimos
como lámparas de fuego.

Del libro Oceanario.

11 comentarios:

Carlos dijo...

desnuda, toda y tanta...

Carlos dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=FROrW7QVB0A

Carlos dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=rKT6bjMi6vQ

Carlos dijo...

Leyenda de dos amantes / Silvio Rodríguez

Como tiernas babosas de la campiña
ella y él se enroscaron húmedamente,
húmedamente

Y él dejo de ser hombre, como ella niña
para ser uno solo completamente,
completamente.

Desde todos los puntos que los juntaban
Se saborearon tanto y con tal delicia
que las horas de vida que les quedaban
decidieron pasarlas en la caricia.

A menos de un suspiro del tibio abrazo
el resto de la historia se debatían
en átomos galaxias y otros acasos
encontraron certeza justo aquel día
encontraron certeza justo aquel día

Y se hicieron leyenda los dos amantes
enroscados eterna y húmedamente
nada pudo tocarlos detrás de guantes.

Solo pueden saberlo los igualmente,
los igualmente
Los igualmente

Carlos dijo...

https://www.youtube.com/watch?v=fjaKakK2g_I

Carlos dijo...

Disfruté tanto, tanto cada parte,
y gocé tanto, tanto cada todo,
que me duele algo menos cuando partes,
porque aquí te me quedas de algún modo.

Ojalá nunca sepas cuánto amaba
descubrirte los trillos de la entrega
y el secreto esplendor con que esperabas
un reclamo de amor que ya no llega.

Anda, corre a donde debas ir,
anda, que te espera el porvenir.
Vuela, que los cisnes están vivos,
mi canto está contigo, no tengo soledad.

Si uno fuera a llorar cuando termina,
no alcanzarán las lágrimas a tanto,
nuestras horas de amor, casi divinas,
es mejor despedirlas con un canto.

Anda, corre donde debas ir,
anda, que te espera el porvenir.
Vuela, que los cisnes están vivos,
mi canto está contigo, no tengo soledad.

Carlos dijo...

Vaya, Maya, tanto tiempo.

María Bote dijo...

"Y en nombre del pudor que no tuvimos,
ardimos..."

Como siempre, excelente y bello, amigo POETA. Felicidades y besos.

María

Carlos dijo...

Muchas gracias María, me alegra que te haya gustado el poema.

Un beso grande.

violeta dijo...

Tanto tiempo sin llegar hasta tu casa, y regreso a la mía cargada de poesía y de sentimiento. Qué grande eres!

Carlos dijo...

Muchas gracias Violeta, por tus conceptos. Me alegra verte,
espero que todas tus cosas marchen bien.

Nada mejor que volver a la casa de uno cargada de poesías.

Un beso grande.