miércoles, 9 de agosto de 2017

Apetito

Mi boca como un cuchillo 
en el altar de tu pecho
de dictador apetito
y de carnal mandamiento.  
                                     Con hoja de doble filo,            
punta de seda y almendro,
como un canal de rocío
que corre por el desierto.
Labios que ayunan contigo,
beso de amores hambrientos,
la sed, la sed como un río 

y esta vigilia de almuerzo.

Del libro Oceanario.
Foto: Amanda.

34 comentarios:

guillermo elt dijo...

Pues nada, todo es cuestión de atarse la servilleta al cuello y empezar a "almorzar"... con un buen "vino"
Un abrazo.

Carlos dijo...

Querido Guillermo, permíteme disentir contigo (no demasiado, porque eres el único lector varón que me ha quedado) :) pero estos "rituales" preveen ciertas normas ceremoniosas; no es sólo cuestión de sentarse a la mesa; primero hay que aprender a morirse de hambre. :)

Un gran abrazo.

Steki dijo...

Leerte me ha dado hambre y sed.
Tendré que tener cuidado con el acero de doble filo y los besos hambrientos.
Pero, como estoy trabajando, me tomo un mate y listo. ;)
Buena semana para ti, poeta.
BACI, STEKI.

Marysol dijo...

Cuando se trata de apetito, más vale esperar el momento propicio, no vaya a ser que lo que nos sirvamos nos cause indigestión.
Fuera de bromas...Un poema precioso, de gran expresión y mucha musicalidad. Aplaudo tu pluma, querido poeta.

Evan dijo...

Usted poeta conquista cualquier corazón con sus sonetos y de esa forma puede saciar su apetito...

Pero es cierto, si primero se muere de hambre después el almuerzo se disfruta más.

Un beso de aperitivo :P

Carlos dijo...

Steki, ojalá el hambre de amor se pudiera saciar con un mate o dos. La cosa es más complicada. (por suerte), si no sería my aburrido.

Beso.

Carlos dijo...

Marysol, el amor verdadero jamás indigesta, a lo sumo, puede provocarnos un empacho. :)

Me alegra que mi verso te haya gustado, literaria y musicalmente.

Un beso.

Carlos dijo...

Alumna Evan, primero un pequeño reto, (muy peqeñito porque se la aprecia mucho) :) en este caso no se trata de un soneto, es sencillamente un poema escrito en versos octosílabos, al estilo de la copla española; la verdad es que no sé si esta estructura poética tiene una denominacion específica. Si alguien lo sabe, se agradecen datos.

Por lo demás, nada más bello que el apetito del amor.

Un beso de postre.

Carlos dijo...

...Y uno pobre que anda con apetito de lobo en invierno cumpa.
No escriba esas exquisiteces pues!

;)


Fuerte abrazo tocayo!

Aldabra dijo...

Buenos días, Carlos. Leo el comentario que le haces a mi amigo Guiller (dices que el único hombre que te ha quedado... ten en cuenta que las mujeres somos más participativas en este tipo de cosas, más abiertas, seguro que algún hombre te lee pero no comenta nada) y si me gusta el poema, tu respuesta me gusta más...

Primero morirse de hambre y luego empezar a comer tranquilamente sabiendo que habrá manjar para un buen rato...

uhmmm! eres de los míos, Carlos, un sibarita con todas las de la ley.

biquiños.

un poema muy muy arrebatado y pasional... me gusta.

Carlos dijo...

Carlos, cumpa, qué alegría volver a verte por casa. :)

Y si, supongo que en invierno el hambre acecha a los lobos, pero ten en cuenta que aquí, el verano nos tiene con el apetito a flor de piel. :)

Espero que estés bien.

Un gran abrazo.

Carlos dijo...

Mi querida Aldabra, primero la vigilia, el terco ayuno, la contención de los sentidos y el luego... el hambre voraz, casi "canibalmente". :)

Tu eres de las mías, sabes que este poema y otros que he compuesto por el estilo, surgieron a partir de tu post de coplas??, españolas, te acuerdas??.

(te decía que allá por el post del DicZoonario, había dejado una respuesta para ti que creo qe no viste)

Besos, "para comerte". :)

Arcángel Mirón dijo...

Si la gula y la lujuria son pecados por separado, imaginate juntos!

:)

Carlos dijo...

Gilda, y no te digo nada de la "pereza" de un cigarrito y un wisky después (y eso que yo no fumo ni bebo) :)

Un beso.

guillermo elt dijo...

Perdón... mejor que morirse de hambre... podría ser... estoooo... pequeños aperitivitos?... sorbitos? mordisquitos?... eh?, sí?... Mejor?...

jejeje... yuhuuuu!!! :)

Un abrazo.

Carlos dijo...

Cumpa, es otra posibilidad para nada descartable, bocado a bocado, mordisco mordisco, pedacito a pedacito. :)

Abrazón.

jero dijo...

un poema ... a la carta! uhmmmm... apetitoso. Muy recomendable para introducirlo en el menú del día... y a mi, que me pillas con "las manos en la masa"

Carlos dijo...

Jero, qué alegría, te invito a "almorzar" juntos. jajaja. y además en las vísperas del cumple del maestro. Casualidad???

Un gusto muy grande verte por aquí, verás que uno de los post está enmarcado por un hermoso dibujo tuyo a la derecha está el famoso retrato de la Libémula.

Seguiremos en contacto.

Un gran abrazo.

Evan dijo...

...siempre salgo retada cuando digo la palabra soneto o poema jajaja (queda en evidencia mi ignorancia, así que no lo volveré a repetir).

Vine a dejarle un beso de merienda... :)

Carlos dijo...

Vange, igualmente sabes que no es un reto, nunca podría. Simple información. :)

Tomo el beso y como ya merendé lo guardo de postre para la cena. :)

Besote.

Unmasked (sin caretas) dijo...

mmm me dio hambre. jaja.

Me gusto como siempre. No quiero ser repetitiva, pero me gusto.

:)

De regreso carlosman?


Cuenteme como le fue!


Beso grande

petra

Carlos dijo...

Pía, puede ser repetitiva, "que no hay nada de malo en eso". :)

Todavía no estoy de regreso del todo, voy y vengo y me quedan los últimos días. :(

Besote.

Mr Bonkei dijo...

Hermosos versos que conforman tu firmamento de poemas.

Te dejo un abrazo y un sentimiento .

Carlos dijo...

Muchas gracias J. será que tenemos sensibilidades afines.

Un gran abrazo para tí.

SAUVIGNONA dijo...

a veces los cuerpos nos provocan ese apetito de besos acricias y nos encontramos hambrientos...sedientos...
y ante este hermoso poema....yo ya me pregunto que vino me tomo con este bocado?
besines carlos
:)sau

Carlos dijo...

Cata, siempre es bueno alimentar estos apetitos primarios aompañados de un excelente vino. (te debo el dato de cual, porque de vinos, nada, de lo otro, me defiendo un poquito más. :)

Un beso.

titania dijo...

¿Cuando se come por aquí?

Hola mi querido Carlos, que feliz recorrer el sendero de tus sonetos.

Estaba deseando volver, mis últimas semanas en Haiti fueron duras, no puedo creer estar en casa bajo mis árboles dejandome empapar por tus letras.

Te eché de menos.

Muchos besos.

Carlos dijo...

Mi querida Marta, aquí no hay horarios, se come cuando se tiene apetito. :)

La felicidad por cierto es compartida, siempre es dulce y grato verte recorrer mi casa.

Hazme un lugar a tu lado, debajo de tus árboles y leamos juntos. :)

Yo también te extrañé.

Mil besos.

EMBRUJADA dijo...

Mi querida amigo Carlos, he estado unos dìas fuera por trabajo y no he podido visitarte ,tendrè que ponerme un poco al dìa.

Me rindo ante tus sonetos,sobre todo cuando se trata de comerse a besos,a la hora del almuerzo ,en la cena o desayuno,cuerpo a cuerpo desnudos..

Dulcement tu amiga Marìa.

Carlos dijo...

Hola María, bienvenida a mi casa, ves, has llegado justo para la hora de la cena. :) En Apenas está prohibido ayunar. :)

Besote.

Mía dijo...

Mi bendito poeta: A veces cuando por uno u otro motivo pasa tiempo sin que pruebe bocado y estoy muerta de hambre comería cualquier cosa sin pensar si me gusta o no...en este caso que nos compete no sería peligroso llegar "muerto de hambre"?
yo llegaría hambrienta y deseosa de comer eso que estuve esperando tanto tiempo hacer...por ejemplo una riquísima medialuna de manteca o un tostado o un helado de Volta que la distancia hacen desear cada vez más.

...como los "besos de amores hambrientos" por la distancia y el tiempo.

Un beso enorme, lo extrañé

Mía

Carlos dijo...

Hola Mía, extrañada que ha sido también por aquí. :)

El ayuno de amor trae serias consecuencias a nivel neuronal, uno empieza a caminar más despacio, a tropezarse con las cosas, como si llevara puestos los zapatones de la tristeza, dos números más grandes. :)

Helados, helados, hummm, prefiero Pérsico o Munchi´s, pero puedo invitarla a Volta si así lo prefiere. :)

Un beso.

Rembrandt dijo...

“… labios que cenan contigo,
beso de amores hambrientos…”

Wow!!! Que apetito me dió.
Ademas de esta hambruna, le cuento que ha elegido otra de mis palabras favoritas, almendro.

Genial poema Ch.

REM

Carlos dijo...

Nunca hay que quedarse con hambre, ante la menor sensación hay que morder.