miércoles, 2 de agosto de 2017

Niño del hambre


"Tener hambre es la cosa primera que se aprende" (M. Hernández)

En la llaga del hambre, cada día,                    navega sobre un témpano de hielo,
sin milagro de peces en el cielo,
ni migajas de santa eucaristía.

Penitencia de oscura letanía,
temblor de largo duelo,
dentellada de pulpa de pomelo
sobre su boca fría.
Vigilia silenciosa de sus dientes
voraces y abstinentes
a pasos de un abismo de tormenta.
Evangelio de llanto con que ayuna
y en rigores de hambruna
con astillas de luna se alimenta.

 Del libro De diluvios y andenes.

58 comentarios:

Carlos dijo...

Por esta fechas y nunca debería haber un niño con hambre.

Que el hijo del hombre renazca en cada uno de nosotros y nos vuelva más buenos.

Felces Pascuas.

seraquenoseve dijo...

Carlos últimamente el hambre ha estado presente en tus post.

En éste caso, me uno a tus deseos.

Tiempo para meditar, hay que darnos ese regalo esta semana.

Saludos y un beso

Poetiza dijo...

Carlos, por el mundo niños que mueren de hambre por las calles...que triste. Te dejo saludo y beso, cuidate.

Ursula dijo...

Carlos...

amigo querido... me has dejado sin palabras.!

en tu poema...lo decis todo... y duele!

esa imagen... lamentablemente se materializa en las calles... en la soledad acompañada por los que no quieren ver...

acompaño tu deseo... que así sea!.

hermosos días Carlos!
felices pascuas!

beso!

Carlos dijo...

Hola Será, es cierto, pero este es un hambre diferente, el más doloroso, el de la indiferencia, el de la soledad extrema.

Ojalá se acabe algún día.

Un beso para tí.

Carlos dijo...

Poetiza, si, es muy triste. Ojalá que al calor de estas fechas, la gente tome conciencia.

Un beso.

Carlos dijo...

Ursula, duele el hambre de los niños, que vemos de la mano de nadie, deambular por las calles del mundo.

Un beso.

Carlos dijo...

Me permito dejarles unos versos de mi entrañable poeta del alma, Miguel Hernández.

El hambra acecha (1937/39)

I

Tened presente el hambre: recordad su pasado
turbio de capataces que pagaban en plomo.
Aquel jornal al precio de la sangre cobrado,
con yugos en el alma, con golpes en el lomo.

El hambre paseaba sus vacas exprimidas,
sus mujeres resecas, sus devoradas ubres,
sus ávidas quijadas, sus miserables vidas
frente a los comedores y los cuerpos salubres.

Los años de abundancia, la saciedad, la hartura,
eran sólo de aquellos que se llamaban amos.
Para que venga el pan justo a la dentadura
del hambre de los pobres aquí estoy, aquí estamos.

Nosotros no podemos ser ellos, los de enfrente,
los que entienden la vida por un botín sangriento:
como los tiburones, voracidad y diente,
panteras deseosas de un mundo siempre hambriento.

Años del hambre han sido para el pobre sus años.
Sumaban para el otro su cantidad los panes.
Y el hambre alobadaba sus rapaces rebaños
de cuervos, de tenazas, de lobos, de alacranes.

Hambrientamente lucho yo, con todas mis brechas,
cicatrices y heridas, señales y recuerdos
del hambre, contra tantas barrigas satisfechas:
cerdos con un origen peor que el de los cerdos.

Por haber engordado tan baja y brutalmente,
más abajo de donde los cerdos se solazan,
seréis atravesados por esta gran corriente
de espigas que llamean, de puños que amenazan.

No habéis querido oír con orejas abiertas
el llanto de millones de niños jornaleros.
Ladrábais cuando el hambre llegaba a vuestras puertas
a pedir con la boca de los mismos luceros

En cada casa, un odio como una higuera fosca,
como un tremante toro con los cuernos tremantes,
rompe por los tejados, os cerca y os embosca,
y os destruye a cornadas, perros agonizantes.

Carlos dijo...

II

El hambre es el primero de los conocimientos:
tener hambre es la cosa primera que se aprende.
Y la ferocidad de nuestros sentimientos,
allá donde el estómago se origina, se enciende.

Uno no es tan humano que no estrangule un día
pájaros sin sentir herida en la conciencia:
que no sea capaz de ahogar en nieve fría
palomas que no saben si no es de la inocencia.

El animal influye sobre mí con extremo,
la fiera late en todas mis fuerzas, mis pasiones.
A veces, he de hacer un esfuerzo supremo
para acallar en mí la voz de los leones.

Me enorgullece el título de animal en mi vida,
pero en el animal humano persevero.
Y busco por mi cuerpo lo más puro que anida,
bajo tanta maleza, con su valor primero.

Por hambre vuelve el hombre sobre los laberintos
donde la vida habita siniestramente sola.
Reaparece la fiera, recobra sus instintos,
sus patas erizadas, sus rencores, su cola.

Arroja sus estudios y la sabiduría,
y se quita la máscara, la piel de la cultura,
los ojos de la ciencia, la corteza tardía
de los conocimientos que descubre y procura.

Entonces solo sabe del mal, del exterminio.
Inventa gases, lanza motivos destructores,
regresa a la pezuña, retrocede al dominio
del colmillo, y avanza sobre los comedores.

Se ejercita en la bestia, y empuña la cuchara
dispuesto a que ninguno se le acerque a la mesa.
Entonces sólo veo sobre el mundo una piara
de tigres, y en mis ojos la visión duele y pesa.

Yo no tengo en el alma tanto tigre admitido,
tanto chacal prohijado, que el vino que me toca,
el pan, el día, el hambre no tenga compartido
con otras hambres puestas noblemente en la boca.

Ayudadme a ser hombre: no me dejéis ser fiera
hambrienta, encarnizada, sitiada eternamente.
Yo, animal familiar, con esta sangre obrera
os doy la humanidad que mi canción presiente.

Una adaptación de este verso es la que Joan Manuel Serrat ha incluido en su segundo disco en homenaje a los cien años del nacimiento de Miguel Hernández.

...flor deshilvanada dijo...

No es la primera vez que leo este soneto, siempre me deja con el corazón hecho pasa. Es que nunca debería haber un niño con hambre, ni en estas fechas ni en niguna.

Que tengas una feliz pascua, poe mío!

Besitos!

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Carlos dijo...

Si, Evan, sé que lo has leido, en el libro y porque ya antes lo descargué en el Blog y sé cuanto te conmueve, me lo has dicho.

Me recuerda a un viejo post tuyo.

Felices pascuas también para tí.

Anónimo dijo...

El alma se desgarra.



Conmovida lo abrazo.


María

guillermo elt dijo...

Desgraciadamente, "cerrar las manos y apretarlas" tb. (ves a los bebés y sus puñitos apretados?)

Si las manos se abrieran y quisieran compartir...

Siempre tus versos para llevarlos en los "bolsillos"

Un Abrazo.

PD: Sabes si Sabina es admirador tuyo?

Carlos dijo...

María, el hambre de los niños nos desgarra.

Uno sale todas las mañanas temprano o regresa tarde y los ve durmiendo en las calles o en las estaciones de tren, apretaditos entre ellos y siente una indignación y una pena infinita.

Un beso.

Carlos dijo...

Guille el dar es siempre un ejercicio que nos llena de satisfacción, en el dar recuperamos nuestra condición de seres divinos, hermanados con los que menos tienen. Como decía la Madre Teresa: "dar, dar hasta que duela"

Si, Sabina lo es, pero no lo quiere decir públicamente por una cuestión de vanidad propia. ajajajaja. No, en serio, si sé que sabe algo de mí, que me conoce, que tiene mi libro, pero la cosa no pasa de ahí. Porqué lo preguntas??

Un gran abrazo.

MaLena Ezcurra dijo...

No hay muchas palabras para hacer la devolución a tus versos, por lo menos no las encuentro yo, siento que el silencio es lo mejor está vez.

Me reclino conmovida, simplemente.


Un beso.


M.

MaLena Ezcurra dijo...

" Pobre del que ha olvidado que hay un niño en la calle, que hay millones de niños que viven en la calle,y multitud de niños que crecen en la calle.
Yo los veo apretando su corazón pequeño, mirándonos a todas con fábula en los ojos.
Un relámpago trunco les cruza la mirada, porque nadie protege esa vida que crece.
Y el amor se ha perdido, como un niño en la calle..."


Armando Tejada Gómez.


Otro beso va.


M.

Carlos dijo...

Male, muchas veces el silencio es la mejor de las palabras.

Hago silencio contigo.

La beso bajito.

Carlos dijo...

Malenín de los silencios :) si me permitís pongo el texto completo del poema-canción de Armando Tejada Gomez.

A esta hora, exactamente,
hay un niño en la calle.

Le digo amor, me digo, recuerdo que yo andaba
con las primeras luces de mi sangre, vendiendo
un oscura vergüenza, la historia, el tiempo,
diarios,
porque es cuando recuerdo también las presidencias,
urgentes abogados, conservadores, asco,
cuando subo a la vida juntando la inocencia,
mi niñez triturada por escasos centavos,
por la cantidad mínima de pagar la estadía
como un vagón de carga
y saber que a esta hora mi madre está esperando,
quiero decir, la madre del niño innumerable
que sale y nos pregunta con su rostro de madre:
qué han hecho de la vida,
dónde pondré la sangre,
qué haré con mi semilla si hay un niño en la calle.

Es honra de los hombres proteger lo que crece,
cuidar que no haya infancia dispersa por las calles,
evitar que naufrague su corazón de barco,
su increíble aventura de pan y chocolate,
transitar sus países de bandidos y tesoros
poniéndole una estrella en el sitio del hambre,
de otro modo es inútil ensayar en la tierra
la alegría y el canto,
de otro modo es absurdo
porque de nada vale si hay un niño en la calle.

Dónde andarán los niños que venian conmigo
ganándose la vida por los cuatro costados,
porque en este camino de lo hostíl ferozmente

cayó el Toto de frente con su poquita sangre,
con sus ropas de fé, su dolor a pedazos
y ahora necesito saber cuáles sonríen
mi canción necesita saber si se han salvado,
porque sino es inutil mi juventud de música
y ha de dolerme mucho la primavera este año.

Importan dos maneras de concebir el mundo,
Una, salvarse solo,
arrojar ciegamente los demás de la balsa
y la otra,
un destino de salvarse con todos,
comprometer la vida hasta el último náufrago,
no dormir esta noche si hay un niño en la calle.

Exactamente ahora, si llueve en las ciudades,
si desciende la niebla como un sapo del aire
y el viento no es ninguna canción en las ventanas,
no debe andar el mundo con el amor descalzo
enarbolando un diario como un ala en la mano,
trepándose a los trenes, canjeándonos la risa,
golpeándonos el pecho con un ala cansada,
no debe andar la vida, recién nacida, a precio,
la niñez, arriesgada a una estrecha ganancia,
porque entonces las manos son dos fardos inútiles
y el corazón, apenas una mala palabra.

Cuando uno anda en los pueblos del país
o va en trenes por su geografía de silencio,
la patria
sale a mirar al hombre con los niños desnudos
y a preguntar qué fecha corresponde a su hambre
que historia les concierne, qué lugar en el mapa,
porque uno Norte adentro y Sur adentro encuentra
la espalda escandalosa de las grandes ciudades
nutriéndose de trigo, vides, cañaverales
donde el azúcar sube como un junco en el aire,
uno encuentra la gente, los jornales escasos,
una sorda tarea de madres con horarios
y padres silenciosos molidos en la fábricas,
hay días que uno andando de madrugada encuentra
la intemperie dormida con un niño en los brazos.

Y uno recuerda nombres, anécdotas, señores
que en París han bebido
por la antigua belleza de Dios, sobre la balsa
en donde han sorprendido la soledad de frente
y la índole triste del hombre solitario,
en tanto, sus señoras, tienen angustia y cambian
de amantes esta noche, de médico esta tarde,
porque el tedio que llevan ya no cabe en el mundo
y ellos son los accionistas de los niños descalzos.

Ellos han olvidado
que hay un niño en la calle,
que hay millones de niños
que viven en la calle
y multitud de niños
que crecen en la calle.

A esta hora, exactamente,
hay un niño creciendo.

Yo lo veo apretando su corazón pequeño,
mirándonos a todos con sus ojos de fábula,
viene, sube hacia el hombre acumulando cosas,
un relámpago trunco le cruza la mirada,
porque nadie protege esa vida que crece
y el amor se ha perdido
como un niño en la calle...

Carlos dijo...

Me olvidaba, por si te interesa, porque sé que te gustan y que pasas a verlas, he descargado nuevas fotos.

Beso vino. :)

guillermo elt dijo...

No, por nada en especial, solo porque si no lo fuera... o fuese... jeje... debería... o debiera... serlo.

Sin más que decir o comentar... y lo digo en serio.

Otro abrazo.

Carlos dijo...

Muchas gracias Guille, eres muy generoso en tus conceptos; si te lo cruzás al Flaco por España, avisale. :)

Un abrazo.

Patricia 333 dijo...

con astillas de luna se alimenta.


En Mexico hay tanto niño en la calle como en otras Ciudades , me parte el corazon cuando los veo con sus caritas sucias estirando las manitas para que les de uno dinero , un dia recori no se cuantas calles dando a los niños que veia una cajita de galletas y me decia a mi misma esto no bastara para calmar el hambre pero
cuando veia la carita con una sonrisa tratando de abrir la cajita para comerse las galletitas
sentia un poco de Paz

lloro al ver un niño con hambre y lloro al ver a un anciano pidiendo pan

Carlos , Carlos , Cralos DUELE

333 besos por que este escrito habla de lo que siento

Maya dijo...

Se me hizo el corazón trizitas...

maya

...flor deshilvanada dijo...

Que lindo que te acuerdes de un post mío!! :D

Este tema siempre me conmueve... bueno a nadie debería pasarle desapercibido y menos a los que están allá arriba, no?

Un besito, hasta el lunes, que tengas una feliz pascua!

Darilea dijo...

Quién olvide el hambre y la mirada extraviada de un niño, merece pocos regalos de la vida, por no decir ninguno.
Un besito, :-)

Carlos dijo...

Pato, si, el tema de las desigualdades y de las carencias es un fenómeno que no reconoce ciudadanías (desgraciadamente) pero cada una pude y debe aportar lo suyo para que la cosa cambie un poquito, con un granito de arena que cada uno aporte podemos hacer playas vastísimas.

Un gran beso.

Carlos dijo...

Hola Maya ("te vas y no te vas y cuando vienes...") :)

Yo vengo detrás tuyo recogiendo las trizitas de tu cuore, para que no se pierda ninguna.

Besote.

Carlos dijo...

Si, Evan, sabes a cual me refiero??

Los de arriba, aunque suene paradojal, frente al hambre de los niños hacen la vista "gorda".

Cómo el lunes, mañana no piensas pasar?? :)

Un besote.

Carlos dijo...

Así es Darilea, ninguno.

Un beso.

Carlos dijo...

Nanas de la cebolla (Miguel Hernández)

La cebolla es escarcha
cerrada y pobre:
escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla:
hielo negro y escarcha
grande y redonda.

En la cuna del hambre
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba.
Pero tu sangre,
escarchada de azúcar,
cebolla y hambre.

Una mujer morena,
resuelta en luna,
se derrama hilo a hilo
sobre la cuna.
Ríete, niño,
que te tragas la luna
cuando es preciso.

Alondra de mi casa,
ríete mucho.
Es tu risa en los ojos
la luz del mundo.
Ríete tanto
que en el alma al oírte,
bata el espacio.

Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea.

Es tu risa la espada
más victoriosa.
Vencedor de las flores
y las alondras.
Rival del sol.
Porvenir de mis huesos
y de mi amor.

La carne aleteante,
súbito el párpado,
el vivir como nunca
coloreado.
¡Cuánto jilguero
se remonta, aletea,
desde tu cuerpo!

Desperté de ser niño.
Nunca despiertes.
Triste llevo la boca.
Ríete siempre.
Siempre en la cuna,
defendiendo la risa
pluma por pluma.

Ser de vuelo tan alto,
tan extendido,
que tu carne parece
cielo cernido.
¡Si yo pudiera
remontarme al origen
de tu carrera!

Al octavo mes ríes
con cinco azahares.
Con cinco diminutas
ferocidades.
Con cinco dientes
como cinco jazmines
adolescentes.

Frontera de los besos
serán mañana,
cuando en la dentadura
sientas un arma.
Sientas un fuego
correr dientes abajo
buscando el centro.

Vuela niño en la doble
luna del pecho.
Él, triste de cebolla.
Tú, satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa
ni lo que ocurre.

Aldabra dijo...

¡que dolor, el que se tiene que sentir por hambre insatisfecha!, tiene que ser espantoso.

tú bien lo describes con palabras como: llaga, penitencia, temblor, figilia, desangre, astillas...

biquiños,

Carlos dijo...

Aldabra, debe ser por cierto una situación desgarradora; intolerable.

Lo dice muy bien Miguel Hernández.

Un beso.

Natasha dijo...

Hola guapo, ¿quién iba a decirme que entre tanto blogs que tienes este es tu blog principal o tu favorito? jajaja, pero pos, ya que esto aquí te diré que,

con lo qu e has escrito, me llegas y me tocas la llaga... y una vez más vuelvo a sangrar

Saludos y de nuevo te beso

Nat

Poetiza dijo...

Paso a saludar. Quiza tomen conciencia por estas fechas pero luego se les olvida.....Te dejo un beso. Cuidate.

©Torneo de Caballeros (Moderador) dijo...

Hola querido amigo blog.
Te invitamos a un blog único para blogs:

Duelos de Poesía
Ven y vota por tu Doncella o Caballero favorito.

Saludos y Gracias
Los Caballeros de la Dama de Cristal

Carlos dijo...

Nati, "reguapa" :) yo apelaba a la famosá intuición femenina pata suponer que ibas a venir directamente a este Blog, pero lo que cuenta es que has llegado. :)

Lamento haberte hecho sangrar, pero hay cosas que nos duelen a todos. (intento, cosa que no creo, cerrar la herida con un beso)

Vuelve.

Carlos dijo...

Hola Poetiza, si, suele pasar que algunas fechas nos sensibilizan más, pero este tema debiera ser preocupación de todos los días. Ojalá que los que más pueden tomen conciencia.

Un beso.

Carlos dijo...

Amigo Moderador, en mi condición de "Caballero", seguramente habré de votar por alguna doncella vulnerable, expuesta a las llamas del dragón, todo sea porque la Dama de Cristal no se astille. :)

Abrazos y reverencias.

Patricia 333 dijo...

Es tu risa la espada
más victoriosa.


333 Besos :)

Carlos dijo...

Pato, qué maravilla Miguel Hernández.

La risa de Alexa seguro que es así, no?? :)

Un beso grande.

Mar dijo...

Siempre escuché hablar a mi abuela del hambre como algo terrible. Ella tuvo la desgracia de pasarla durante un tiempo duro aqui en España. Pero la peor hambre siempre lo decía era la que pasó su madre, al no poder darles nada para llevarse a la boca.

Besos.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
...flor deshilvanada dijo...

Hola, Poe mío!!

...y si, era hasta el lunes nomás, es que ya no me conecto los domingos (salvo algún amigo que hable por radio... que si no estoy afuera prendo la compu para escucharlo).

Creo que se a cual te referís, al de Matías, que apareció una mañana de invierno y compartió una taza leche conmigo??

Un beso de Lunes fresquito, ay ya siento el invierno (esta noche estará para bolsita de agua caliente??).

Ana dijo...

Hola¡
Permiteme presentarme soy Ana administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme, anacect@gmail.com
Exitos con tu página.
Saludos
Ana

Carlos dijo...

Hola Mar, el hambre debe ser terrible en cada eslabón de la cadena, en el que lo padece y en el que ve a su gente padecer hambre, sin poder hacer nada para remediarlo. Esto ero lo que padecía Miguel desde la cárcel pensando en su mujer y su hijo.

Un beso.

Carlos dijo...

Hola Evan, si era el de Matías, yo te decía que lo recordaba porque en algún punto siento que ambos Blogs se conectan a partir del hambre de los niños.

Bolsa de agua caliente y gorro de lana con pompones. :) (no sé porqué me acorde de cierta bufanda inconclusa) :) :)

Un besote.

Carlos dijo...

Hola Ana, antes que nada gracias por pasar por mi casa; te diré que soy bastante fiaca para alistarme en tales cuestiones de difusión, sé que si tu crees que es mi Blog es valioso igual lo comentarás amistosamente con tus amigas. :)

Igual, por ahí te escribo.

Un beso.

Lúa dijo...

Es un poema desgarrador y hermoso. Muy cuidado en cada uno de sus versos. Me encantó leerlo, amigo. Dejo un beso enorme desde mi sur.

Carlos dijo...

Hola Lua, gracias por pasar y decir.

Si, estas cosas siempre nos desgarran y nos dejan un regusto amargo en la boca y en el alma.

Vaya un beso en dirección sur. :)

Carlos dijo...

DESPABÍLATE AMOR / Mario Benedetti

Bonjour buon giorno guten morgen
despabílate amor y toma nota
sólo en el tercer mundo
mueren cuarenta mil niños por día
en el plácido cielo despejado
flotan los bombarderos y los
buitres
cuatro millones tienen sida
la codicia depila la amazonia

buenos días good morning
despabílate
en los ordenadores de la abuela
onu
no caben más cadáveres de
ruanda
los fundamentalistas degüellan a
extranjeros
predica el papa contra los
condones
havelange estrangula a maradona

bonjour monsieur le maire
forza italia buon giorno
guten morgen ernst junger
opus dei buenos días
good morning hiroshima

despabílate amor
que el horror amanece

...flor deshilvanada dijo...

...y lo de la bufanda inconclusa me recuerda a un frasco de mermelada de narajas agrias que nunca mandé. Que buena memoria tiene este hombre, tendré que ponerme a cumplir mis promesas jajaja.

Ese post era en el blog de Carlos, que linda época.

Un beso enorme, poe de mi alma!

Carlos dijo...

Vangelita, lo del frasco de mermelada ni lo quise nombrar para que el sentimiento de culpa no te perimitiese cenar esta noche.

Si, me acuerdo que los escribiste en el Blog que tenías con Carlos, después Carlitos decidió bajarse del mundo.

Besote.

Tita dijo...

La pena es que aun existan esos niños que mueren de hambre,cuando los dignatarios de todos los paisen lo ven pasar,es indignante Carlos.

En la llaga del hambre cada dia...

Gracias por esa nana de la cebolla ,de mi paisano Miguel Hernandez gran personaje y digno de admiración con sus ideales fuertes hasta el final

Un besote para ti.

Rembrandt dijo...

Hay presentes que duelen hasta la médula. Que haya niños con hambre es imperdonable. Siempre pienso en los millones que se gastan en armamentos, en cosas intrascendentes para elevar egos, en cifras siderales para ciertos personajes … etc. Me pregunto alguno de ellos se acordará de los niños desnutridos, muertos de hambre, de frío, de tristeza de tanta tristeza?

Creo en las utopías pero a veces me cuesta mucho seguir pensando que algo pueda cambiar para mejor.

“… Evangelio de llanto con que ayuna
y en rigores de hambruna
con astillas de luna se alimenta.”

REM

Carlos dijo...

Gracias Ana dudo que la solución venga de los sinvergüenzas que nos gobiernan.

Un beso.

Carlos dijo...

Rem, no se puede ser feliz entre infelices y a pesar de ello hay delincuentes que malgastan el dinero sin el menor pudor.

Yo a esta altura de mi vida duda que alguna vez se solucione.

Un beso.