domingo, 23 de abril de 2017

Apenas penas

Apenas nos amamos, sin embargo
a nadie quise más ni tantas veces
y en todo permaneces,
igual que un exorcismo de letargo;
la boca germinal, el beso largo,
la siega de los panes y los peces,
el hambre de morder tus desnudeces
con ansias de descargo.
Ya ves, nada de ti, muy poca cosa,
el último retoño de la rosa
y el sueño del jazmín que ya no existe,
un poso de tenaz melancolía
y marzo que llovía
de un modo laboriosamente triste.

Del libro Llevarás en la piel.

19 comentarios:

Carlos dijo...

Tu mano que no fue sobre la mía.

Sandra Montelpare dijo...

Buen día, Carlos
Ya varias veces te comenté que hay palabras cuyos derechos exclusivos los compró la lírica. Aquí: germinal. Qué bien le sienta a boca, boca germinal. Guau! Las descripciones, cuando son en verso, tienen matices que nunca le va a poner la narrativa por más recursos estilísticos que use. Eso se lo da la tíranía de las comas que impone su propio ritmo dentro del poema.
Off topic: hay un error de concepto, míster. La enumeración del soneto no es poca cosa. Lo es todo. Menos mal que salió el sol si no da para atravesar el alambrado que separa el circuito de las vías del Belgrano y me inmolo! Tremendo y después me quejo porque a los alumnos se le enquilomban los pronombres.
Me voy a correr con un cartelito en la frente: "Handle with care".
Saludos van

Carlos dijo...

Muy buenos días Sandra, enttiendo lo que dices acerca del vocabulario poético y coincido contigo, aunque las palabras en definita dependen mucho del contexto en el que están insertas.

Me gusta eso de que leas mis sonetos en voz alto, porque yo también suelo hacerlo, de manera casi obsesiva, buscando la dencia musical interna del soneto. Por eso me sirve el tema de recitarlos en la radio para luego escucharlos y corregir algo si es necesario.

Y la enumeración del soneto puede ser mucha cosa o poca cosa, supongo que tras las rupturas, el remanente del sientimiento es altamente subjetivo.

Profe, le dejo dos besos, que no son poca cosa.

María Bote dijo...

Maravilloso soneto, Carlos. Es un lujo auténtico leerte, amigo POETA.

Felicidades y besos.

Carlos dijo...

María, vas a hacer que me ponga colorado. :)

Cuánto me alegra que que mis sonetos te gusten tanto.

Un beso grande.

tita dijo...

Mucho amor y una despedida triste,ya ves,muy poca cosa,el ultimo latido de la rosa,el amor es sublime,pero a veces termina asi,en nada.

Genial soneto Carlos y un lindo nombre y una imagen de soledad infinita,bellisima.

Un beso grande,para un poeta grande.

Carlos dijo...

Hola Ana, a veces los finales no son los que uno quisiera, igual, como digo siempre, yo trato de contar las historias desde un plano general, refiriendo aquellas cosas que suelen pasar de tanto en tanto entre dos personas que se aman o se han amado. (pinta tu aldea)

Creo que la imagen describe muy bien el contenido temático del soneto.

Un beso grande también para vos.

Francisca Quintana Vega dijo...

Magistral. Mi cordial saludo.

Carlos dijo...

Muchas gracias Francisca, valoro su comentario, sobre todo viniendo de su elevada sensibilidad.

Un saludo.

guillermo elt dijo...

Cuanto amor podríamos haber dado y recibido simplemente con que nos hubieran puesto... a penas, una mano sobre la nuestra.

Abrazzossssssssss

Carlos dijo...

Es cierto Guille, cuantas historias habrán quedado inconclusas por falta de audacia.

Y otras, apenas si fueron.

Un abrazo, cumpa.

Aldabra dijo...

un poema triste amoroso nostálgico musical...

con los tres primeros versos ya tengo suficiente para pensar un día entero o toda una vida...

precioso, de verdad.

y la ilustración me encantó.

biquiños,.

Carlos dijo...

Hola Aldabra, tanto tiempo.

Si es un poema triste, de esos para leer bajo la lluvia. Ya vendrán de los otros. (el próximo, te aviso, viene de sirenas) :)

La ilustración es muy bella.

Un beso.

Rembrandt dijo...

“Apenas nos amamos, sin embargo
a nadie quise más ni tantas veces
y en todo permaneces….”

Elijo estos versos porque son simplemente los primeros, ya que todo del comienzo al final me ha fascinado.
Su apenas penas ha quedado guardado donde ud. ya sabe.

Estimadísimo poeta que tenga un muy buen comienzo de semana.

Lo beso

REM


Carlos dijo...

Ese cofrecito (que yo sé) debe estar al borde de colmarse. Una de dos, o compras uno más grande o dejas de coleccionar algunos poemas míos. :)

Te beso.

Ch.

Rembrandt dijo...

Siempre habrá un lugar, mi cofre no tiene tiene limites para sus poemas.

REM

Carlos dijo...

Hay corazones que son como cofres inagotables.

Tita dijo...

Dificil destacar algo en este soneto ,cada letra es una belleza.

Siempre es un lujo volver a ellos tantas y tantas veces.

Un besote.

Carlos dijo...

Gracias Ana, siempre es grato verte pasar por casa.

Cuidate.

Un beso grande.