viernes, 11 de agosto de 2017

Desgaje

Se deshacía en mis manos
con notarial fatalismo,
pulpa de frutos amargos
de castidad y delirio.
Eran carbones sus labios
de un rojo fuego encendido,
en la vigilia del llanto
y en el umbral del estío.
Se deshacía en mis manos,
humo, tizón, espejismo,
como la estela de un barco.
Nada retuve conmigo. ©

Del libro Oceanario
Recitado en Radio UAI

4 comentarios:

Carlos dijo...

Nada retuve conmigo...

Carlos dijo...

Réquiem / Silvio Rodríguez

https://www.youtube.com/watch?v=hPmdjDh460Y

Rembrandt dijo...

“…Eran...”

La sola palabra lo expresa todo.
De lo que fue nada queda.
Así es la vida, así el amor.

Melancólico quizás, pero hermoso en su tristeza.

(Maravilloso Silvio)

REM

Carlos dijo...

No todo termina hay cosas que persisten en el tiempo indefinidamente.

Ch.