jueves, 2 de febrero de 2017

Carta del ex novio de Cenicienta después del episodio del príncipe azul, el zapatito y el fallido matrimonio de palacio

Ya ves, no te reprocho ni me quejo
ni firmo pagarés de furia vana,
no apedreo el cristal de tu ventana,
ni atravieso el espejo,
no condeno tu dicha ni festejo
tenerte ni tan cerca ni lejana,
no maldigo tu pie de porcelana,
ni te doy un consejo.
Apenas si menciono, Cenicienta, 
que de tanto jugar al artificio
del príncipe encantado,
te dolerá mi amor más de la cuenta,
nadie olvida de oficio.
Elegiste al marido equivocado. ©

Del libro Oceanario.

17 comentarios:

Carlos dijo...

te dolerá mi amor más de la cuenta...

Rembrandt dijo...

“…no se olvida de oficio…"

Absolutamente cierto aunque duela a veces es mejor dejarlo así. Cenicienta algún día… quizás… piense, podría haberlo hecho mejor …

Además de gustarme el soneto, me encanta el título largo, no se porqué pero es así, tipo La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada. Genial, no?

Lo beso y le dejo al Maestro Dylan y la bella Joan.

REM

“…así que sólo diré que te vaya bien;
no estoy diciendo que me trataras mal…”

https://youtu.be/zj_-rW_rTaY

Tita dijo...

Me encanta Carlos,deliciosas las catorce lineas de este soneto.

A veces no es bueno jugar,por que las equivocaciones suelen jugar malas pasadas.

Un besote.

Carlos dijo...

Rem, yo creo que Cenicienta la pifió yéndose del palacio aquella noche, a partir de allí todas sus decisiones fueron equivocadas y por cierto, nadie olvida de oficio.

La verdad es que es la primera vez que utilizo un título tan largo, por el contrario siempre trato de encontrar un nombre corto y contundente. Igual me gusta mucho este título.

Besola.

Carlos dijo...

Hola Ana, viste, mucho zapatito, mucha carroza de calabazas, mucho conjuro de hada madrina y al final se quedó sin nada. :)

Un beso grande.

Carlos dijo...

no se olvida de oficio...

Anónimo dijo...

Junto al viento
dentro de tus ojos
me quiebro

soy tu hembra salvaje
tu flor de belladona.

Incito la llama,
un pájaro con plumas de oro
me persigue.

Carlos dijo...

Por Dios, no hay ni una sola metáfora coherente, como pueden creer que escribiendo barbaridades ininteligibles poseen vuelo poético.

Decálogo de la poesía / Octavio Paz

1) "El poema es inexplicable, no ininteligible".

Tu nombre es un pez esdrújulo
bogando en un cenagal
de lilas fosforescentes.
Tu nombre aletea como un pterodáctilo
con gripe, acosado
por dos golondrinas mugrientas.
Tu nombre, ay tu nombre, no quiero ni pensar en tu apellido.

Autor anónimo.





Carlos dijo...

Elegiste al marido equivocado...

Carlos dijo...

Tu nombre es una tira de asado,
vuelta y vuelta,
en la brasa ancestral de lla parrilla,
un chinchulín al viento,
el fractal de una molleja media cruda.
entre un apio y un tomate.
Tu nombre me da hambre.



Tita dijo...

Mi recuerdo para hoy Carlos ,disfrutalo y pasalo superbién que todo salga a la perfeción y a partir de hoy todo sean buenas noticias,que sera tu mayor premio.

Un abrazo grande y un beso.

Francisca Quintana Vega dijo...

Hola, Carlos. Siempre bellos tus sonetos. Recuerda que, al final, el príncipe la encontró de nuevo...y comieron perdices. Jaja..

Carlos dijo...

Gracias Ani, salió maravilloso, a sala completa, puro disfrute. Y allí estuviste. Besote,

Carlos dijo...

Francisca, eso es lo que cuentan, en realidad el príncipe se casó con una hermanastra de Cenicienta, esta se casó con un coso rantifuso, pero nunca pudo olvidar al amor de su vida. Ahora se ha convertido en una oscura poetisa de vanguardia a la que no se le entiende nada. 😄

Alma dijo...

Sin reproches, sin enojo, sin culpas..., aunque se esconda un pero.

Carlos dijo...

Alma, siempre queda cierto resquemor cuando el amor se parte.

Carlos dijo...

Hola Tania, siempre es grato verte leyendo.